Marvin Barquero. 3 agosto
Las áreas de ciencias de la vida y los servicios especializados abren opciones de inversión en Costa Rica, según el Comex y Azofras. Edwards Lifescienses fabrica válvulas para el corazón en La Lima, Cartago. Foto: Rafael Pacheco
Las áreas de ciencias de la vida y los servicios especializados abren opciones de inversión en Costa Rica, según el Comex y Azofras. Edwards Lifescienses fabrica válvulas para el corazón en La Lima, Cartago. Foto: Rafael Pacheco

Un plan de la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para alentar a compañías de ese país a devolver sus operaciones de Asia a las Américas, beneficiará a Costa Rica, según Azofras y el Ministerio de Comercio Exterior (Comex).

Los planes de Estados Unidos fueron informados a la agencia de noticias Reuters por el asesor de la Casa Blanca, Mauricio Claver-Carone, según una publicación del 29 de julio pasado, firmada por Andrea Shalal y Cassandra Garrison.

Claver-Carone es el candidato de Estados Unidos para ocupar la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cargo que también es pretendido por la expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla.

La propuesta salta también en momentos de fuertes represalias entre los gobiernos de Estados Unidos y China, cuyas relaciones se han deteriorada en los últimos días, con múltiples frentes, como la represión en Hong Kong con la entrada en vigor de una polémica ley de seguridad, la pandemia de covid-19 y las tensiones en el mar de China Meridional.

El plan del gobierno del país norteamericano de devolver inversión a las Américas se inserta en la nueva tendencia global denominada nearshoring, la cual ya venía tomando fuerza antes de la covid-19, pero se aceleró con el impacto de la pandemia.

La tendencia busca una diversificación de los puntos de producción y el acercamiento a las operaciones centrales. El objetivo es evitar tener los aprovisionamientos en riesgo en una situación como la causada por la covid-19 a escala global.

La ministra del Comex, Dyalá Jiménez, y el presidente de la Asociación de Empresas de Zonas Francas de Costa Rica (Azofras), Carlos Wong, advirtieron de que el país tiene ventajas para aprovechar esa situación pero debe apurar reformas porque se trata de una situación conyuntural.

Estados Unidos estima, en tanto, que el proyecto podría traer de $30.000 millones a $50.000 millones en inversión estadounidense a las Américas, según explicó Claver-Carone a Reuters.

El funcionario estadounidense informó a la agencia de noticias de que la iniciativa, que se está preparando, se denomina Regreso a las Américas.

Estar preparados

Según la ministra Jiménez, Costa Rica siempre está monitoreando de cerca las política y estrategias de los demás países para predecir, en la medida de lo posible, las proyecciones que tienen las empresas para sus inversiones en la economía global.

La jerarca detalló que Costa Rica se está posicionando cada vez más fuerte como centro de ciencias de la vida, bienestar e innovación. Agregó que con ciertas reformas que se impulsan en la Asamblea Legislativa se puede posicionar al país en otros sectores de bienes, como los de manufactura liviana, y en servicios para investigación y desarrollo.

De esa manera, Costa Rica se va a convertir cada vez más en un destino muy confiable, con una plataforma comercial envidiable y con un talento humano preparado en un nivel superior al promedio, dijo la Ministra.

El país también trabaja, detalló, en mejorar la oferta de servicios locales para las compañías multinacionales, con lo cual se generarían mayores encadenamientos.

Wong coincidió con la Ministra en la necesidad de aprobar los proyectos de modernización del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), la reforma del Consejo Nacional de Enseñanza Superior Universitaria Privada (Conesup) y el mejoramiento del marco regulatorio de las telecomunicaciones.

A esto se agrega el plan de la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE), que se avanza con la Promotora del Comercio Exterior (Procomer).

La logística, la facilidad de ejecución de negocios y la seguridad jurídica serán fundamentales en la carrera por captar las inversiones, recordó Wong. En esto, declaró, Costa Rica es un competidor fuerte, pero también es necesario avanzar en el proyecto de flexibilización de jornadas laborales.

Para Wong se abrirán oportunidades en dispositivos médicos y en una gama de servicios como ciberseguridad, comercio electrónico, con contenido digital y en el área de telecomunicaciones.