Política

Ortega es proclamado candidato a la reelección para un cuarto mandato sucesivo en Nicaragua

El Frente Sandinista aprobó por unanimidad la candidatura para la reelección de Ortega, junto con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo

Managua. El congreso del gobernante Frente Sandinista, en Nicaragua, aprobó este lunes por unanimidad la candidatura a la reelección presidencial de Daniel Ortega, para un cuarto mandato sucesivo en las elecciones de noviembre junto con su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo.

“Tenemos nuestra fórmula, nuestros candidatos electos en este congreso por unanimidad”, Ortega y Murillo, anunció el militante sandinista Gustavo Porras, durante el congreso del FSLN.

La pareja presidencial fue ratificada por los 2.932 miembros presentes en el congreso sandinista, máximo órgano de consulta del FSLN, en una sesión virtual efectuada en Managua, a pocas horas de vencer el plazo para la inscripción de candidatos ante el Consejo Supremo Electoral (CSE).

Ortega, de 75 años y quien gobierna Nicaragua desde 2007 tras dos reelecciones sucesivas que la oposición calificó de “fraudulentas”, buscará asentarse en el poder hasta 2027, junto con Murillo, de 70 años y quien lo compaña en la vicepresidencia desde 2017.

Ortega y Murillo se enfrentarán en los comicios a un exjefe de la desaparecida contrarrevolución, Oscar Sobalvarro, de 68 años, y a una exreina de belleza, Berenice Quezada, de 27 años, quienes fueron inscritos como la fórmula presidencial del principal bloque opositor, Alianza Ciudadanos por la Libertad (CxL, de derecha).

La candidatura a la reelección de Ortega y Murillo fue lanzada luego de que la policía arrestara a siete posibles aspirantes a la presidencia de la oposición, entre ellos Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997) y quien figuraba como favorita en las encuestas para enfrentar a Ortega.

El congreso sandinista también validó la nominación de los 92 diputados propietarios y suplentes del FSLN para la Asamblea Nacional y 20 para el Parlamento Centroamericano.

La Unión Europea (UE) sancionó este lunes con restricciones migratorias y financieras a Murillo, a su hijo Juan Carlos y a otros seis funcionarios del gobierno por su responsabilidad en las "graves violaciones de los derechos humanos" en Nicaragua.

La medida se suma a otras tomadas por Estados Unidos y Canadá contra funcionarios del gobierno de Ortega, en protesta por la represión que mantiene contra sus opositores desde el estallido de las manifestaciones antigubernamentales de 2018.

Compite casi sin oposición

El partido sandinista planea competir en los comicios de noviembre sin una fuerte oposición, luego de que la policía arrestara entre junio y julio a siete aspirantes a la presidencia.

Una de ellos es Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), quien figuraba como favorita para vencer al FSLN.

Los opositores son acusados en su mayoría de “traición” a la patria, al amparo de una polémica ley aprobada en diciembre pasado por petición del gobierno, la cual castiga con entre 10 y 15 años de cárcel a quienes promuevan la injerencia extranjera y apoyen las sanciones internacionales.

La mayoría de los aspirantes detenidos habían acordado someterse a la selección de un candidato único de oposición bajo las banderas de la Alianza Ciudadanos por la Libertad (CxL, derecha), pero los cargos en su contra los inhibieron de participar.

Ortega ha acusado a los opositores presos de "terroristas" y "mercenarios" al servicio de Estados Unidos.

Con sus contrincantes en la cárcel, el partido sandinista se dispone a enfrentar a una derecha divida principalmente en dos bloques: la alianza CxL, debilitada por el arresto de casi todos sus precandidatos, y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), segunda fuerza parlamentaria que ha sido señalada de colaborar con el gobierno.

Exguerrillero y modelo en la oposición

Con sus precandidatos presos, CxL optó por elegir como su fórmula presidencial a una controvertida pareja integrada por el exguerrillero de la denominada "Contra" Oscar Sobalvarro, de 68 años, y la ex reina de belleza Berenice Quezada, de 27 años.

Ambos fueron los primeros en inscribirse este lunes ante el CSE.

"Esperamos que cese el asedio y la represión" contra los opositores para que la campaña electoral se desarrolle de manera tranquila, demandó Sobalvarro al salir de la sede del CSE.

Conocido como "comandante Rubén", Sobalvarro fue uno de los jefes de la desaparecida contrarrevolución que Estados Unidos financió contra la Revolución Sandinista en los años 80. Funge además como primer vicepresidente de la CxL.

Quezada, una modelo sin trayectoria política que ganó el certamen Miss Nicaragua en 2017, abogó por su parte por la liberación de los "presos políticos" del gobierno.

La fórmula anhela conquistar el voto antisandinista, pero algunos ciudadanos en las redes sociales dicen que son aliados del gobierno, porque no fueron detenidos como el resto de opositores.

"Los dejaron inscribir porque pertenecen al (círculo) de Daniel (Ortega)", reprochó en las redes Oswaldo Romero. "Cómplices y pactistas", denunció otro, de nombre Leonardo Sandoval.

En horas de la tarde se espera la inscripción de los candidatos del FSLN y el PLC.

Nicaragua, de 6,5 millones de habitantes, elegirá en noviembre al presidente, vicepresidente, 92 diputados nacionales y 20 diputados del Parlamento Centroamericano.