Negocios

Costa Rica mantiene alta dependencia de hierro y acero importado de Ucrania

Cámara de la Construcción prevé aumentos temporales en precios por la situación que atraviesa el país europeo

Costa Rica mantiene una importante dependencia de materiales de metalmecánica provenientes de Ucrania, específicamente productos intermedios de hierro y acero. En el 2021 se trajeron al país un total de $137,3 millones de hierro y acero, de los cuales un 99,8% provenían del país europeo, es decir, $137,1 millones, según datos de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer),

Este peso en la importación creció de forma sostenida en los últimos cinco años. En el 2017, dicha nación representaba únicamente el 10,4% del total de lo importado, para el 2019 su participación subió a 89,2% y para el año anterior ya ocupaba casi la totalidad del negocio.

Los productos intermedios de hierro y acero ucranianos fueron el segundo subsector de mayor importancia, en términos monetarios, en la importación de materiales de metalmecánica el año anterior. Los productos laminados de hierro y acero, provenientes de Asia, representaron $234 millones, mientras que alambre de cobre $125 millones, la mayoría proveniente de América del Sur, según Procomer.

Ucrania se encuentra bajo una avanzada bélica de Rusia, luego de que, el pasado miércoles 23 de febrero, el presidente ruso Vladimir Putin ordenara una operación militar en su territorio. Con el conflicto bélico, las relaciones comerciales de este país, con el resto del mundo se vulneran, incluidas las mantenidas con Costa Rica en cuanto a exportación e importaciones.

La multinacional ArcelorMittal, que fabrica aceros largos Costa Rica, confirmó a El Financiero que utiliza la materia prima ucraniana para su producción. La empresa también tiene una planta en el país europeo, por lo que se mantienen con cautela para brindar información.

El presidente de la Cámara de Costarricense de la Construcción (CCC), Carlos Trejos, comentó que la situación que se desarrolla entre Rusia y Ucrania tendrá efectos sobre la industria, tanto por el lado del abastecimiento como por los precios.

“Tenemos una afectación directa para el sector, en cuanto a materia prima para muchos productos de la construcción, que aunque los podemos encontrar en mercados como Turquía, por ejemplo en el caso de acero y hay otros países también, la demanda irá hacia esos mercados y los precios muy posiblemente tenderán a subir ante una limitada oferta (...) además podríamos tener escasez”, dijo Trejos.

En el 2021, las importaciones desde Turquía de materiales que forman parte del sector de metalmecánica alcanzaron los $54 millones.

El vocero empresarial mencionó que la situación también impactará en los mercados internacionales, lo que se reflejará en el tipo de cambio y las tasas de interés, lo que podría generar una disminución de la demanda en un sector que aún busca cómo recuperarse de la desaceleración que ya arrastraba incluso antes de la pandemia.

En total, Costa Rica importó desde Ucrania –tomando en cuenta todos los sectores– $147,5 millones en el 2021; esto significa $132,7 millones más que en el 2016, un aumento movido principalmente por los productos intermedios de hierro y acero.

Las estadísticas de Procomer muestran que el país también importa productos de la industria alimentaria desde el país europeo, principalmente aceite de girasol. En el 2021, ingresaron $3 millones en este producto. También se trajo grañones y sémola de maíz por el orden del $1 millón.

En general, el sector de importación con mayor importancia en la relación comercial entre ambas naciones es el de metalmécanica, seguido de la industria alimentaria y el agrícola. Los demás sectores reportan importaciones incluso por debajo de los $200.000.

Por otro lado, la exportación de productos desde Costa Rica hacia el país europeo significó un negocio de alrededor de $24 millones; una cifra muy por debajo a lo que reportan las importaciones.

Alrededor del 92% de lo que se vendió el año anterior a Ucrania fue banano. Asimismo, se exportó poco más de $1 millón en piña. Otros productos como camote y jengibre se comercializaron hacia el país europeo, pero en una cantidad marginal en comparación con las frutas mencionadas.

La exportación de banano aumento en los últimos años de forma acelerada. En el 2021 se enviaron casi $20 millones más que en el 2015; los envíos se incrementaron a partir del 2017. En ese año, duplicó sus importaciones de la fruta lo que benefició a Costa Rica.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Economía. Escribe sobre negocios, comercio exterior y producción. Graduada de la Universidad de Costa Rica. Ganadora del Premio al Periodismo Bursátil 2021.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.