Fernanda Matarrita Chaves. 5 julio
Desde el 19 de junio Alajuelita está en alerta naranja, sumándose así a Desamparados, Pococí, Upala, Peñas Blancas de San Ramón, Los Chiles, entre otros. Fotos: Mayela López
Desde el 19 de junio Alajuelita está en alerta naranja, sumándose así a Desamparados, Pococí, Upala, Peñas Blancas de San Ramón, Los Chiles, entre otros. Fotos: Mayela López

El alcalde de Alajuelita, Modesto Alpízar, se opone a la apertura de un albergue para los habitantes de su cantón que resulten positivos con covid-19 y que no cuenten con las condiciones para aislarse en su hogar.

Luego de que la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) inició trámites para instalar albergues en cinco cantones, únicamente para atender a vecinos de cada comunidad, el alcalde alegó que la CNE traerá personas de otros municipios.

Alpízar dijo que diferentes administraciones “dicen una cosa y terminan haciendo otra”.

“La posición es que no podemos permitir la apertura de un albergue. Ya tenemos suficientes problemas para traer más. Eso es muy general. El cantón no lo va a permitir. Vamos a hacer lo que a nuestro alcance esté”, declaró el alcalde cuyo cantón está en alerta naranja.

Ante el incremento de casos de coronavirus en varios cantones, la CNE se movió para asegurar espacios idóneos para eventuales casos positivos no enfermos, es decir, contagiados que no presentan síntomas, y “que han sido únicamente detectados en comunidades de los cantones donde pertenecen”.

Así lo expone una carta enviada por el presidente de la CNE, Alexander Solís Delgado, a la ministra de Educación Giselle Cruz, en la cual solicita el permiso para hacer uso del Colegio Técnico Profesional de Alajuelita, para allí habilitar un albergue.

En la misiva, también solicita autorización para implementar lugares de aislamiento en centros educativos de San Carlos, Los Chiles , Guatuso y La Cruz.

Tras conocer esta información, el alcalde de Alajuelita, Modesto Alpizar, manifestó en sus redes sociales que le preocupaba que “Alajuelita sea utilizada para traer personas que lamentablemente han sido afectadas por la covid-19 en otros cantones, tomando en consideración que en esos momentos difíciles Alajuelita no cuenta con la capacidad ni el lugar adecuado para atender esta grave situación”.

Consultada la CNE sobre el uso que se le daría al espacio dispuesto en Alajuelita, Sigifredo Pérez, jefe de Operaciones de la Comisión, explicó que se han acercado a algunos comités municipales para tener habilitados albergues que se usarían para resguardar a personas habitantes del cantón que salieran positivas por covid-19 y que requirieran atención particular, debido a que el lugar en el que viven no reúne las condiciones sanitarias para hacer el aislamiento.

“Esto se da dentro del marco no solo de atención de la emergencia, sino dentro del marco de la humanidad. Aparte de eso, (se busca) que esa persona quede en condiciones seguras para evitar mayor contagio dentro del cantón”.

Hace un par de semanas, en Alajuelita se informó que tras la realización de una fiesta 17 personas resultaron contagiadas con covid-19. El fin de semana anterior, La Fuerza Pública intervino una celebración de 15 años en la que participaban unas 70 personas. Foto: Cortesía.
Hace un par de semanas, en Alajuelita se informó que tras la realización de una fiesta 17 personas resultaron contagiadas con covid-19. El fin de semana anterior, La Fuerza Pública intervino una celebración de 15 años en la que participaban unas 70 personas. Foto: Cortesía.

“En esa perspectiva le propusimos a comités tener espacio físico habilitado que, en caso de ser necesario, pueda utilizarse para poner en cuarentena o aislamiento a estas personas positivas.

“La primera condición que maneja el Ministerio de Salud es que la persona positiva haga aislamiento en su casa en las condiciones que le permita. Así lo hemos manejado a lo largo de estos tres meses en todos los cantones.

“Sin embargo, en cantones donde tenemos contagio que ha ido creciendo hemos hablado con los comités municipales de emergencia para eso: habilitar algún espacio físico en caso de que se requiera para aislar miembros de su misma comunidad que requieran un aislamiento en condiciones particulares, para evitar mayor tasa de contagio a lo interno del cantón”, explicó Pérez.

El jefe de operaciones agregó: “Con esa dinámica se ha planteado a todos los comités. Si se habilitan albergues en los cantones no tendríamos necesidad de mover casos positivos de un cantón a otro. La idea es que cada cantón tenga su lugar de aislamiento”.

Con relación a la preocupación del alcalde del ayuntamiento alajueliteño, Sigifredo Pérez expresó que el mensaje de habilitar albergues únicamente para ser usados por personas vecinas del cantón que lo requieran, le parece muy claro.

“No veo de dónde pueda darse la confusión de que vamos a habilitar un espacio para traer gente de todo lado para meterla en Alajuelita. No es así como lo estamos planteando”, aseveró.

Modesto Alpizar Luna es alcalde de Alajuelita por segunda ocasión. Foto: Archivo LN
Modesto Alpizar Luna es alcalde de Alajuelita por segunda ocasión. Foto: Archivo LN

En tanto, el alcalde cree otra cosa: “Esa es la historia de siempre. (Dicen que) es solo para los vecinos del cantón; que los grandes proyectos de vivienda son solamente para gente que vive en el cantón y al final traen gente de todo lado. Eso sería lo que se puede presentar en esta eventualidad. Por eso estamos opuestos a que aquí se abra un albergue”.

Modesto Alpízar también mencionó que una de sus preocupaciones es “que por publicaciones de unos medios supo de la solicitud de 13.000 nicaragüenses que quieren que Costa Rica los reciba para tener alguna opción en cuanto a salud”.

“Con un albergue aquí habilitado a muchos de esos nos los van a endosar aquí. Es toda una realidad. Y no crea que porque ahora que el país no se está abriendo (fronteras)... esa gente va a ingresar por cualquier parte. Ya estando aquí en Costa Rica enfermos, si nosotros tenemos un albergue aquí nos los van a traer”, sentenció.

Lo dicho por el alcalde sobre la solicitud surge a partir de una carta enviada por un organismo de derechos humanos de Nicaragua (Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos) que sugería la apertura de un corredor humanitario en la frontera para asistir nicaragüenses. La Cancillería de la República calificó de “inviable e irrealista” esta posibilidad.