AFP. 7 enero
Una barrera de acero se erige en la frontera entre México y Estados Unidos, propiamente a su paso por Sunland Park, Nuevo México.

Washington. Ante la fuerte resistencia del Congreso, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que podría utilizar sus poderes de emergencia para construir cientos de kilómetros de muro en la frontera sur para impedir que migrantes crucen de manera ilegal al país desde México.

Trump podría declarar una emergencia nacional, citando lo que la administración considera una “crisis” en la frontera, después de que casi 103.000 personas fueran detenidas en octubre y noviembre tras haber entrado a Estados Unidos de manera ilegal.

Pero intentar construir el muro de esta forma enfrentaría una serie de barreras legales significativas.

El Acta Nacional de Emergencias habilita al presidente a declarar la emergencia nacional siempre que haya una razón específica para ello.Eso permite que a continuación se activen cientos de poderes de emergencia latentes bajo otras leyes.

Estos habilitan a la Casa Blanca a declarar la ley marcial, suspender libertades civiles, ampliar las fuerzas armadas, embargar propiedades y restringir el comercio, las comunicaciones y las transacciones financieras.

De todas formas, los poderes no son ilimitados y pueden ser bloqueados por el Congreso y la Justicia.

Durante la Guerra de Corea, en 1952, el presidente Harry Truman intentó quedarse con el control de las fábricas de acero estadounidenses para que siguieran produciendo ante una inminente huelga nacional por parte de los trabajadores de la industria.Las compañías del sector llevaron el caso a la Corte Suprema, que determinó que tenían razón y aseguró que los poderes de emergencia del mandatario no le permitían confiscar plantas bajo control privado para evitar una huelga.

Todos los presidentes recientes utilizaron la ley de emergencias y actualmente hay más de dos docenas de estados de emergencia activos, renovados anualmente.

El presidente George W. Bush la invocó después de los ataques de al-Qaeda del 11 de setiembre del 2001 para ampliar las Fuerzas rmadas más allá del presupuesto y para llevar adelante vigilancia secreta y emplear métodos de interrogatorio con detenidos que han sido denunciados ampliamente como tortura.

El presidente Barack Obama recurrió a ella para declarar la emergencia enel 2009 por la amenaza de la gripe porcina y le dio así mayores poderes a las autoridades y hospitales para actuar con rapidez ante el estallido del brote.

Más recientemente, la legislación se usó en acciones contra otros países.Desde 1979 está en vigor el acta que restringió el comercio con Irán. Otra, de 2006, bloquea la propiedad de personas acusadas de socavar la democracia en Bielorrusia.Si Trump declara una emergencia nacional podría desplegar más personal en la frontera.

¿De dónde saldría el dinero?

Pero para construir el muro aún necesitaría los miles de millones en fondos.Una ley de emergencia permite al presidente ordenar “proyectos de construcción militar” utilizando fondos disponibles en el presupuesto militar.

¿Pero el muro podría ser considerado un proyecto “militar”? Hay fuertes restricciones para que las Fuerzas Armadas estadounidenses y sus fondos sean utilizados por motivos locales y no de defensa, aunque algunas leyes de emergencia a veces lo permiten.

Agentes estadounidenses patrullaban la frontera con México a lo largo del parque de la Amistad en San Ysidro, California.

Más aún, construir el muro requeriría tomar el control de tierras de propiedad privada que limitan con gran parte de la frontera, lo que podría llevar a batallas legales de años con sus propietarios.

El Acta Nacional de Emergencias le da derecho al Congreso a desafiar de manera inmediata una declaración de emergencia presidencial.

Dado que el Congreso ya se negó a financiar el muro, este rechazo seguramente sería rápidamente aprobado en la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata. El Senado, controlado por los republicanos, tendría que decidir luego si está de acuerdo con la invocación de los poderes de emergencia para construir un muro para el que no le dieron dinero.

“Eso es imposible”, dijo el domingo el congresista demócrata Adam Schiff."Si Harry Truman no pudo nacionalizar la industria del acero durante la guerra, este presidente no tiene el poder de declarar una emergencia y construir un muro multimillonario en la frontera", consideró.