Conflictos

Bolsonaro sigue los pasos de Trump y amenaza con sacar a Brasil de la OMS

Presidente brasileño acusa al organismo de ‘sesgo ideológico’

Brasilia. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, amenazó este viernes con retirar a Brasil de la Organización Mundial de la Salud (OMS), siguiendo los pasos de su homólogo estadounidense, Donald Trump, al acusar al organismo de “sesgo ideológico”.

"Les adelanto en este momento: Estados Unidos se retiró de la OMS, y estamos estudiando eso en el futuro. O la OMS trabaja sin sesgo ideológico o nos vamos también", dijo el mandatario ultraderechista a periodistas afuera del palacio presidencial.

Llamado a menudo “el Trump tropical”, Bolsonaro ha seguido un guión similar al del presidente de Estados Unidos en su manejo de la pandemia de coronavirus, minimizando su gravedad, criticando las medidas de confinamiento tomadas por autoridades estatales y promocionando los supuestos efectos benéficos de los medicamentos cloroquina e hidroxicloroquina contra la covid-19.

Trump anunció hace una semana que estaba terminando la relación de Estados Unidos con la OMS, acusándola de parcialidad a favor de China, con quien su administración se ha enfrentado por el origen y el manejo de la pandemia.

Bolsonaro dijo que no fue una coincidencia que días después la OMS revocara su decisión de suspender las pruebas clínicas de hidroxicloroquina para el tratamiento de la covid-19.

La OMS había suspendido los ensayos del medicamento después de que un estudio publicado en la revista médica The Lancet expresara dudas sobre su seguridad y eficacia contra el nuevo coronavirus, lo que fastidió a Trump, un entusiasta de esa droga, que incluso tomó el medicamento como medida preventiva.

Más tarde, The Lancet dijo que ya no confiaba en los datos subyacentes utilizados en el estudio, lo que llevó a la OMS a reanudar los ensayos del medicamento, empleado tradicionalmente contra las enfermedades autoinmunes y la malaria.

Sin embargo, Bolsonaro atribuyó la retractación de la OMS a que la agencia de la ONU temía perder la contribución anual de más de $400 millones de Estados Unidos, su mayor financiador.

“Trump recortó el dinero y retrocedieron en todo”, manifestó Bolsonaro.

"La cloroquina ha vuelto", dijo poco antes de que Brasil anunciara que las víctimas fatales de la pandemia de coronavirus en el país habían superado las 35.000.

Brasil se ha convertido en el tercer país en el mundo en número de fallecidos, después de Estados Unidos y Reino Unido, y el segundo en total de casos, más de 645.000, por debajo de Estados Unidos.

“Nada indica que la curva [de mortalidad] se reducirá” a corto plazo en Brasil, advirtió el presidente de la Federación internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICE), Francesc Roca, en declaraciones a la PAF.

Los expertos consideran además que los números reales son probablemente mucho más altos, al no hacerse en Brasil un suficiente número de test de detección de la enfermedad.

Trump defiende gestión frente al coronavirus

Por su parte, Trump aseguró este viernes que lo peor de la crisis del coronavirus quedó atrás.

El mandatario, que busca la reelección en noviembre, adoptó un tono optimista y también celebró las cifras de empleo publicadas este viernes. Con una economía estadounidense en pleno proceso de reactivación tras el confinamiento, el desempleo bajó en mayo a 13,3%, después de una racha de dos meses al alza que llevó la tasa de paro de un 3,5% en febrero a un 14,7% en abril.

Trump declaró que Estados Unidos “ha superado en gran medida” la crisis, en un momento en que Francia afirmó que la epidemia de covid-19 está “controlada” en su territorio.

Frente al avance de la epidemia, Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA) alertaron sobre el “grave riesgo” en que están los indígenas de la Amazonia, hogar de 420 pueblos originarios, 60 de ellos en aislamiento voluntario.

“Creo que todo el mundo cree que fuimos por delante, como se dice y si se mira a Brasil, ellos están pasando tiempos difíciles”, afirmó el presidente estadounidense, un estrecho aliado de Bolsonaro.

Trump destacó la fortaleza económica de su país y dijo que esto fue lo que permitió a su país “superar esta horrible pandemia”, considerando que lo peor ya quedó atrás. “Creo que nos está yendo bien”, sentenció.

En tanto, México reportó el jueves, por segundo día consecutivo, un máximo de contagios diarios (4.442) y 816 decesos más, llevando el total a 105.680 casos y 12.545 fallecidos.

El país empezó a aflojar el confinamiento tras más de dos meses y su presidente, Andrés Manuel López Obrador, pidió a la población que no "relaje la disciplina" pero que tampoco caiga en la "psicosis".

Perú, segundo país de la región en número de casos y tercero en decesos, se superaron el jueves los 5.000 fallecidos, y el sistema sanitario está al borde del colapso, con más de 9.000 personas hospitalizadas.

Europa hacia una reapertura de fronteras

En Europa, la Unión Europea (UE) indicó que podría abrir las fronteras a viajeros de fuera del continente a principios de julio, con el verano boreal en ciernes.

"Deberíamos considerar un levantamiento gradual de las restricciones a los viajes no esenciales hacia la UE a principios de julio", dijo Ylva Johansson, el comisionado de Asuntos Internos del bloque.

En Francia, "el virus continúa circulando en ciertas regiones (...), pero circula a baja velocidad", declaró François Delfraissy, presidente del consejo científico que asesora al gobierno.

Según el experto, "se puede decir, razonablemente, que la epidemia está bajo control" en el país, donde la covid-19 ha causado 29.065 muertos y 189.441 casos.

Mientra que el Reino Unido superó este viernes las 40.000 muertes por el coronavirus.