AP y AFP. 23 abril
Marguerite Mouille, de 94 años, hace un gesto mientras su hija le toma una foto en el hogar de ancianos Kaisesberg, en el este de Francia, el 21 de abril del 2020. Foto: AP
Marguerite Mouille, de 94 años, hace un gesto mientras su hija le toma una foto en el hogar de ancianos Kaisesberg, en el este de Francia, el 21 de abril del 2020. Foto: AP

Copenhague. Hasta la mitad de las muertes por coronavirus en Europa se registraron en residencias de ancianos, dijo este jueves el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la región, que calificó la situación de “tragedia inimaginable”.

En una conferencia de prensa, el doctor Hans Kluge señaló que se extraía una “imagen profundamente preocupante” del impacto del covid-19, la enfermedad causada por el virus, en las residencias de mayores, donde la atención “a menudo ha sido descuidada”.

Según Kluge, el personal médico de estos centros suele estar sobrecargado de trabajo y mal pagado y pidió que se les den más equipos de protección y apoyo, describiéndolos como los “héroes no reconocidos” de la pandemia.

Aunque algunos países europeos parecen haber estabilizado o reducido el número de contagios, la pandemia está lejos de terminar, añadió Kluge.

Cerca de la mitad del total de contagios y muertes por el virus estaban en Europa y, en la última semana, los casos aumentaron en el este, apuntó Kluge citando a Rusia, Turquía y Ucrania. La OMS enviará pronto equipos a Bielorrusia, Turkmenistán y Tayikistán para impulsar sus medidas de control, agregó.

Al 13 de abril, de las 444 muertes registradas en Irlanda, 55% de ellas se produjo en este tipo de estructura. Al 15 de abril, Francia informó que 49,4% de los muertos residían en establecimientos para ancianos, según las cifras comunicadas por la OMS a la AFP.

Para Kluge, "existe una necesidad inmediata y urgente de repensar y adaptar el funcionamiento" de estos establecimientos frente a la epidemia.

Se trata, en particular, de priorizar las pruebas, de equipar bien al personal sanitario y de organizar unidades especiales para los enfermos de covid-19.

"Muchas personas muy ancianas, que son frágiles y viven con múltiples enfermedades crónicas, tienen buenas posibilidades de recuperarse si son bien atendidas", afirmó.

Casi la mitad de los casos notificados de covid-19 en el mundo se han registrado en la región de Europa de la OMS, que comprende 53 países tan heterogéneos como Rusia y Andorra.