Óscar Rodríguez. 8 agosto
El coste de cabello tuvo una variación mensual del 8% en julio pasado. El INEC atribuyó la variación a la aplicación del IVA en este servicios para dicho mes. Foto: José Cordero.
El coste de cabello tuvo una variación mensual del 8% en julio pasado. El INEC atribuyó la variación a la aplicación del IVA en este servicios para dicho mes. Foto: José Cordero.

La inflación, medida con el índice de precios al consumidor (IPC), mostró una mayor aceleración internaual y se ubicó cerca de la meta del 3% del Banco Central.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) informó, este jueves 8 de agosto, que el indicador aumentó 2,89% en julio del 2019 respecto al mismo mes del año anterior (variación interanual).

Con dicho resultado, la inflación mantuvo el cuarto mes consecutivo de aceleración, después de mostrar una tendencia de desaceleración hasta marzo pasado.

También, los datos del INEC muestan que, la inflación interanual de este mes de julio, es la más alta de los últimos cinco años para el mismo periodo.

Mientras tanto, en el análisis mensual (de julio respecto a junio del 2019), los datos del INEC muestran que los productos agrícolas y algunos servicios (gravados con el impuesto sobre el valor agregado (IVA) están entre los de mayor variación mensual.

El tomate reportó una variación del 48%, la cebolla del 35% y la papa del 25%, muestra el reporte del INEC.

En el caso de los servicios, sobresalen los honorarios profesionales con un incremento del 13%, el corte de cabello con el 8%, el gimnasio con el 11% y los servicios de veterinaria con el 11%.

“De los 315 bienes y servicios que integran la canasta de consumo, 61% aumentaron de precio, 35% disminuyeron de precio”, detalló el Instituto, en su reporte.

Nelson Castillo, coordinador de la Unidad de Índice de Precios del INEC, confirmó que en el resultados del mes de julio sí hay un efecto directo por la aplicación del IVA a bienes y servicios.

Pero aclaró: “El tributo no únicamente implica un incremento en precios, pues hay casos en que hay disminuciones por efectos del IVA debido a los productos incluidos en la canasta básica que están exentos”, destacó Murillo.

El funcionario mencionó que también influyó, en las variaciones mensuales, el efecto cambiario en algunos bienes y servicios cuyos precios están en dólares.

“Hay una combinación de efectos en la variación de precios. Incluso algunos establecimientos aprovecharon la implementación del IVA para aplicar ajustes en sus precios”, dijo Murillo.

Por tipo de grupo de bienes y servicios, el de salud reportó la mayor variación mensual con el 2,1%, seguido de los alimentos, con el 1,8% y bienes y servicios diversos con el 1,5%.

Entre los que reportaron una reducción están el transporte con -0,75%, prendas de vestir y calzado, -0,55% y artículos de vivienda y servicios domésticos, -0,06%.