Política

El origen de José Antonio Kast, el candidato de ultraderecha que defiende la dictadura de Pinochet

La familia Kast emigró desde Alemania luego de la II Guerra Mundial, creó un negocio de embutidos y dio trabajo a la comunidad de Paine. A partir de 1973, apoyaron al régimen de Augusto Pinochet

Paine. Entre campos de cultivo y viñedos, 30 km al sur de Santiago, se ubica la localidad de Paine, cuna de la familia del ultraderechista José Antonio Kast, un defensor de la dictadura de Augusto Pinochet que el domingo disputará la presidencia de Chile.

Menor entre 10 hermanos, Kast nació en 1966 en una familia de migrantes alemanes que llegaron a Chile tras la II Guerra Mundial. Su madre, Olga Rist, era abogada. Su padre Michael Kast, se alistó en el ejército nazi cuando tenía 18 años y era obligatorio, según cuenta Rist en su libro “Misión de amor”. Ambos están fallecidos.

“¿Por qué le ponen el adjetivo nazi?”, preguntó Kast en una entrevista en 2018 en la que se le consultó por el pasado de su padre. ”Cuando hay una guerra y hay un enrolamiento obligatorio, un joven de 17 o 18 años no tiene opción de decir: ‘yo no voy’, porque le hacen un juicio militar y le fusilan al día siguiente”, agregó entonces.

Además de soldado, medios alemanes publicaron recientemente una ficha de filiación al partido nazi en 1942 con el mismo nombre, fecha y lugar de nacimiento de Michael Kast, aunque no se ha podido comprobar efectivamente que sea su padre.

Sus padres y sus dos hermanos mayores, Miguel y Bárbara, se asentaron en Paine en 1951 y construyeron un negocio de embutidos al que llamaron “Bavaria”, con fábrica y varios restaurantes. Dieron trabajo a muchos vecinos de este pueblo, rodeado de polvorientos caminos. Crearon una comunidad de 35 familias trabajadoras dentro del predio de la fábrica y con el paso del tiempo, los propios hijos de Michael, incluido José Antonio, participaban de las actividades.

“Paine tenía menos población que ahora. Bavaria era una fuente laboral muy importante”, relata Marco Antonio Muñoz, de 60 años, quien trabajó 10 años allí. En la plaza de Paine, cuenta que votará este domingo por Kast, a quien solía ver en la iglesia del pueblo los domingos en que el candidato, un abogado de 55 años, acudía junto a su mujer y sus nueve hijos.

"La familia Kast acá es bien querida, a su gente la trata bien", agrega.

‘Miedo’ al pasado

Kast, opuesto al aborto, anticonceptivos y al matrimonio igualitario, obtuvo en Paine en primera vuelta el 31,8% de los votos frente al 26,5% de su rival en el balotaje, el joven diputado izquierdista Gabriel Boric. La diferencia fue menor en la votación general: Kast obtuvo el 27,9% de los votos ante el 25,8% de Boric.

Sylvia Vargas, ama de casa de 78 años, afirma que trabajó, vivió y creó una familia por 24 años en los predios de Bavaria. Fueron “buenos patrones”, dice. Pero todo cambió dos días después del golpe de Estado del dictador Augusto Pinochet, el 11 de septiembre de 1973.

Su hermano, Pedro Vargas, extrabajador de Bavaria, fue arrestado tras el golpe de Estado mientras hacía fila para comprar pan. Forma parte de los más de 3.200 ejecutados o detenidos desaparecidos que dejó el régimen militar.

Ella, embarazada de nueve meses, fue a pedir ayuda a Michael Kast para sacarlo de la comisaría del pueblo gracias a su relación con el capitán, pero él se negó.

“Don Miguel me dijo: ‘No Sylvia, esto es de vida o muerte’. ‘¿Por qué?’, le dije yo; ‘¿Don Miguel qué pasa?’. Me dijo: ‘esto es una guerra’”, recuerda.

Su hija, Sylvia Sosa, nacida ese mismo día, dice que cuando ve las propuestas de Kast escucha a su madre decir: “tengo miedo”.

Cree que Pinochet votaría por él

Kast defiende públicamente a Pinochet y considera incluso que si estuviera vivo, el exdictador votaría por él. Parte de su familia participó en la dictadura, declaró a la AFP el periodista Javier Rebolledo, autor del libro “A la sombra de los cuervos”, sobre los cómplices del régimen pinochetista.

“Los que cumplen un rol fundamental en la dictadura son (sus hermanos) Christian y Miguel, y Michael, que era el papá”, dijo. José Antonio tenía siete años en 1973.

Michael prestó su camión en los primeros días tras el golpe a la policía de Paine y murió en 2014 aún en calidad de investigado. Presuntamente ese vehículo se utilizaba para detenciones, traslados y desapariciones.

Christian declaró como testigo haber estado en la comisaría de Paine sólo para llevar comida en momentos que había detenidos y torturados en su interior. Sin embargo, sobrevivientes lo ubican en golpizas, caravanas de detenidos e incluso ejecuciones, según declaraciones judiciales.

Miguel, primogénito de la familia, fue ministro de Pinochet en la cartera de Planificación, Trabajo y Previsión Social; presidente del Banco Estado y uno de los economistas chilenos titulados en la Universidad de Chicago que urdieron el actual modelo neoliberal del país.

Con esos cimientos familiares, José Antonio Kast —quien estudió en Santiago, en el Colegio Alemán y se egresó como abogado en la Universidad Católica— fue concejal y de 2001 a 2017 diputado. Ahora podría convertirse en presidente, en su segundo intento, luego de obtener en el 2017 el 7,93% de los votos.