AFP. 12 septiembre
El dibujo encontrado en la cueva de Blombos realizado con lápiz de ocre sobre un fragmento de roca silícea. El dibujo a lápiz más antiguo del mundo. AFP/Nature Publishing Group
El dibujo encontrado en la cueva de Blombos realizado con lápiz de ocre sobre un fragmento de roca silícea. El dibujo a lápiz más antiguo del mundo. AFP/Nature Publishing Group

París. Los investigadores anunciaron el miércoles el hallazgo del dibujo a lápiz más antiguo conocido hasta la fecha, de 73.000 años y encontrado en una cueva en Sudáfrica.

Se trata de unas líneas de color rojo que se entrecruzan, dibujadas con un lápiz de ocre sobre un fragmento de roca silícea, y que preceden de al menos 30.000 años los dibujos de este tipo más antiguos conocidos hasta ahora, subraya un estudio publicado por la revista Nature.

Existen en cambio grabados más antiguos, recuerda el arqueólogo Franceso D’Errico, uno de los autores de la publicación. Entre ellos un “zigzag” grabado en una concha, hallado en Java, Indonesia, y fechado de hace más de 540.000 años, sin duda realizado por el Homo erectus.

El dibujo a lápiz fue hallado en la pequeña cueva de Blombos, situada a 300 km al este de Ciudad del Cabo y escenario de hallazgos de varios objetos trabajados por el hombre moderno (grabados, utensilios...)

El fragmento de roca silícea de 4 centímetros de largo proviene de una capa arqueológica fechada de hace 73.000 años y en uno de sus lados se halla el dibujo compuesto por nueve finas líneas entrecruzadas.

¿Cómo saber si fueron dibujadas adrede por los humanos? ¿Y con qué exactamente? El equipo llevó a cabo una serie de experimentos para tratar de reproducir las líneas.

"Los resultados indican que las líneas fueron trazadas de forma deliberada con un lápiz de ocre puntiagudo, sobre una superficie alisada previamente mediante frotamiento", subrayó el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) de Francia, del que Errico es director de investigación.

Investigadores en el interior de la cueva Blombos en Sudáfrica, lugar en donde se han encontrado varios hallazgos antropológicos relacionados con el hombre moderno. AP
Investigadores en el interior de la cueva Blombos en Sudáfrica, lugar en donde se han encontrado varios hallazgos antropológicos relacionados con el hombre moderno. AP

La punta debía de medir entre 1 y 3 milímetros de ancho.

El fragmento de roca "formaba parte de un objeto mayor, quizás una muela para producir polvo de ocre", según Errico.

El hallazgo del dibujo es además “interesante porque en las mismas capas arqueológicas, el equipo ya había hallado dibujos parecidos grabados sobre fragmentos de ocre con puntas de piedra”.

"Es la primera vez que vemos el mismo motivo reproducido en soportes diferentes, con técnicas diferentes", agregó el experto.

“Esto refuerza la idea” de que las líneas entrecruzadas era un concepto que existía entre los cazadores-recolectores. Seguramente tenían una “vocación simbólica”. “Pero muy seguramente, no lo consideraban como una forma de arte”, indicó Errico.