Marvin Barquero. 6 agosto
Los dirigentes del sector turismo consideran un reto mantener la calidad del servicio y los precios competitivos, para así sostener el crecimiento. Aquí el turismo rural comunitario en Pacayitas de Turrialba. Foto: Mayela López
Los dirigentes del sector turismo consideran un reto mantener la calidad del servicio y los precios competitivos, para así sostener el crecimiento. Aquí el turismo rural comunitario en Pacayitas de Turrialba. Foto: Mayela López

Las cifras de ingreso de divisas y de llegadas de turistas ratifican que ese sector se mantiene firme en su crecimiento, indicador de su resistencia, hasta este momento, al embate de la desaceleración de la economía mundial.

De acuerdo con las cifras del Banco Central, el ingreso de divisas ajustado por estacionalidad, ascendió, en el primer trimestre de este año (último disponible), a $1.041 millones, lo cual implica un crecimiento del 4,6% respecto a los $994 millones generados en el primer trimestre del 2018, de acuerdo con cifras de la cuenta denominada viajes por el Banco Central.

El crecimiento en las divisas durante el último trimestre del año pasado también fue firme. En ese periodo de tres meses (octubre-diciembre) el aumento en el ingreso fue del 9,7% respecto a igual periodo del 2017.

Mientras tanto, la llegada de viajeros se ubicó en 722.310 personas, en el segundo trimestre de este año (abril-junio), de acuerdo con el informe estadístico publicado en la página web del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

La cantidad de llegadas del segundo trimestre de este año (datos más actuales) es 4,3% superior a los 691.957 ingresos de extranjeros registrados en el segundo trimestre del 2018, se desprende de una comparación de las cifras recopiladas.

En el acumulado de todo el semestre, el arribo de viajeros registrado por el ICT aumentó 3,9%. Este año llegaron 1.725.963 visitantes extranjeros, respecto a los 1.661.145 turistas del exterior registrados en el acumulado de enero a junio del 2018.

Sostenible

La presidenta de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Sary Valverde, consideró que ese comportamiento del sector es sostenible, pues se debe a las tareas de promoción realizadas por las organizaciones y en particular, por el ICT.

Entre ellas, mencionó la llegada de nuevas líneas aéreas, especialmente desde Europa, que se hizo en años anteriores, así como el aumento de frecuencias de vuelos de empresas que ya vuelan a Costa Rica. Esta última tarea se ha fortalecido en los últimos meses y tiene énfasis especial en Estados Unidos.

Por ejemplo, en mayo de este año el ICT anunció que la aerolínea American Airlines realizaría dos nuevos vuelos diarios desde Dallas (Estados Unidos), uno al aeropuerto Juan Santamaría y otro al Daniel Oduber, en Liberia, a partir del próximo 18 de diciembre. Luego, en junio, se informó de que esta misma empresa sumará, a finales del 2019, otros dos nuevos vuelos desde el aeropuerto internacional John F. Kennedy (JFK), en Nueva York; uno a cada una de las dos terminales internacionales de Costa Rica.

Por su parte, la aerolínea de bajo coste JetBlue ofrecerá un vuelo directo entre Nueva York y San José, a partir del próximo 1.° de noviembre.

Para Valverde también es muy importante la promoción en mercados potenciales, como el de Suramérica, donde el ICT y organizaciones de empresarios están realizando tareas de atracción de visitantes.

La Presidenta de Canatur también se mostró muy satisfecha por el incremento en la llegada de turistas, aunque encontró un problema en la situación. “No necesariamente este incremento de turistas está beneficiando a empresas establecidas de hospedaje (hoteles) y de gastronomía (restaurantes), porque muchos de los turistas están utilizando Airbnb y otros sistemas”, detalló.

Kathia Valverde, presidenta de la Asociación Costarricense de Operadores de Turismo (ACOT), consideró que este buen comportamiento se debe a la colaboración entre empresas públicas y privadas dedicadas a la industria del turismo.

“Por un lado, el ICT ha venido realizando un gran trabajo de promoción y atracción de líneas aéreas y, por otro lado, las empresas de turismo han mejorado el nivel de servicio y diseño de experiencias para los distintos mercados, sumado a la constante certificación para cumplir con los estándares internacionales de operación”, declaró la dirigente de ACOT.

Para mantener este crecimiento, llamó a seguir abordando de manera integral el turismo, desde la capacitación del personal de cada cadena productiva hasta la seguridad, promoción, incentivos y financiamiento para que el sector se fortalezca. “Es vital la constante innovación en los productos turísticos y el que cada empresa cumpla con los certificados que respalden que su servicio es el óptimo”, consideró.

El hecho de que Costa Rica esté en una etapa de transición y de incertidumbre es una amenaza contra ese crecimiento del turismo, de acuerdo con la dirigencia de ACOT. Como una previsión ante eso, esa organización dijo que realiza capacitaciones para los asociados, para evitar un impacto negativo de la reforma fiscal y lograr mantener precios competitivos.