AFP. 13 mayo
Los bebés yacen en sus camas en el Hospital de Niños Ataturk un día después de que fueron rescatados después de un ataque mortal en otro hospital de maternidad, en Kabul, Afganistán, el miércoles 13 de mayo del 2020. Foto: AFP
Los bebés yacen en sus camas en el Hospital de Niños Ataturk un día después de que fueron rescatados después de un ataque mortal en otro hospital de maternidad, en Kabul, Afganistán, el miércoles 13 de mayo del 2020. Foto: AFP

Kabul. Un total de 56 personas murieron en sendos ataques el martes en Afganistán, uno contra la maternidad de un hospital de Kabul y el otro contra un funeral en provincia, informaron este miércoles funcionarios de salud.

Tres hombres armados irrumpieron el martes en la maternidad de un hospital de Kabul cuando acudían a consultas con bebés y niños.

Los atacantes fueron abatidos tras una operación de las fuerzas de seguridad armadas, que evacuaron a los niños heridos.

El viceministro de Sanidad, Waheed Majroh, señaló que al menos 24 personas murieron en el ataque y 16 resultaron heridas.

En otro atentado, un kamikaze se hizo explotar durante un funeral en la provincia de Nangarhar (este), matando a otras 32 personas.

El vocero del ministro de Salud de la provincia de Kandahar, en el este del país, Zaher Adel, afirmó que 32 personas murieron y 132 resultaron heridas. Este atentado sí fue reivindicado por el EI.

El presidente Ashraf Ghani acusa tanto a talibanes como al grupo islamista Estado Islámico (EI), que sí reivindicó el segundo ataque.

Tras los ataques, Ghani pidió a las fuerzas afganas reanudar su ofensiva contra los talibanes, que a su vez dijeron estar dispuestos a responder a las fuerzas de seguridad.

“De ahora en adelante, la responsabilidad de una mayor escalada de violencia y sus ramificaciones recaerán directamente sobre los hombros de la administración de Kabul”, dijo en un comunicado de los talibanes el miércoles.