Interés Humano

Delta plus, nueva variante de la covid–19, preocupa al Reino Unido

Detectada en Estados Unidos, Dinamarca, Israel y Rusia y sin conocer su nivel de contagio, expertos investigan su reacción ante las vacunas existentes

El gobierno británico enfrenta un importante aumento de los casos diarios de covid–19 y “vigila muy de cerca” una nueva subvariante del coronavirus, delta plus, que se está propagando en el Reino Unido, sin saber aún si es más contagiosa. La nueva mutación, denominada científicamente como AY4.2, deriva de la variante delta, que ya por si sola es altamente contagiosa.

“Estamos siguiendo muy de cerca esta nueva forma y no dudaremos en tomar medidas si es necesario”, afirmó el martes anterior un portavoz de Downing Street. Sin embargo, “no hay ninguna razón para creer que se esté extendiendo con mayor facilidad”, precisó.

La aparición de esta nueva subvariante se produce en un momento en el que el país, uno de los más castigados de Europa con 138.000 muertes por covid–19, se enfrenta a un número creciente de casos positivos. Desde hace dos semanas, los nuevos contagios diarios fluctúan entre 35.000 y 45.000, con una tasa de incidencia de 410 casos por cada 100.000 habitantes hasta el 12 de octubre, muy superior a la del resto de Europa.

Algunos científicos atribuyen este deterioro, que por el momento afecta sobre todo a los adolescentes y adultos jóvenes, al bajo nivel de vacunación entre los menores, a la reducción de la inmunidad en los ancianos que se vacunaron hace muchos meses y al levantamiento en julio de la mayoría de las restricciones, como el uso de mascarillas en lugares cerrados.

En opinión de François Balloux, director del Instituto de Genética de la University College London, la nueva variante “no es la causa del reciente aumento del número de casos en el Reino Unido”. El científico explicó que, con su baja frecuencia actual, incluso “un 10% más de transmisibilidad solo podría haber causado un pequeño número de casos adicionales”.

La aparición de la AY4.2 “no es una situación comparable a la aparición de las cepas alfa y delta, que eran mucho más transmisibles (50% o más) que cualquiera de las cepas que circulaban en ese momento”, precisó. La nueva variante AY4.2 se ha detectado en Estados Unidos, Dinamarca, Israel y Rusia, por lo que se está investigando su reacción ante las vacunas existentes.

Precisamente, Israel confirmó un caso de esta subvariante, según indicó el Ministerio de Salud de ese país en un comunicado. “La variante AY4.2, descubierta en numerosos países de Europa, fue identificada en Israel”, precisa el documento. El portador es un niño de 11 años que había llegado de Europa, explicó la institución, que precisó que el caso fue identificado en el aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv. El muchacho fue puesto en cuarentena y, de momento, no se detectó ningún caso contacto, según el Ministerio.

Israel está contemplando levantar restricciones al turismo ante el descenso del número de casos de covid–19. Un plan anterior de reapertura de fronteras no se llevó a cabo porque los casos de coronavirus estaban aumentando, a causa de la variante delta. A finales de agosto y principios de setiembre, se registraban en torno a 11.000 casos diarios.

Las autoridades lanzaron una campaña masiva para administrar una tercera dosis, de refuerzo, de la vacuna de Pfizer/BioNTech.