Salud

El 64% del licor que se toma en Costa Rica es cerveza; y el 28% bebidas espirituosas

El Reporte Global del Estado del Alcohol y Salud 2018, difundido este viernes, también indica que el consumo de vino ha aumentado

Cuando de tomar licor se trata, el costarricense es –por mucho– principalmente cervercero. Aproximadamente dos de cada tres bebidas alcohólicas (64%) que se consumen en el territorio nacional son cerveza.

Esta es una de las conclusiones que arroja el Reporte Global del Estado del Alcohol y Salud 2018, que fue difundido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) la mañana de este viernes.

Pero este no es el único licor consumido por los ticos. De acuerdo con el documento, el 28% de lo que se toma en nuestro país son bebidas espirituosas o licores destilados, grupo en el que entran el ron, whisky, vodka, brandy, coñac y algunos digestivos.

Según este estudio, el vino no pareciera estar tanto dentro del gusto de los nacionales, pues solo constituye el 7% de lo que se toma. No obstante, va en aumento; en el informe divulgado en 2014, solo el 5% del licor ingerido era vino y en el 2010 era del 4%.

El reporte tomó en cuenta a las personas mayores de 15 años de 202 países en todo el planeta. Todos ellos enviaron datos de cuánta cantidad tomaban, qué tipo de licores, cuántos tenían problema de consumo y las medidas que cada país aplica para evitar los problemas que puede acarrerar el alto consumo de licor, como muertes por accidentes de tránsito, hechos violentos o enfermedades crónicas como cirrosis y algunos males cardiovasculares o tipos de cáncer.

Se tomó como corte el 2016 dado que muchos países no tenían disponibles los datos del 2017.

¿En el mundo se toma de manera muy distinta Costa Rica? Pues la cerveza no es tan popular, y constituye el 34% de lo que se toma. El primer lugar lo ocupan las bebidas espirituosas o destiladas con un 45% y el tercer lugar el vino con un 9%.

¿Cuánto tomamos?

Uno de los aspectos que llaman la atención es que la estadística indica que el 63,4% de los costarricenses dice no haber tomado bebidas alcohólicas en los últimos 12 meses. De acuerdo con estos datos, el 27,9% dice nunca haber tomado y el 35,5% sí había tomado antes y decidió dejar de hacerlo. En el mundo, el 57% dice haberse abstenido de licor en 12 meses.

Al igual que sucede con las cifras mundiales, en Costa Rica las mujeres toman menos que los hombres. El 76,1% de las mayores de 15 años dice no ingerir licor.

Aún cuando se toman en cuenta a quienes sí toman, nuestro país consume menos que el promedio mundial y que el promedio del continente americano.

Para averiguar la cantidad ingerida en un año, el informe midió la cantidad de alcohol puro. Este número surge tras eliminar los otros componentes de una bebida alcohólica. Así, una cerveza de 355 mL con un 5% de alcohol, tiene 1,78 mL de alcohol puro.

En Costa Rica, la población –incluye tanto a quienes toman como a quienes no– consume 4,8 litros per cápita de alcohol puro por año. La población de América –donde hay países de tradición vinícola, como Chile y Argentina– está en ocho litros. Y el promedio mundial está en 6,4 litros por persona por año.

Si se toma en cuenta solo a los tomadores, los hombres ingieren 16,5 litros de alcohol puro al año y las mujeres 5,9 litros cada año.

Cuando el consumo se torna nocivo

Los especialistas aseguran que el consumo moderado o leve de licor no representa problemas en la población adulta en general. No obstante, los riesgos para la salud son muchos cuando las personas se abusan, y si se exceden con frecuencia los daños pueden ser mayores.

El Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus cifras en inglés) define que hay abuso de licor cuando un hombre toma más de 15 tragos por semana o más de cinco por ocasión. Por su parte, una mujer tendrá un consumo nocivo si ingiere ocho tragos o más a la semana o cuatro tragos por ocasión.

Un trago se define como una cerveza de 12 onzas (355 mililitros, ml); 5 onzas (148 ml) de vino, o 1 1/2 onza (44 ml) de un trago de licor destilado, como ron, vodka, ginebra, brandy o whisky.

Las recomendaciones generales es no excederse de tres tragos por ocasión en el caso de los hombres y en dos tragos en el caso de las mujeres. Además, para ambos sexos se recomienda dejar al menos un día a la semana sin tomar alcohol del todo.

“Hay quienes piensan que porque es viernes y estarán en la casa, pueden emborracharse, cuando sería mejor tomarse un solo trago tres días por semana”, dijo en una entrevista anterior Hubert Sacy, presidente de la organización Educalcohol, que busca hacer conciencia sobre la ingesta de bebidas alcohólicas.

La OMS también utiliza otra variable para el consumo nocivo de licor, que es el que por ocasión se tomen más de 6 ml (o 60 gramos) de alcohol puro.

En Costa Rica,el 48,7% de los hombres tomadores y el 17,2% de las tomadoras han tenido episodios de consumo nocivo en el último mes. Cuando se toman en cuenta solo las personas entre los 15 y los 19 años, las cifras aumentan a 55,1% en el caso de los hombres y 20,8% en las mujeres.

No obstante, el abuso de licor por ocasión no quiere decir que una persona tenga un problema con este o haya desarrollado una adicción. En nuestro país, el documento destaca que el 10,4% de los hombres y el 3,4% tiene problemas de abuso del licor. En el continente americano, el promedio es de un 8,2%.

Si hablamos de personas que tienen ya una dependencia crónica al licor, esta se ve en el 4,4% de los hombres y 1,5% de las mujeres. El promedio en América es de 4,1%.

“La accidentabilidad, los conflictos familiares y la adicción que genera el consumo de esta sustancia provoca catástrofes permanentes. Esta patología social tiene repercusiones a las cuales la población no les ha dado la importancia debida”, sostuvo en una entrevista anterior el especialista en adicciones Luis Eduardo Sandí.

Costa Rica no escapa a las muertes por esta sustancia. En el 2016 fallecieron por cirrorsis 14,9 hombres por cada 100.000 de ellos y 4,6 mujeres por cada 100.000 de ellas. La cifra aumenta cuando se habla de accidentes de tránsito, pues se dieron 31,6 muertes por cada 100.000 hombres y 6,5 muertes por cada 100.000 mujeres.

El rubro con más muertes en nuestro país es el de cáncer relacionado con abuso de alcohol: 164,7 hombres muertos por cada 100.000 y 121,3 mujeres muertas por cada 100.000.

Medidas para frenar el abuso

El informe destaca que nuestro país sí tiene medidas de contención para evitar los efectos del abuso de bebidas alcohólicas. Por ejemplo, se cita el que haya advertencias de que el abuso de licor es nocivo para la salud en cada botella o lata de alguna bebida con alcohol y el que estos productos tengan impuestos. Además, se reconocen las regulaciones en cuanto a publicidad y en cuanto a patrocinio de eventos donde estén menores de edad.

Por otra parte, se destaca que hayan programas gratuitos de ayuda a quienes quieren dejar el alcoholismo.

Sin embargo, la OMS resaltó que todos los países del mundo deben hacer más para bajar la ingesta nociva.

Dentro de las acciones que se piden está desarrollar más campañas de información y educación para que las personas sepan los riesgos de tomar de más, y cuánto es el máximo de licor que deberían consumir. Así como ofrecer más apoyo para combatir las adicciones.

“Reducir el uso dañino del alcohol nos puede ayudar a alcanzar un número de Estrategias de Desarrollo Sostenible, como el de mejorar la salud materna e infantil, bajar las enfermedades infecciones, reducir los males crónicos no transmisibles, mejorar la salud mental y aminorar las lesiones por actos violentos y las intoxicaciones”, concluye el informe.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.