AP y AFP. 28 enero
Empleados de la Lonja del Comercio, en La Habana, evacuaron el edificio luego del sismo, este martes 28 de enero del 2020.
Empleados de la Lonja del Comercio, en La Habana, evacuaron el edificio luego del sismo, este martes 28 de enero del 2020.

La Habana. Un sismo de magnitud 7,7 estremeció el sur de Cuba y el noroeste de Jamaica el martes, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

El temblor tuvo su epicentro 139 kilómetros al noroeste de Bahía Montego, Jamaica, y a 140 kilómetros al oeste-suroeste de Niquero, Cuba, según el USGS. Se registró a las 2:10 p. m.(1:10 p. m. hora de Costa Rica) a unos 10 kilómetros de profundidad.

Enrique Arango Arias, director del Servicio Sismológico Nacional de Cuba, dijo a la prensa estatal que no se habían reportado daños graves ni heridos.

El gobernador Carlos Joaquín González de Quintana Roo, México, donde se ubican Cancún, Tulum y otros importantes destinos turísticos, indicó que el sismo se percibió en varias partes del territorio, pero sin que existiera un reporte inmediato de daños o lesionados.

El Centro de Alertas de Sunami del Pacífico inicialmente advirtió que el sismo podría generar oleaje de entre 30 centímetros y un metro por encima de lo normal en Cuba, Jamaica, Islas Caimán, Honduras, México y Belice, pero más tarde emitió un mensaje para informar de que el peligro había pasado.

El diario Jamaica Observer, basado en Kingston, indicó que el movimiento se sintió en buena parte de la isla y que duró varios segundos.

Cómo lo percibieron

El temblor se percibió bastante en Santiago, la ciudad más grande en el extremo este de Cuba, de acuerdo con Belkis Guerrero, quien trabaja en un centro cultural en el centro de esta localidad.

“Estábamos sentados y sentimos moverse las sillas. Sentimos los ruidos de que se movió todo”, relató la mujer. Guerrero indicó que al parecer no se dañó el centro de la ciudad colonial.

“Se sintió muy fuerte, pero parece que no ha pasado nada”, manifestó.

El epicentro del temblor se ubicó al sur de la isla de Cuba.
El epicentro del temblor se ubicó al sur de la isla de Cuba.

“El sismo fue perceptible en varias provincias, como Guantánamo, Santiago de Cuba, Holguín, Las Tunas (este), Cienfuegos (centro), La Habana, Pinar del Río y el Municipio Especial de la Isla de la Juventud (oeste), han referido varias personas a través de las redes sociales”, indicó el sitio gubernamental Cubadebate.

También sacudió las Islas Caimán, donde causó rupturas en carreteras y aparentemente una fuga de drenaje. Hasta ahora no había informes de muertos, lesionados o daños más severos, puntualizó Kevin Morales, editor en jefe del periódico Cayman Compass.

En ese territorio británico se registra tan pocos sismos que el personal de la redacción se encontraba desconcertado al momento en que sucedió, agregó.

“Se sintió como el paso de un enorme camión de basura”, afirmó Morales. “Luego continuó y se intensificó”.

La doctora Stenette Davis, una psiquiatra en el hospital Islas Caimán, aseguró haber visto tapas de alcantarillas volar por la fuerza del temblor, y el drenaje explotar a las calles, pero aparte de eso no más daños.

Claude Diedrick, un hombre de 71 años y dueño de un negocio de enrejado en Bahía Montego, contó que se hallaba sentado en su vehículo leyendo cuando empezó a sentir que el piso se remecía.

“Sentí como si estuviera en un puente y como si pasaran sobre él dos o tres camiones pesados”, comentó.

En un inicio, el USGS reportó una magnitud de 7,3.