Política Económica

Costa Rica destaca en la OCDE por tener pocas barreras al comercio de servicios

País ocupa el puesto 17 en una lista de 50 naciones evaluadas, ubicándose entre las que ponen menos restricciones a los servicios, sector que crea la mayoría de puestos de trabajo en el mundo

Costa Rica destaca como uno de los países que tiene menos barreras al comercio de servicios y también ha mejorado en los últimos años en ese campo, según una evaluación que realiza, cada año, desde el 2014, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Esta organismo calcula el Índice de Restricción del Comercio de Servicios (STRI, por sus siglas en inglés), para comparar las regulaciones que afectan la fluidez de los negocios en este sector. En el 2021, el resultado de Costa Rica en el indicador lo ubican en el puesto número 17 en un ranking de 50 países, el mismo del 2020 pero dos lugares mejor respecto al 2019.

Este índice oscila entre 0 y 1 (0 significa apertura y el valor 1 significa que el sector está completamente cerrado a la existencia de proveedores de servicios extranjeros). Costa Rica obtuvo un 0,184 en el 2021. En el 2020 la nota fue 0,185 y en el 2019 alcanzó 0,186.

Los servicios son actividades que buscan satisfacer las necesidades de un cliente, por ejemplo, los informáticos, de construcción, profesionales (jurídicos, contables, ingeniería y arquitectura), telecomunicaciones, distribución, audiovisuales (radiodifusión, películas, grabación de sonido), transporte (aéreo, marítimo, terrestre y ferroviario) financieros (banca comercial, seguros) y de logística (que es la manipulación de carga, almacenamiento y depósito, transporte de carga y corretaje de aduanas).

Las barreras al comercio de servicios pueden ser, por ejemplo, cuando hay limitaciones en la propiedad o control de las empresas por parte de extranjeros, cuando hay restricciones al movimiento de personas físicas, cuando se exige que los profesionales tengan que, prácticamente, volver a cursar la carrera para que su título del extranjero sea reconocido o cuando se otorgan preferencias a los nacionales en los procesos de compras del Estado.

Índice de Restricción del Comercio de Servicios

El índice oscila entre 0 (apertura) y 1 (completamente cerrado a la existencia de proveedores de servicios extranjeros).

FUENTE: OCDE.    || INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

Según información proporcionada por el Ministerio de Comercio Exterior, algunos aspectos que permiten a Costa Rica una buena calificación son que el país no exige a los inversionistas extranjeros establecer empresas conjuntas con nacionales, que en el sector de difusión de televisión no limita el número de canales extranjeros y que ofrece la posibilidad de apelar decisiones del órgano regulador de telecomunicaciones.

Por el contrario, ejemplos de temas que bajan la calificación de Costa Rica son las dificultades para que los extranjeros laboren y reconozcan sus títulos en el país, la duración promedio de un trámite para obtener una visa (más de 10 días) y la ausencia de visas que se otorguen al arribo, añadió Comex.

Según explica la OCDE, los servicios son una parte importante de la economía mundial, pues generan más de dos tercios del producto interno bruto (PIB) mundial, atraen más de las tres cuartas partes de la inversión extranjera directa en las economías avanzadas, emplean a la mayoría de los trabajadores y crean la mayoría de los nuevos puestos de trabajo a nivel mundial.

Para Costa Rica, este sector también es muy importante. En el 2021, representó 73% de la producción de la economía, generó 77% del empleo total del país y representó 44% de las exportaciones promedio durante los años 2018 al 2020.

La OCDE también calcula el STRI digital donde Costa Rica ha conservado la tercera posición desde el 2014, con un puntaje de 0,043.

Para el ministro de Comercio Exterior, Andrés Valenciano, el resultado de este indicador permite ver el avance de Costa Rica en este campo.

“Este índice que publica la OCDE sobre las restricciones al comercio de servicios es una buena herramienta para analizar cuánto Costa Rica ha avanzado en fortalecer y mejorar su clima de inversión y las condiciones propicias para que el sector de servicios pueda crecer en el país”, indicó.

Para Valenciano, la posición que tiene Costa Rica, por encima del promedio de la OCDE, demuestra que el país ha entendido hacia dónde se está moviendo la economía y hacia donde puede seguir competiendo en este sector tan importante, como lo son los servicios empresariales.

No obstante, también existen áreas que mejorar, reconoce Valenciano, como la capacitación a las personas, la infraestructura y el ámbito regulatorio.

El economista Ricardo Monge, presidente de la Academia de Centroamérica, coincide en que el país ha mejorado la competitividad del sector servicios, lo cual a su vez impacta la productividad de otros sectores que los utilizan como insumos, como la manufactura y agricultura, por ejemplo.

Monge también señaló áreas de mejora como la logística. ”Acá debemos incrementar la competencia en áreas como el corretaje aduanero, el transporte de carga, el manejo de carga y el transporte de carga por carretera, permitiendo operadores extranjeros, comentó Monge.

Para Monge el Clúster Logístico del Caribe, impulsado desde el año 2019 por el Instituto Tecnológico de Costa Rica, y el apoyo del Inder (Instituto de Desarrollo Rural), así como del Programa Nacional de Clústeres, podría ser una de las mejores apuestas para incrementar la competitividad del sector logístico nacional y facilitar así la apertura en este campo.

“Otra área en la que sería prudente incrementar la competencia es en la proveeduría del sector público, permitiendo que más proveedores extranjeros compitan con pymes (pequeñas y medianas empresas) nacionales, pero una vez más, en paralelo, es importante trabajar en mejorar la competitividad de las pymes proveedoras y en especial promover su capacidad de innovación mediante las compras públicas innovadoras”, añadió este economista.

Patricia Leitón

Patricia Leitón

Periodista en la sección de Economía. Economista y periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio “Redactor del año” de La Nación (2001) y Premio Academia de Centroamérica del Periodismo Profesional en el Área Económica" (2004).

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.