Negocios

Glovo cambiará de nombre en Costa Rica a partir de abril y ajusta plan de expansión

La empresa alemana Delivery Hero, nueva propietaria de la marca en el país, prepara la transición acompañada de nuevas inversiones y negocios

Glovo, la app de entregas a domicilio y “mandados” que opera en Costa Rica desde abril del 2018, cambiará de nombre en abril de este año.

La plataforma española, que compite en el país con Uber Eats, Rappi y Hugo, vendió sus operaciones en América Latina a la empresa alemana Delivery Hero, en una transacción por $272 millones que se concretó en octubre del 2020.

La nueva firma propietaria de Glovo para Costa Rica, Argentina, Perú, Ecuador, Panamá, Honduras, Guatemala y República Dominicana, ya inició un proceso de transición.

“Luego del 31 de marzo se dará un cambio hacia la nueva marca cuyo nombre se anunciará en próximos días. La operación en el país se verá favorecida por la llegada de nuevas inversiones que generarán un crecimiento en todos sus niveles”, indicó Alex Villacé, country lead de Glovo Costa Rica, en entrevista con La Nación.

Aunque la empresa de capital alemán no puntualizó el nombre de la nueva marca que sustituirá a Glovo, en países como Panamá se migró de la plataforma Appetito24 a PedidosYa, cambio que se implementó en noviembre del 2020.

Delivery Hero mantiene operaciones de entregas a domicilio en más de 600 ciudades en todo el mundo y emplea a 27.000 personas.

Algunas de las marcas que maneja el grupo alemán son PedidosYa en Argentina, Bolivia, Panamá, Paraguay y Uruguay; Donesi en Serbia; FoodPanda en 14 países de Europa y Asia Pacífico; eFood en Grecia; Foody en Chipre; y Talabat en Asia Oriental.

En la página web de Delivery Hero se detalla que “hoy en día miles de consumidores de Panamá y Costa Rica confían en Appetito24 para deleitarlos al entregarles la mejor comida de sus restaurantes de elección y alimentos directamente en su mesa”.

Aunque este medio consultó a la compañía alemana si la nueva marca que sustituirá a Glovo será Appetito24, no ofrecieron más detalles.

La plataforma Appetito24, entonces de capital panameño, ya había operado en Costa Rica entre enero y junio del 2018, pero decidió cerrar por diferentes factores. Actualmente, forma parte del portafolio de Delivery Hero en la región.

Proceso de transición

Sobre la transición de la marca en el país, la empresa asegura que dará continuidad a las operaciones tal y como se han manejado hasta ahora, luego de marzo comenzarán con la implementación de un plan estratégico de expansión en Costa Rica para buscar la sostenibilidad a largo plazo y ofrecer más categorías a los clientes.

El grupo asegura que no habrá cambios para los usuarios, pero sí aprovecharán la oportunidad que les brinda la transición para redoblar esfuerzos y fortalecer los servicios de e-commerce.

Glovo tiene actualmente 1.800 comercios afiliados y 900.000 usuarios registrados en el país que compran bienes y requieren que se los entreguen en sus domicilios o lugares de trabajo.

Además, cuentan con poco más de 4.000 repartidores reportados en la plataforma, una cifra que muestra un crecimiento de 30 veces en la operación respecto a sus inicios.

Este medio también consultó sobre posibles ajustes o modificaciones en materia tributaria o trámites ante el Ministerio de Hacienda que deben ser completados por el nuevo operadores de la marca.

“Todo se ha realizado de manera eficiente. La trazabilidad que ha tenido la operación nos ha permitido realizar estas gestiones sin ningún tipo de inconveniente y el empalme contará con todos los procesos administrativos y de ley al día”, apuntó Villacé.

¿Nuevos negocios?

El grupo de plataformas digitales Delivery Hero desarrolla diversos negocios en diferentes países, el portafolio va desde las entregas de artículos y comida, hasta servicios de comercio en línea, movilidad de personas y otros.

Los nuevos propietarios de Glovo adelantaron −sin ofrecer detalles puntuales− que planean explorar nuevos negocios en Costa Rica.

Antes de vender la operación a Delivery Hero, la empresa española Glovo había iniciado una serie de evaluaciones para desarrollar nuevas estrategias en el país.

En setiembre del 2019 apostó por explorar el transporte de personas, por esa razón inició con la búsqueda de socios para ofrecer servicios en automóviles, igual a Uber.

Los proyectos exploratorios también incluían movilidad ecológica con bicicletas o scooters, para que el usuario por medio de la app pagara el servicio y desbloqueara el vehículo bajo la modalidad de alquiler.

El eje fintech estaba en el espectro de esta compañía que proyectaba traer al país las entregas de dinero en efectivo.

“Es un servicio en el que el glover –repartidor– le lleva dinero al usuario. El repartidor saca el efectivo del cajero y se lo lleva a la casa o donde esté la persona. Creemos que es una apuesta muy buena. Todavía no tenemos fecha, y creemos que esto de fintech tardará un poco más, pero es una línea que queremos trabajar”, aseguró Villacé, en declaraciones a El Financiero, el 26 de setiembre del 2019.

La compañía española barajó la posibilidad de explotar las cocinas virtuales o dark kitchen, que consisten en lugares equipados para crear platillos y productos que solo se venden por medio de restaurantes digitales en las aplicaciones de entrega.

El concepto, que ha tenido gran éxito en otros mercados y en Costa Rica, llevó a Glovo a valorar la idea de construir las cocinas y luego, a través de alquileres u otros métodos de pago, ofrecerlas a sus socios.

Otra área de negocio que evalúo la empresa en el país –a manos de sus exdueños españoles– fue el servicio de lavandería.

El objetivo era que los repartidores recogieran la ropa sucia de los clientes, la llevaran a negocios de este tipo, y una vez que era lavada, la devolvieran a sus dueños.

El golpe de la pandemia frenó los planes e inversiones de la firma española que finalmente vendió su operación local y regional.

Manuel Avendaño Arce

Manuel Avendaño Arce

Manuel Avendaño es periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero.