AP. 9 agosto
Un niño era trasladado a un hospital tras resultar herido por un bombardeo aéreo en la ciudad de Saada, norte de Yemen, este jueves 9 de agosto del 2018.
Un niño era trasladado a un hospital tras resultar herido por un bombardeo aéreo en la ciudad de Saada, norte de Yemen, este jueves 9 de agosto del 2018.

Saná, Yemen. Un ataque aéreo lanzado el jueves por la coalición encabezada por Arabia Saudí que lucha contra los rebeldes chiitas alcanzó a un autobús en un mercado concurrido del norte de Yemen, matando a por lo menos 50 personas, entre ellos varios niños, además de causar 77 heridos, informó la televisora rebelde Al Masirah, que citó cifras del Ministerio de Salud.

La alianza, por su parte, afirmó haber atacado a los rebeldes hutíes, que dispararon el miércoles un misil, con resultado de una persona muerta en el sur.


Al Masirah difundió imágenes dramáticas de niños con la ropa y mochilas escolares cubiertas de sangre mientras permanecían en camillas de los hospitales. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo en Twitter que su equipo en un hospital al que financia en Saada recibió los cadáveres de 29 menores, que no llegaban a los 15 años. El equipo también recibió a 48 personas heridas, de ellas 30 niños, agregó.


El ataque ocurrió en el mercado Dahyan, en la provincia de Saada, un baluarte hutí. La provincia se ubica a lo largo de la frontera con Arabia Saudí.

El autobús transportaba a civiles locales, muchos de ellos menores, según jefes tribales yemeníes que hablaron a condición del anonimato por temor a represalias.


No hubo un desglose de las víctimas fatales y se desconocía de momento cuántas correspondían al bus y cuántas fueron transeúntes en los alrededores. También se desconocía si hubo otros ataques aéreos en la zona.

Insurgentes eran el blanco


El coronel Turki al-Malki, portavoz de la coalición, aseveró que la incursión en Saada estuvo dirigida contra los insurgentes que dispararon un misil hacia el sur del reino, donde también causaron 11 heridos. La coalición indicó que el proyectil disparado el miércoles contra la ciudad saudí de Jizán, en el suroeste, fue interceptado y destruido, pero que sus fragmentos causaron las víctimas.


El cohete fue lanzado “ deliberadamente contra zonas habitadas y pobladas”,afirmó la alianza, de acuerdo con un comunicado difundido por la Agencia de Prensa Saudí.


Al-Malki insistió en que el ataque del jueves en Saada fue una “acción militar legítima” y “acorde con los usos y costumbres del derecho internacional humanitario”. También acusó a los hutíes de reclutar niños y utilizarlos en los campos de batalla para encubrir sus acciones.


Arabia Saudí apoya al Gobierno de Yemen reconocido internacionalmente y está en guerra contra los hutíes desde marzo del 2015. La insurgencia controla gran parte del norte de Yemen, incluida la capital, Saná.

Este menor fue una de las víctimas del ataque aéreo que impactó un mercado en la ciudad yemení de Saada, este jueves 9 de agosto del 2018.
Este menor fue una de las víctimas del ataque aéreo que impactó un mercado en la ciudad yemení de Saada, este jueves 9 de agosto del 2018.


“Decenas de muertos, aún más heridos, la mayoría menores de 10 años” , tuiteó el titular del CICR en Yemen, Johannes Bruwer. El CICR en Yemen decidió el “envío adicional de materiales a los hospitales para atender al gran número de pacientes”, agregó.