Krissia Chacón. 4 mayo
19/04/2018/ Outlet Totto en San Sebastián ofrece sus productos hasta con 50% de descuento/Fotografía: John Durán
19/04/2018/ Outlet Totto en San Sebastián ofrece sus productos hasta con 50% de descuento/Fotografía: John Durán

Los outlet (venta de productos en inventario o de temporada anterior) se convierten en un punto de conveniencia para los clientes y para el negocio, porque la mercancía no se queda almacenada en una bodega y los compradores encuentran productos prácticamente intactos con descuentos de hasta el 70%.

La cuestión es si los locales realmente aplican descuentos; qué tipo de mercancías terminan en estos anaqueles y si los artículos que lleva el consumidor gozan de las mismas garantías que las compras en una tiene convencional.

Los parámetros para determinar si una mercancía es apta para llegar a un outlet es porque ya pasó de temporada, por tallas que no se vendieron, por algún defecto de fábrica o simplemente porque la colección completa de ciertos artículos ya no están disponibles en las tiendas convencionales, de acuerdo con consultas hechas por La Nación a varios de estos negocios.

Un gancho que utilizan los comercios que cuentan con un outlet es que ofrecen las mismas garantías que en sus tiendas convencionales de marca. Los compradores estarán respaldados por la durabilidad y calidad del producto aunque lo adquiera en descuento.

Los outlets se perfilan como un salvavidas para los comercios al distribuir los altos volúmenes de inventarios en vitrinas que captan a los consumidor que están dispuestos a comprar colecciones de tres o seis meses atrás y así disfrutar de descuentos.

En el caso del outlet Totto, ubicado en San Sebastián, San José, se recogen los saldos de la mercancía correspondiente a colecciones anteriores y de la cual quedan pocas unidades. Esta es ofrecida en el outlet con descuentos.

En el outlet aplica la misma garantía de un año en maletines y accesorios de lona y un mes en el resto de accesorios y ropa, detalló Mónica Monge, encargada de mercadeo de la marca.

Los parámetros que utiliza Totto para determinar los productos que pasarán de la tienda normal al local de los descuento son si se trata de colecciones anteriores, por la escasez de tallas o de modelos, o alguna especie de defecto.

"Por ejemplo, solo quedan las tallas L en una camiseta y ya se vendieron los demás tamaños, entonces estas la pasamos al outlet; o queda un maletín en un determinado estampado, pero se terminaron las loncheras y cartucheras de ese mismo modelo, también si quedan muy pocas unidades de un artículo en toda la compañía", detalló Monge.

Los descuentos que ofrece Totto en su outlet van desde el 10% hasta 70% sobre el precio real.

Tienda
Tienda "outlet" de Totto en San Sebastián. Una particularidad de este tipo de comercios es que a las marcas les sale caro mantener los costos del bodegaje/ Fotografía: John Durán

Una particularidad de la modalidad de outlet es que a las marcas les sale caro mantener los costos del bodegaje, así que la tienda abre la ventana para que la mercancía rote y los clientes perciban mejores precios.

La marca GEF, en su outlet, maneja el saldo una vez que finaliza la temporada de descuentos en sus tiendas de marca.

El outlet ofrece la mercancía de línea común, es decir, prendas que no son de moda y que en cada temporada conservan el diseño, pero cambian el color. Estos modelos también son llamados: “los infaltables en el ropero de las personas”.

También el formato outlet maneja líneas especiales de descuento que no están en la tienda de marca. Además, se exhiben y se venden mercancías con imperfectos tales como suciedad o pequeñas averías con un precio simbólico en el que se aplica más de un 70% de descuento.

Evelline Solano, gerente operacional de tiendas GEF Costa Rica, señaló que el outlet les es rentable porque se trata de mercancías que por el cambio de temporada y de precios no se podría mantener en la tienda convencional. "Habría un deterioro en la imagen de la marca", acotó.

El ahorro que pueden percibir los clientes del outlet de GEF va entre el 30% y el 50%.

Con daños pequeños

No solo de ropa viven los outlets. Hay otros comercios que también ofrecen esta modalidad como la mueblería Altea Design.

La empresa tiene dos tiendas de este tipo en el país, en Heredia y San Sebastián; así como otras dos tiendas que funcionan de la forma tradicional en Escazú y Tibás.

Pablo Cobo, gerente general de Altea Design, dijo que la mercancía que pasa dicho establecimiento es porque las nuevas colecciones desplazan a las anteriores; lo mismo sucede cuando toda la mercancía ya no está disponible en las tiendas regulares.

Los descuentos que ofrece Altea van desde el 15% hasta el 50%.

Otra política de la mueblería es que si algún producto tienen menos de un 5% de daño, como pequeñas manchas o rayaduras, pasan al outlet con rebajas entre el 30% y 60%.

Todos los productos son nuevos y cuentan con la misma garantía que la tienda regular.

"El outlet es rentable porque podemos optimizar la rotación de los inventarios y damos la oportunidad para que los clientes compren productos de diseño, calidad y con precios competitivos", añadió Cobo.

Según los encargados de los outlets, entre los cuidados que tienen que tener las marcas para ofrecer este formato de tiendas están velar porque los descuentos y ganchos comerciales sean los suficientemente fuertes para que los clientes estén dispuestos a desplazarse al establecimiento; así como velar que no toda la mercancía esté dañada y tener variedad en sus inventarios.