7 enero, 2016
Un policía le quitó las esposas al general retirado Manuel Benedicto Lucas García.
Un policía le quitó las esposas al general retirado Manuel Benedicto Lucas García.

Ciudad de Guatemala. AFP. Las fuerzas de seguridad de Guatemala capturaron este miércoles a 18 militares retirados bajo cargos de desaparición forzada y delitos contra los deberes de la humanidad, cometidos durante la guerra civil (1960-1996).

La fiscala general, Thelma Aldana, dijo que los militares están acusados de participar en al menos 88 masacres de indígenas durante el conflicto armado interno, sobre todo en el departamento de Alta Verapaz.

Añadió que cuatro de los militares en situación de retiro fueron arrestados durante los allanamientos por la desaparición forzada del joven Marco Antonio Molina Theissen, ocurrida el 6 de octubre de 1981 en la periferia oeste de la capital.

La funcionaria judicial explicó que las capturas ocurrieron tras varios allanamientos dirigidos por la Fiscalía de Derechos Humanos en municipios de Alta Verapaz y el departamento Central de Guatemala.

Entre los detenidos figura Benedicto Lucas, jefe del Estado Mayor del Ejército durante la presidencia de su hermano Romeo Lucas (1978-82), cuya gestión es considerada como una de las más oscuras del conflicto de 36 años.

“Mediante las investigaciones a los detenidos, se les atribuye la participación en 88 eventos relacionados con las masacres durante los años de 1981 a 1986, en el contexto del conflicto armado”, indicó la funcionaria.

Parte de la investigación se fundamenta en 558 osamentas de niños, adultos y ancianos localizadas entre el 2012 y el 2015 en un antiguo campamento militar en Alta Verapaz, de los cuales 97 han sido identificados con pruebas de ADN.

El antiguo cuartel, en la ciudad de Cobán, fue convertido en el Comando Regional de Entrenamiento de Operaciones de Paz de las Naciones Unidas.

Por el mismo caso, la Fiscalía pidió a la Justicia el retiro de inmunidad al militar retirado y diputado electo Édgar Ovalle, del partido derechista FCN-Nación, del presidente electo Jimmy Morales, quien asumirá el cargo el 14 de enero.

Las capturas ocurren poco antes de que un tribunal inicie – 11 de enero– un juicio especial por genocidio contra el exdictador Efraín Ríos Montt, quien será representado por sus abogados debido a demencia y problemas médicos.