Interés Humano

Cruzar a pie el altiplano, la última frontera de los caminantes venezolanos

El sol se posa en línea recta en una meseta sin sombra. Con la respiración entrecortada por los 3.700 metros de altura, Anyier intenta reponerse sentada a la orilla de la carretera: hace siete horas cruzó a pie a Chile desde Bolivia, su quinta frontera desde que dejó Venezuela. REPORTAJE ESPECIAL

MÁS VIDEOS