Negocios

Costa Rica consume 184 millones de litros de cerveza al año: 5 datos sobre ‘la birra’ en su día

El valor de las importaciones de cerveza a Costa Rica incrementaron 40,3% al comparar el año pandemia y el 2021. El consumo de cerveza importada también aumentó, y se pasó de 27.965,16 toneladas en 2020 a 35.973,3 toneladas al año anterior

Para acompañar un chifrijo, para librarse del calor en la playa y hasta para compartir un rato entre amigos y amigas, la cerveza se posiciona como la segunda bebida más consumida de los costarricenses.

Cada primer viernes de agosto, se celebra el Día Internacional de la Cerveza, una tradición que, según informan medios internacionales, tiene su origen en un “pequeño bar de Santa Cruz, en California, Estados Unidos”.

Países como Alemania y Bélgica tienen las tasas de mayor de consumo de cerveza por habitante al año, indicó el diario El Confidencial. En el país germano, fiestas como el Oktoberfest, que también se ha comenzado a organizar en Costa Rica, están basadas en el consumo cervezas durante, prácticamente, dos semanas.

Para dimensionar la popularidad de esta ancestral bebida, La Nación preparó 5 datos que reflejan las características del negocio de la cerveza en Costa Rica (o “birra”, como se le llama coloquialmente en el país).

1. Consumo

Datos del proveedor de estudios de mercado Euromonitor International para el 2021, evidencian que la cerveza se consolida como la segunda bebida —dentro de la industria de las bebidas alcohólicas y las que no contienen alcohol— más consumida por los costarricenses.

En una escala de las seis categorías más ofertadas en supermercados, bares, restaurantes y tiendas especializadas del país, durante el 2021, la “birra” vendió 183,9 millones de litros (el año anterior). En el puesto de arriba solo le ganan las bebidas gaseosas, como la Coca Cola.

Este posicionamiento es reflejo de una recuperación del negocio cervecero resultado de la reapertura comercial posterior al relajamiento de medidas por la pandemia del coronavirus, afirmó María Pía Robles, directora de Relaciones Corporativas de Florida Ice and Farm Company (Fifco). Específicamente, la reactivación se dio en los “canales abiertos” como bares y restaurantes, principalmente.

Asimismo, un artículo publicado por La Nación, en el 2018, mostró que cuando de licores se trata, el costarricense es —por mucho— principalmente cervercero. Aproximadamente, dos de cada tres bebidas alcohólicas (64%) que se consumen en el territorio nacional son cerveza.

2. Cerveza importada

Las importaciones de cerveza en Costa Rica han mostrado un crecimiento sostenido desde el 2019. En el 2020, año de la pandemia, las cifras se dispararon y alcanzaron niveles que no se habían registrado en los últimos seis años.

El valor de las importaciones de esta bebida pasó de $15,7 millones, en el 2019, a $24,2 millones, en el 2020, es decir, hubo un incremento de 53,4%. Mientras que el volumen se elevó a 42%, debido a que hace tres años Costa Rica compró en el extranjero 19.671,46 toneladas de cerveza y en el 2020, la cifra subió a 27.965,16.

Para este 2021, la tendencia siguió al alza con un incremento del 40,3% en el valor de las importaciones al comparar el 2020 y el 2021. Asimismo, aumentó el consumo de cerveza importada, de 27.965,16 toneladas, en el año pandemia, a 35.973,3 toneladas, en el 2021, una variación del 29%, según datos brindados por la Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer) a La Nación.

El incremento puede deberse a varias razones, por ejemplo una mayor demanda del consumidor que está interesado por “experimentar y probar” diferentes marcas, sabores y estilos de cerveza. Actualmente, según Fifco, existen tres tipos de consumidores: los que buscan precio, los que prefieren marcas tradicionales o aquellos que buscan una experiencia sensorial en el segmento premium.

“El consumidor actual quiere productos que entiendan sus gustos y necesidades, le interesan productos bajos en calorías, variedad de sabores, presentaciones, romper esquemas de lo que una cerveza tradicionalmente ofrece y recientemente hay un creciente interés por atributos ambientales y sociales”, expresó Robles.

En su portafolio de marcas de cervezas importadas Fifco maneja: Sol, Coors Light, Red Stripe, Samuel Adams, Paulaner, Guiness, Toña y Gallo.

Por otra parte, el año anterior, la cadena Automercado compartió que sus clientes, en los últimos años, han mostrado un creciente interés por la cerveza importada, pues desde el 2019 las ventas de este producto habían crecido en más del 20%.

3. ¿De dónde viene la cerveza importada?

Costa Rica ubica en su ‘top’ de cervezas importadas a las marcas procedentes de México, Estados Unidos y España. Estos tres países sumaron un total de $24,8 millones en el valor de las importaciones al 2021.

En el 2020, México fue el principal vendedor de cerveza no solo para Costa Rica, sino también para el mundo. No obstante, este liderato es una novedad en el mercado cervecero nacional, pues esa hegemonía fue ocupada por Estados Unidos, al menos del 2015 al 2019.

Para este 2021, el valor de las importaciones de cerveza procedentes de México creció 18% respecto al 2020, debido a que pasó de $9,3 millones a $11 millones.

Santiago Aguilar, director ejecutivo de la Cámara de Industria y Comercio Costa Rica-México (Cicomex) había indicado a La Nación, en noviembre de 2021, que desde México, el fabricante de cervezas Modelo ha implementado una política de internacionalización que le permite —por el volumen que produce– vender a los precios que se observan en el mercado.

“Al final de cuentas esto es un tema de precios, una relación de precio-calidad, si vende buen producto a buen precio se va a hacer un campo en el mercado. Entonces convergen dos temas: el mercado costarricense que es pequeño pero exigente encuentra en Modelo un buen producto, por un lado, y por otro lado el proceso de expansión o de internacionalización de las marcas mexicanas (Sol, Tecate y Corona)”, dijo, en ese momento, Aguilar.

Por su parte, la compra de cerveza de Estados Unidos en Costa Rica también aumentó en el 2021, si se comparan los números con los del 2020. Hace dos años, el monto de las importaciones fue de $6,8 millones y el año pasado fue de $7,8 millones, un incremento del 15,3%. La cantidad de toneladas también creció debido a que pasó de 7.228,50 a 8.904,51.

España también ha venido creciendo durante los últimos años, consolidándose como el tercer país al que Costa Rica le compra más cerveza. Asimismo, otros mercados donde el país fija su atención son: Bélgica, Alemania, Portugal y Países Bajos.

4. Marcas locales

La preferencia de las bebidas que escogen los habitantes de Costa Rica para consumir en la playa o para almorzar en la casa también se evidencia, o bien hace referencia a las marcas que se ofrecen en el mercado.

En un ‘top’ 20 de las marcas más elegidas por los costarricenses —realizado por la firma Kantar Worldpanel en 2021—en el sector “beverage” que incluye gaseosas, cerveza, jugos, néctares, entre otros; Imperial ocupó el puesto número 11, con una frecuencia de 4, en cuanto a la cantidad de veces que los consumidores la escogen por año. Incluso, es la única marca de cerveza que se encuentra enlistada en el ‘top’.

“Imperial, Pilsen y Bavaria se han consolidado como marcas de cerveza icónicas del costarricense, por su calidad, sabor y consistencia. En el caso de Imperial, cada vez más el consumidor empieza a valorar sus credenciales en materia de sostenibilidad”, manifestó la vocera de Fifco.

Por su parte, la aplicación de delivery PedidosYa reveló que los tipos que más piden los ticos por medio de la plataforma son: Lager, Pilsener y Negra.

5. Coyuntura convulsa

La inflación de Costa Rica, medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC), alcanzó 10,06% en junio pasado. Eso implica que por cada ¢100 que un hogar gastaba hace un año, ahora debe desembolsar cerca de ¢110 para comprar lo mismo. Es el crecimiento interanual más alto desde abril del 2009.

Producto de esta creciente problemática que afecta a muchas naciones, según un artículo publicado por El Financiero la cerveza nacional subió ¢105 y las importadas entre ¢25 a ¢100.

En el caso de una caja de cerveza nacional con 24 unidades, su precio se establecía en ¢16.032 durante junio del 2022, pero al mes siguiente su precio se elevó a ¢18.936.

También, a partir de este mes de agosto, será aplicado el incremento del impuesto sobre las bebidas alcohólicas, el cual se colocará en un 3% más por cada mililitro de alcohol, pues la actualización por inflación de la tarifa del impuesto cargaría hasta con ¢5,23 por cada mililitro de alcohol en las bebidas.

Las bebidas con hasta 15% de alcohol pasaron de ¢3,62 a ¢3,73; las que poseen más de 15% y hasta 30% pasaron de ¢4,36 a ¢4,49. En tanto, las bebidas con más de 30% de contenido alcohólico tenían un impuesto fijado en ¢5,08 y ahora corresponde a ¢5,23.

Nicole Pérez

Nicole Pérez

Periodista de El Financiero y excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.