4 agosto, 2015

Managua. AFP. La concesionaria china HKND dijo que pretende modificar la ruta del canal interoceánico en Nicaragua para no afectar zonas ecológicas y poblaciones campesinas opuestas al proyecto, valorado en $50.000 millones.

“HKND está estudiando modificaciones en el diseño del canal”, indicó el vicepresidente de la empresa china, Kwok Wai Pang, en una entrevista este lunes en El Nuevo Diario .

Consultado, el portavoz de la Comisión del Gran Canal (gubernamental), Telémaco Talavera, dijo: “No puedo dar declaraciones ni opiniones (sobre las alteraciones) porque aún no me he reunido con ellos (HKND)”.

Según Kwok, los ajustes buscan “evitar afectar el pueblo de El Tule”, a orillas del río del mismo nombre, por donde pasaría la ruta, en el departamento sureño de Río San Juan, en respuesta a “las preocupaciones legítimas” de sus habitantes.

Manifestó que también planean modificar la entrada del canal en la desembocadura del río Brito, en el Pacífico sur, para evitar daños en áreas ambientales sensibles.

Kwok expresó que los ajustes se anunciarán después de que el gobierno del presidente Daniel Ortega apruebe los estudios de impacto ambiental que la empresa china entregó al Gobierno el 1.° de junio.

“Necesitamos esperar la aprobación del estudio de impacto ambiental y social y acordar, en conjunto con el Gobierno, las medidas de mitigación antes de proceder con el diseño final del canal”, explicó.

Kwok no precisó si la nueva ruta evitará entrar al lago de Nicaragua, la fuente de agua dulce más grande de Centroamérica, cuya afectación ha sido muy críticada por ambientalistas y otros sectores en el país.

El canal de Nicaragua motivó protestas en el 2014. | AFP
El canal de Nicaragua motivó protestas en el 2014. | AFP

La empresa HK Nicaragua Development Investment (HKND) obtuvo en el 2013 una concesión para construir y operar el canal de 278 km de largo por un periodo de 50 años.

Kwok ratificó que las obras costarán $50.000 millones, pero mantuvo la negativa de identificar a los inversionistas porque aún no han firmado contrato.

Informó además de que cuando el Gobierno lo autorice, comenzarán a negociar las expropiaciones con los campesinos que serán reasentados, a quienes ofrecerán una casa y la oportunidad de trabajar en el proyecto, que empleará a 25.000 nicaragüenses y 25.000 extranjeros.

HKND inauguró en diciembre pasado las obras del canal con la apertura de carreteras accesoras a la vía, cuya excavación comenzará a finales de este año, según los planes.

HKND prometió concluir el canal para el 2020, como ruta complementaría al de Panamá.