Política

Venezuela elimina seis ceros a su moneda y anuncia nuevos billetes

Medida será ejecutada por el Banco Central y entrará en vigor el 1.° de octubre. Se trata de la tercera reconversión en el país suramericano en 13 años

Caracas. Venezuela eliminará a partir de octubre seis ceros a su moneda, el bolívar, en medio de una alta inflación que la despojó de su valor dando paso al uso generalizado del dólar, dijo este jueves el Banco Central (BCV), que también anunció un nuevo cono monetario.

Se trata de la tercera reconversión en Venezuela en 13 años. El fallecido presidente Hugo Chávez eliminó en el 2008 tres ceros a la moneda. Su sucesor, Nicolás Maduro, hizo lo mismo en agosto de 2018 y suprimió cinco ceros.

En total, se han eliminado 14 ceros al bolívar.

“A partir del 1.° de octubre del 2021 entrará en vigencia el Bolívar Digital, al aplicar una escala monetaria que suprime seis (6) ceros a la moneda nacional. Es decir, todo importe monetario y todo aquello expresado en moneda nacional, se dividirá entre un millón (1.000.000)”, informó el ente bancario en un comunicado.

La decisión busca “facilitar” el uso de la moneda, llevándolo a “una escala monetaria más sencilla”, continuó el texto.

Un nuevo cono monetario con cinco nuevos billetes de 5, 10, 20, 50 y 100 bolívares y una moneda de 1 entrarán en vigencia en esa fecha, informó el ministro de Comunicación e Información, Freddy Ñáñez, por Twitter.

Esto ocurre en medio de una galopante inflación que ha pulverizado el valor del bolívar. La inflación acumulada entre enero y mayo fue de 264,8%, según el BVC, que suele presentar retrasos en sus reportes económicos.

El 2020 cerró con 2.959,8% de inflación acumulada y el 2019 con 9.585,5%, de acuerdo con el propio ente bancario.

‘Decisión esperada’

“Se ejecuta lo que era una decisión esperada”, indicó el economista César Aristimuño, director de la firma Aristimuño Herrera & Asociados.

“Por sí sola, la misma era necesaria (...), los procesos de facturación y los procesos contables de las empresas ya eran prácticamente imposibles”, apuntó.

Los montos de los bienes son tan astronómicos, que en las calles es común escuchar a las personas hablar de “miles” en lugar de “millones” al momento de comprar.

“La reconversión no acabó con la hiperinflación, por el contrario, aceleró, profundizó la destrucción del bolívar”, aseguró Ángel Alvarado, exdiputado y miembro del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), cercano a la oposición.

El OVF da cuenta de una inflación de 333% entre enero y junio de este año, y una inflación de 2.616% en los últimos 12 meses.

“El problema es la hiperinflación”, aseguró Alvarado en un video difundido por Twitter.

En Venezuela, el efectivo escasea y es usual ver largas filas en los bancos. Así, el bolívar terminó siendo sustituido por el dólar, que se ha convertido en la moneda de facto en el país.

Cada vez es más común que los precios en cualquier comercio estén reflejados en dólares y los pagos se hagan en divisas. Para pagar en moneda local se hace normalmente a través de tarjeta de débito o transferencia bancaria.

‘Quedar en lo mismo’

Pese al anuncio de una nueva familia monetaria, el Banco Central agregó al bolívar el calificativo “digital” como resultado de la “transformación de la moneda nacional en su formato digital”, según el comunicado.

Maduro ha impulsado la “digitalización total” de los pagos en Venezuela, incluido el transporte público, actualmente el único sector donde impera el bolívar en efectivo.

Para venezolanos como Marisela López, vendedora de hortalizas en el mercado de Catia, zona popular al oeste de Caracas, la nueva reconversión es más de lo mismo.

“Vamos a quedar en lo mismo. Suben los ceros, bajan los ceros, es como un juego, pero la actividad de la economía sigue igual”, contó López, de 34 años.

Aunque “conveniente”, destacó Aristimuño, no se trata de una medida milagrosa.

“No podemos esperar milagros económicos de esta decisión tomando en consideración que (...) viene sin anuncios económicos de fondo” que a su vez traigan consigo “la disminución de la inflación” y “un crecimiento en el producto interno bruto”, explicó.

Venezuela está sumida en la peor crisis de su historia reciente y transita su octavo año consecutivo de recesión.

En agosto del 2018 entró en vigencia el cono monetario actual después de que el presidente Nicolás Maduro anunciara el mes anterior la eliminación de cinco ceros a la moneda local para “facilitar transacciones”. Ese cono monetario se amplió por última vez en marzo pasado.