AFP . 23 marzo
Nicolás Maduro habló ante miles de seguidores que marcharon este sábado hasta el palacio de gobierno, en Caracas. Aseguró que el partido del presidente Juan Guaidó, Voluntad Popular, puso en marcha un plan para matarlo. Foto: AP.
Nicolás Maduro habló ante miles de seguidores que marcharon este sábado hasta el palacio de gobierno, en Caracas. Aseguró que el partido del presidente Juan Guaidó, Voluntad Popular, puso en marcha un plan para matarlo. Foto: AP.

Caracas. Nicolás Maduro denunció este sábado que fondos estatales bloqueados por sanciones internacionales financian planes “terroristas” y acusó al líder opositor Juan Guaidó y a su partido político de un fallido complot para asesinarlo.

“Al títere diabólico le acabamos de desmantelar un plan, que dirigía él personalmente, para matarme”, dijo Maduro ante miles de chavistas que marcharon hasta el palacio de gobierno en Caracas, refiriéndose a Guaidó, jefe del Parlamento reconocido por más de 50 países como presidente interino de la nación petrolera.

El líder del régimen chavista aseveró que el partido de Guaidó, Voluntad Popular, “maneja millones de dólares a manos llenas” en esa conspiración.

Maduro calificó de “grupo terrorista” a esa organización, fundada por el dirigente opositor en arresto domiciliario Leopoldo López. “No nos temblará el pulso para que estos malandros (delincuentes) vayan a la cárcel uno por uno”, advirtió.

Antes del discurso del gobernante, en una declaración televisada, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, aseguró que “información de inteligencia” reveló que “sicarios” reclutados en El Salvador, Guatemala y Honduras fueron enviados a la vecina Colombia para entrar a Venezuela.

Rodríguez acusó a Roberto Marrero, arrestado jefe de despacho de Guaidó, de fungir como “gran organizador” de la supuesta operación, que tendría entre sus objetivos “asesinatos selectivos” y “sabotajes” a servicios públicos.

El funcionario difundió capturas de pantalla de supuestas conversaciones vía WhatsApp entre Marrero y Guaidó en las que se habría coordinado -dijo- usar $1.000 millones en fondos bloqueados para financiar grupos irregulares con apoyo del gobierno del presidente colombiano, Iván Duque.

Leyendo un fragmento de esos presuntos contactos, Rodríguez aseveró que Marrero se comunicó con Guaidó tras comprometerse a entregar “entre $500 y $700.000 diarios” a “sicarios”: “Le dice el señor Marrero al señor Guaidó: Pídele a Duque, suponemos que se refiere a Iván Duque (...), una ONG para canalizar los fondos”.

El ministro denunció que cuentas en Banesco Panamá y Bank of America estarían siendo utilizadas para ello.

Al ratificar la denuncia de Rodríguez, Maduro anunció que un jefe paramilitar colombiano fue capturado en Venezuela, pero no lo identificó.

Guaidó pide a la comunidad internacional mantener presión contra el gobierno de Maduro con sanciones, que según Rodríguez han provocado el bloqueo de unos $30.000 millones.

El opositor se proclamó ante una multitud el pasado 23 de enero después de que el Legislativo declarara “usurpador” a Maduro, alegando que su reelección fue fraudulenta.

En su cerco al gobierno chavista, Estados Unidos tomó medidas financieras contra Venezuela y la estatal petrolera PDVSA; y embargará a partir del 28 de abril la producción de crudo del país.

Marrero, de 49 años, fue arrestado en la madrugada del jueves por el servicio de inteligencia en su residencia de Caracas.

Elliott Abrams, representante de la Casa Blanca para la crisis venezolana, expresó que la administración de Maduro “va a aprender que esos acontecimientos tienen resultados inmediatos y duros”.