AFP. 6 mayo
El primer ministro británico, Boris Johnson, asistió al turno de preguntas en la Cámara de los Comunes, en Londres, el 6 de mayo del 2020. Foto: AFP
El primer ministro británico, Boris Johnson, asistió al turno de preguntas en la Cámara de los Comunes, en Londres, el 6 de mayo del 2020. Foto: AFP

Londres. El primer ministro británico, Boris Johnson, desestimó este miércoles las “comparaciones internacionales”, después de que el Reino Unido superara a Italia en número de muertos por coronavirus, y confirmó que presentará esta semana su plan para un desconfinamiento progresivo.

Con 649 nuevos fallecimientos registrados este miércoles, el balance es de 30.076 muertos por covid-19, según el Ministerio de Sanidad. La víspera el cómputo de las autoridades británicas ya había superado al de las italianas.

La cifra; sin embargo, se dispara a más de 32.000 según un conteo diferente de las agencias de estadística publicado el martes.

En este contexto, Johnson, que estuvo hospitalizado -incluidos tres días en cuidados intensivos- por el covid-19, hizo su primera comparecencia frente a la Cámara de los Comunes después que la semana pasada esta se viera cancelada porque el primer ministro y su prometida tuvieron un bebé.

Tenemos el número de muertos "más alto de Europa, es el segundo más alto del mundo. Esto no es ningún éxito, así que ¿puede el primer ministro decirnos cómo diablos hemos llegado hasta aquí?", le lanzó el nuevo líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, elegido en abril y que esperaba desde entonces este primer careo.

En su defensa, el líder conservador hizo hincapié en que cada país tiene su forma de contar y los datos no son comparables.

"No creo que las comparaciones internacionales y los datos disponibles ahora nos permitan sacar conclusiones", afirmó.

Starmer volvió a criticar lo que considera la "lenta" reacción del gobierno a la pandemia y pidió un "consenso nacional" sobre los próximos pasos a seguir.

¿Desconfinamiento?

El Ejecutivo británico debe revaluar este jueves el confinamiento decretado el 23 de marzo. Y pese a que las infecciones y las hospitalizaciones van a la baja todo parece indicar que será prolongado.

"Sería un desastre económico para este país si buscáramos una flexibilización de estas medidas ahora de tal forma que se desencadenara un segundo pico", advirtió Johnson ante los diputados.

Sin embargo, el primer ministro anunció que el domingo presentará, en una comparecencia televisada, su plan para relajar progresivamente el confinamiento y reactivar la economía.

Aunque esto no significa necesariamente que las medidas de flexibilización entren todas en vigor inmediatamente, Johnson afirmó: "queremos, si es posible, poner en marcha algunas de estas medidas el lunes".

El ministro de Sanidad, Matt Hancock, dio entender que por ejemplo se puede permitir la reapertura de cafés con terraza al aire libre.

"Hay pruebas de que la propagación es mucho menor en el exterior, por lo que puede haber soluciones que podrían poner en marcha algunos negocios, como los cafés, especialmente en verano", declaró a Sky News.

El ministro de Vivienda, Robert Jenrick, enumeró otras áreas de estudio durante la rueda de prensa diaria sobre la crisis: "cómo adaptar los lugares de trabajos, desde las fábricas hasta las obras en construcción, cómo gestionar espacios al aire libre, desde los parques hasta las calles comerciales pasando por los mercados".

Para favorecer el distanciamiento físico, el ayuntamiento de Londres anunció que transformará las calles, con aceras más amplias para los peatones y más carriles para bicicletas siguiendo el ejemplo de otras ciudades como Nueva York y Berlín.