Interés Humano

Papa recibe a obispos de Francia en medio de escándalo por 330.000 casos de pederastia

Críticos con el informe, que consta de 2.500 páginas, consideran que las cifras podrían estar infladas

Ciudad del Vaticano. El papa Francisco recibió este lunes a una delegación de obispos de Francia, en medio de un escándalo por la divulgación de un informe que constata miles de abusos a menores de forma sistemática, en el seno de la Iglesia católica de ese país, desde 1950.

Según la agenda, publicada por la oficina de prensa de la Santa Sede, la delegación está liderada por el presidente de los obispos franceses, Éric de Moulins-Beaufort.También asistieron el vicepresidente y obispo de Arras, Olivier Leborgne; el obispo de Créteil, Dominique Blanchet; y el secretario general, Hugues de Woillemont.

La cita se produjo después de que varios miembros de la Academia Católica Francesa difundieron un análisis en el que critican la solidez del informe publicado por la Comisión Independiente sobre Abusos en la Iglesia (CIASE), que dirige Jean-Marc Sauvé, y que destapó poco más de 330.000 casos de abusos sexuales perpetrados por miembros de la Iglesia católica francesa durante 70 años. Los críticos con el informe consideran que las cifras podrían estar infladas.

El presidente de los obispos franceses respondió a sus detractores con una tribuna de opinión en el diario La Croix en la que blinda la seriedad y garantiza la credibilidad del informe. El Pontífice aseguró en su viaje de regreso de Chipre y Grecia que todavía no leyó el informe y que tampoco escuchó los comentarios del episcopado galo, por lo que este encuentro será fundamental.

Además, estaba previsto que el pasado 9 de diciembre el Papa recibiera en el Vaticano al autor del informe, Jean-Marc Sauvé. Según confirmaron a Europa Press fuentes de la embajada francesa ante la Santa Sede, esa cita se aplazó y todavía no tiene nueva fecha.

El informe, que consta de 2.500 páginas y fue publicado en Francia a principios de octubre, estima que entre 1950 y 2020 hubo 330.000 casos de abusos sexuales perpetrados por miembros de la Iglesia católica, tanto por sacerdotes como por laicos que trabajaban en sus instituciones.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.