Interés Humano

ONU impulsa plan para acelerar producción de vacunas contra covid-19

La iniciativa también tiene como objetivo fomentar la elaboración de tratamientos y pruebas de diagnóstico

Ginebra. La ONU lanzó el viernes una iniciativa “histórica” al reunir a varios países, entre ellos Francia y Alemania, para acelerar la producción de vacunas y tratamientos contra el nuevo coronavirus y garantizar un acceso equitativo a ellos.

Este proyecto, presentado durante una conferencia de prensa virtual, reúne a numerosos países, entre ellos Francia y Alemania, organizaciones internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), empresas privadas, así como la fundación Bill y Melinda Gates, uno de los primeros financiadores de la OMS.

“Es una colaboración histórica para acelerar el desarrollo, la producción y la distribución equitativa de vacunas, de tests de diagnóstico y de tratamientos contra la covid-19”, dijo el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“Nuestro compromiso común es garantizar que todos tengan acceso a todos los instrumentos destinados a derrotar la covid-19”, añadió.

Concretamente no se precisó el mecanismo de cooperación que deberá adoptarse en el marco de esta iniciativa.

Respecto al paquete financiero, la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, supervisará el 4 de mayo una conferencia de donantes cuyo objetivo es recaudar 7.500 millones de euros ($8.100 millones).

Igualmente, participaron en la conferencia de prensa el presidente francés, Emmanuel Macron; la canciller alemana, Ángela Merkel, y los jefes de los Gobierno italiano, Giuseppe Conte, y español, Pedro Sánchez.

En un momento en el que Washington acusa a Pekín de haber tardado en prevenir al resto del mundo de la aparición del virus, Macron expresó que esperaba “reconciliar (los)” alrededor de esta iniciativa. “La lucha contra la covid-19 es un bien común de la humanidad”, declaró.

En un posterior mensaje a la AFP, un portavoz de la representación de Estados Unidos indicó que seguían "profundamente preocupados en torno a la eficacia de la OMS teniendo en cuenta que sus graves errores contribuyeron a la actual pandemia".

El nuevo coronavirus ha causado ya más de 190.000 muertos en el mundo y 2,7 millones de personas han resultado oficialmente contagiadas, según el recuento de la AFP.

Esfuerzo extraordinario

Luchar contra la actual pandemia, que ha cobrado más de 190.000 vidas hasta el momento, supondrá el “esfuerzo de salud pública más masivo de la historia”, dijo el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres.

"El mundo necesita desarrollar, producir y garantizar una distribución equitativa" de vacunas y tratamientos cuando estén disponibles, "no una vacuna o un tratamiento para un país o una región o la mitad del mundo, sino una vacuna y un tratamiento baratos, seguros, efectivos, que se pueda administrar fácilmente y disponible universalmente, para todos, en todas partes", insistió.

El foco de preocupación está en los países más pobres que no tienen los medios financieros de competir con los más ricos para adquirir existencias de vacunas, medicamentos o lotes de diagnóstico.

Esta desigualdad se ha visto ya durante anteriores epidemias y "no podemos aceptar que esto se reproduzca" ante la crisis actual, avisó el director de la OMS.

A este respecto, “África es extremadamente vulnerable a los daños del virus y necesita todo el apoyo y la asistencia posibles”, recordó el presidente en ejercicio de la Unión Africana, el sudafricano Cyril Ramaphosa.

El presidente de la Alianza para las Vacunas (Gavi), Seth Berkley, señaló que “sin vacuna, la covid-19 nunca será vencida”.

En una rueda de prensa celebrada más temprano el viernes, se declaró "optimista" sobre las perspectivas de desarrollar una vacuna, pero se mostró prudente en cuanto a la fecha.

“Si realmente tenemos suerte”, podría haber una vacuna en el mercado en 12 o 18 meses, cuando normalmente hay que contar con varios años de investigación, de ensayos clínicos y de producción, según Berkley.

Cuanto mayor sea la competencia, mejor será la lucha científica contra la nueva pandemia del coronavirus, aseguró.

El jefe de la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI) también manifestó que la confianza en una eventual vacuna contra la covid-19 aumentaría enormemente si se viera a los líderes políticos aplicársela, y afirmó que estaba “bastante perturbado” por las campañas altamente politizadas contra la inmunización.

"Uno de los desafíos es que no sabemos si podremos hacer una vacuna", precisó Berkley en una rueda de prensa virtual en Ginebra. "Soy bastante optimista, por lo que sé de la ciencia, pero no tenemos ninguna certeza sobre el concepto" de ese remedio.

Si bien normalmente una vacuna tarda hasta 10 y 15 años en desarrollarse, Berkley agregó que los primeros ensayos contra la covid-19 podrían estar disponibles en los próximos 12 a 18 meses “si tenemos mucha suerte”.

En los últimos años, un creciente movimiento contra las vacunas ayudó a desencadenar brotes de sarampión en muchos países ricos. El fenómeno antivacunación tiene seguidores en numerosos países occidentales, especialmente en Estados Unidos, donde es alimentado por la difusión en las redes sociales de reclamos sin fundamento médico.

"Las vacilaciones en torno a la vacunación se debe al hecho que las vacunas son tan efectivas que las enfermedades han desaparecido" en algunos países, como la fiebre amarilla o el tétanos, explica Berkley.

La actual pandemia podría llevar a que más personas confíen en la vacunación, afirmó.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.