Mónica Cerdas G. 28 marzo
Este lubricentro de economía circular, también, es el primero de Centroamérica. Foto: Cortesía
Este lubricentro de economía circular, también, es el primero de Centroamérica. Foto: Cortesía

La empresa nacional Metalub inauguró, el pasado viernes 19 de marzo, el primer “lubricentro sostenible” de Costa Rica llamado MetaCentro, el cual se ubica en el Walmart de Escazú.

Este centro de servicio automotriz no solo promociona su aceite, único lubricante ecológicamente amigable en el país, sino que también ofrece servicios de llantas, frenos, mecánica rápida, escaneo, revisión de gases, entre otros.

De acuerdo con el gerente de mercadeo de la compañía, Francis Vincent, este es un lubricentro legítimamente de economía circular, es decir, que el aceite usado que sale de ahí, lo rescatan, lo someten a un proceso industrial certificado y lo convierten en aceite nuevo. Además, va a reducir la huella carbono y es la primera oferta al público general de marca Metalub.

Este “lubricentro sostenible” mide, aproximadamente, 285 metros cuadrados (m²), la inversión total en este proyecto fue de $120.000 y su apertura generó siete nuevos empleos en la empresa.

No obstante, este no será el único lubricentro de economía circular del país, ya que Metalub abrirá dos más, uno de ellos estará en el Walmart de Paraíso, Cartago, y el otro en el Walmart de Guadalupe, San José.

De esta forma, Vincent explicó que estos MetaCentros estarán en sucursales de Walmart debido a que Metalub hizo una alianza con esta cadena de supermercados que, también, tiene un compromiso de ayudar al país a alcanzar las metas de descarbonización.

La empresa nacional prevé que el lubricentro de Cartago lo inaugurarán en mayo del 2021 y el de Guadalupe abrirá en agosto del presente año. Además, con la apertura de estos dos centros de servicio automotriz generarán, al menos, 14 empleos.

Sin embargo, la expansión en el país no será solo a través de los MetaCentros, ya que desean construir su propia planta para la recuperación de aceites en Costa Rica, sin embargo, como la inversión es tan grande tenían que ir por pasos.

Metalub ofrece lubricantes automotrices 100% sostenibles. Foto: Cortesía
Metalub ofrece lubricantes automotrices 100% sostenibles. Foto: Cortesía

“Primero teníamos que crear una marca (Metalub), ponerla a ‘pelear’ contra las marcas que ya existen y ver aceptación por parte de las personas. Nosotros ya hemos demostrado eso”, explicó el gerente de mercadeo de la empresa.

Pese a que Metalub es una marca que nació en Costa Rica, el producto, de momento, es importado de Estados Unidos.

Es decir, que desde el 2015, la empresa recoge el aceite en el país, lo envía a procesar a una planta en Estados Unidos, allá se logra recuperar el lubricante y una vez que cumple con los estándares de calidad es enviado a Costa Rica para proceder con la comercialización.

“Todo este proceso es un costo hundido para la empresa porque se puede imaginar la logística, la recolección, los seguros que la empresa debe tener y lo que se reconoce por el aceite usado no genera, más bien son números rojos hasta que podamos construir nuestra planta y así re-refinar el aceite acá en el país”, mencionó Vincent.

El aceite recolectado, por camiones cisterna, se almacena en un tanque grande de 9.000 galones que está en el centro de acopio, en La Uruca, y cuando tienen un isotanque lleno de aceite (con capacidad de 22.000 litros), lo mandan a procesar. Foto: Archivo
El aceite recolectado, por camiones cisterna, se almacena en un tanque grande de 9.000 galones que está en el centro de acopio, en La Uruca, y cuando tienen un isotanque lleno de aceite (con capacidad de 22.000 litros), lo mandan a procesar. Foto: Archivo
La meta a la que aspiran llegar

Por eso, la meta principal de Metalub es construir la primera planta para la recuperación de aceites en Costa Rica y así producir el producto en nuestro país.

La planta estará ubicada en el Parque Industrial La Ceiba, en Orotina, el terreno donde estará construida es de tres hectáreas y la capacidad de almacenamiento será de 500 mil litros.

De hecho, Vincent comentó que la construcción iba a empezar el año anterior, sin embargo, la pandemia de la covid-19 atrasó este proceso. Por lo que la empresa espera que la construcción inicie en julio de este año.

Empero, para hacerlo es necesario financiar el 100% de la planta. Según explicó Vincent, la inversión total es de $15 millones, pero aún les falta $2 millones para completar el financiamiento.

En el 2019, el laboratorio de innovación del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID Lab) anunció la aprobación de un crédito de $3 millones para apoyar el financiamiento de esta planta de recuperación de aceites. Pero, Metalub aún no los ha recibido.

“Todavía no los hemos recibido, pero está en firme. O sea, tenemos una oferta por parte de ellos que sigue vigente por esos $3 millones. Entonces, cuando ya completemos toda la plata que necesitamos para la planta, ellos están comprometidos con $3 millones”, mencionó Vincent.

La construcción de esta planta tardará, al menos, 18 meses. Además, el gerente de mercadeo de Metalub agregó que “eso se construye y se mandan ya listos, en contenedores, desde Estados Unidos y aquí es, prácticamente, armar el rompecabezas”.

Finalmente, una vez que la planta esté construida, generará 70 puestos nuevos de trabajo y funcionará como una herramienta para reducir 15.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2), por año, al ambiente de Costa Rica.