Gerardo Ruiz R.. 12 noviembre, 2018
El presidente Donald Trump hizo comentarios sobre el resultados e los comicios de medio periodo, este miércoles 7 de noviembre del 2018 en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.
El presidente Donald Trump hizo comentarios sobre el resultados e los comicios de medio periodo, este miércoles 7 de noviembre del 2018 en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

Las Vegas, EE. UU. Las elecciones de medio periodo del martes 6 de noviembre en Estados Unidos representaron un fracaso para el Partido Republicano y su máxima figura, el presidente Donald Trump, de acuerdo con el profesor David Damore, de la Universidad de Nevada, Las Vegas (UNLV).

Durante un análisis posterior al proceso electoral que Damore compartió con un grupo de periodistas de 24 países que cubrieron el proceso electoral, afirmó que el fuerte mensaje antiinmigrante con el que Donald Trump pretendió apelar a su base de votantes más bien perjudicó al Partido Republicano.

“Trump se pudo haber mostrado como un ganador después de las elecciones de medio periodo. Pero, lo cierto, es que, cuando pierde el control de la Cámara de Representantes, eso quiere decir que sus mensajes con un fuerte contenido antiinmigrante no ayudaron a sus candidatos republicanos a ese órgano legislativo”, comentó.

En la Cámara de Representantes, como también se conoce a la Cámara Baja del Congreso de Estados Unidos, los republicanos perdieron 30 curules, que se las arrebataron los demócratas, fuerza que vuelve a controlar ese cuerpo después de ocho años en minoría.

En tanto que en el Senado, los republicanos únicamente aumentaron su bancada en dos miembros, para sumar 51 escaños, mientras que los demócratas perdieron dos senadores.

Respecto del panorama del control de los estados desde las gobernaciones, los republicanos perdieron siete, de relevante importancia político electoral, pues son los gobernadores quienes distribuyen los distritos electorales para las elecciones presidenciales y de medio periodo.

Durante la campaña previa a las elecciones de medio periodo, Donald Trump echó mano de una dura campaña contra los inmigrantes, especialmente los que provienen de Latinoamérica, para intentar ganar el voto de los estadounidenses.

Al mandatario le cayó como anillo al dedo el viaje que emprendió hacia Estados Unidos una caravana con migrantes salvadoreños, guatemaltecos y hondureños que salieron de sus países huyendo de la pobreza y la inseguridad.

Trump también anunció antes de las elecciones de medio periodo que echaría a andar una reforma de la Constitución , por la vía ejecutiva, para eliminar el derecho a la nacionalidad estadounidense que tienen los niños nacidos en Estados Unidos de padres migrantes ilegales, opción que los expertos consideraron disparatado.

El académico David Damore dijo que los resultado electorales indican que el polémico mandatario perdió lo que él mismo denominó como un referendo acerca de su gestión, en referencia a lo que se jugaba Estados Unidos durante los recién pasados comicios.

“Él (Trump) perdió. Cuando usted tiene una mayoría en la Cámara de Representantes y al día siguiente ya no la controla, cuando usted pierde siete gobernadores, no gana la cantidad de escaños en el Senado que se suponía iba a ganar, deja un mapa muy difícil para los republicanos rumbo a las elecciones presidenciales del 2020”, afirmó Damore.

Otra vez claves para demócratas

Los resultados dejaron a los demócratas en posición de ganar terreno para las elecciones de noviembre del 2020, cuando Trump aspire a seguir en la Casa Blanca por un periodo presidencial más.

Durante los comicios del martes 6 de noviembre, los demócratas volvieron a reconstruir su “muro azul” en los tres estados que los analistas consideran que le dieron a Trump la Presidencia de Estados Unidos en el 2016: Winconsin, Pensilvania y Michigan.

El profesor David Damore, de la Universidad de Nevada en Las Vegas, dijo a un grupo de periodistas extranjeros que cubrieron las elecciones de medio periodo en Estados Unidos que el mensaje de Donald Trump no ayudó a los candidatos republicanos. Foto: Gerardo Ruiz.
El profesor David Damore, de la Universidad de Nevada en Las Vegas, dijo a un grupo de periodistas extranjeros que cubrieron las elecciones de medio periodo en Estados Unidos que el mensaje de Donald Trump no ayudó a los candidatos republicanos. Foto: Gerardo Ruiz.

En los tres estados que resultaron claves en el pasado para Trump, los demócratas volvieron a reconstruir su poderío. Según Damore, los demócratas rehicieron su camino hacia la mayoría en la Casa de Representantes gracias a las victorias que consiguieron en los suburbios de Filadelfia y Detroit, dejando el terreno preparado para que los tres estados vuelvan a ser campos de batallas electorales dentro de dos años.

Los republicanos tenían más de una década de dominar el panorama electoral en los estados del Medio Oeste de Estados Unidos, por lo cual el académico le atribuyó a Trump la culpa por la pérdida de esa hegemonía.

A raíz de esto, Damore afirmó que si las del martes hubieran sido elecciones presidenciales, Trump no hubiera ganado el segundo periodo.