Negocios

Herramientas digitales ayudan a pulperías y otros minoristas a impulsar alianzas para superar la crisis

Mipymes se reinventan con servicios a domicilio e incorporando productos que antes no ofrecían

Los comercios en los barrios también pueden disponer de diversas herramientas para hacer frente a la situación causada por el covid-19 y así mejorar sus negocios, realizar alianzas, vender en línea y establecer una mejor relación con los vecinos.

Durante la crisis se ampliaron las opciones para que las micro y pequeñas empresas (mipymes) realicen ventas mediante tiendas en línea, centros comerciales virtuales o marketplaces, aplicaciones móviles (apps) y servicios de entrega (delivery).

Adicionalmente las mipymes de comercio minorista –abastecedores, salones de belleza, barberías, ferreterías y otros– pueden utilizar la aplicación EntreRedes (disponible para dispositivos iOS y Android), Fudi y Acelera impulsadas por Fundes.

También pueden recurrir a las comunidades de Pulperos de Costa Rica y a la página de mipymes.

La entidad adelantó que pondrá a disposición de las mipymes locales otras herramientas que ya se usan a nivel regional, como Mi Estilista y EcoTienda.

“Más de la mitad del comercio de consumo masivo se hace a través de mipymes”, afirmó Elfid Torres, CEO de FUNDES Latinoamérica.

Con estas aplicaciones web y móviles (apps) las pequeñas empresas pueden obtener información y capacitación que les ayude a adoptar medidas en sus instalaciones, realizar alianzas, disponer de datos de sus mercados locales y vender.

Las microempresas dedicadas al comercio ya venían ajustando sus operaciones y servicios, recurriendo a redes sociales, brindando servicios bancarios y de telefonía móvil (especialmente recargas) e incluso tiendas en línea.

Según Fundes el 20% de las mipymes estaba lista para los canales digitales.

La encuesta Visión Pymes 2020, de la firma Brother International Corp., reveló que –antes de la pandemia– el 55% de los pequeños negocios tenía planes de incrementar el uso de las plataformas digitales.

El estudio tuvo una muestra de 1.000 mipymes de cuatro países de la región, incluyendo Costa Rica y se realizó entre diciembre y febrero anteriores.

Impacto

La crisis afectó a las mipymes según su giro de negocios, de acuerdo al monitoreo que realiza Fundes tanto a nivel local como regional.

La mayoría de las pulperías, abastecedores, mini super y verdulerías no tuvieron que cerrar (un 13% lo hicieron debido a la incertidumbre y la confusión), pero el 80% sufrió la disminución de sus ventas debido al confinamiento de sus clientes.

Los salones de belleza, barberías y sodas tuvieron que cerrar por las restricciones sanitarias y como la a mayoría carecía de efectivo para más de dos semanas tuvieron que realizar despidos y enfrentaron problemas para pagar el alquileres de sus locales.

Otras mipymes que también sufrieron son las de servicios o bienes cuyo consumo puede ser aplazado –ropa, zapatos, muebles y decoración– y las de turismo, debido a cierre de fronteras.

Torres indicó que hay empresas más estructuradas, ligadas a las cadenas de supermercados o que son exportadoras, para las cuales el efecto de la crisis depende de las medidas sanitarias, la gestión de inventarios y logística, la negociación con proveedores y el financiamiento.

Caja de herramientas
Aplicaciones digitales que pueden utilizar las mipymes:
Acelera: para contar con información geográfica del mercado.
EntreRedes: app móvil para aprendizaje e alianzas con otros negocios. Facilita que mayoristas localicen los negocios de barrio.
Fudi: es un centro comercial virtual tipo marketplace.
Entre Pulperos: comunicad que incluye más de 10.000 pulperos (70% de negocios de este tipo del país).
EcoTienda (pronto): para conectar comercios y productores locales de alimentos, incluyendo de productos orgánicos y superalimentos certificados.
Mi Estilista (pronto): para salones de belleza y barberías.
Fuente: Fundes

La recuperación de buena parte de las empresas dependerá de la reactivación económica, la respuesta del mercado local y al inicio de la temporada alta de turismo a fin de año.

Lo que sí se está claro es que la crisis empujó al sector a aprovechar más la tecnología y a apoyarse en los canales digitales para sobrevivir al temporal.

Incluso las pulperías, abastecedores y mini super empezaron a realizar entregas a domicilio e incorporaron productos que antes no vendían, pero que les piden los clientes.

Torres considera que la crisis muestra la gran capacidad de adaptación y reinvención del sector, con empresarios que cambiaron su giro de negocios incluso, y que irán reconociendo cuáles herramientas les serán más útiles y de provecho.

Carlos Cordero Pérez

Carlos Cordero es periodista especializado en temas tecnológicos. Escribe para El Financiero y es autor del blog "La Ley de Murphy".