Indicadores

¿Cuál carro eléctrico le da más kilómetros por recarga en Costa Rica? China sube el voltaje en la comparativa

Esta vez, La Dataserie compara la autonomía de los automóviles eléctricos que se venden en Costa Rica, para saber cuáles lo llevan más lejos con una sola recarga. Para ello mostramos tres ‘rankings’: SUV, sedán y ‘hatchback’

Dataserie
Dataserie

La oferta y cantidad de vehículos eléctricos en Costa Rica crece año con año y ya se comercializan diferentes modelos de marcas reconocidas pero, ¿cuáles de ellos permiten recorrer una mayor cantidad de kilómetros con una sola recarga de la batería?

Para elaborar este nuevo ranking de La Dataserie obtuvimos datos del registro de vehículos eléctricos del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), así como de una revisión entre diferentes agencias que comercializan modelos eléctricos en el país.

Antes de irnos a los datos, es importante aclarar algunos conceptos. La autonomía que brindan las diferentes marcas es un registro máximo, el cual proviene de pruebas bajo ambientes controlados que se hacen a los vehículos para determinar la cantidad de kilómetros que pueden recorrer.

Silvia Rojas, directora ejecutiva de la Asociación Costarricense de Movilidad Eléctrica (Asomove), explicó que hay tres tipos de homologación. El New European Driving Cycle (NEDC), Worldwide Harmonised Light Vehicle Test Procedure (WLTP), y el de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA).

“Hay algunas mediciones de ciclos de conducción que son más estrictas que otras. Dependiendo del tipo de medición que se le haga, así va a ser la autonomía real. Los vehículos eléctricos generalmente dan un valor, pero nosotros siempre le decimos a las personas que va a depender de la topografía por la que transite y el uso que se le dé al vehículo”, afirmó.

Para efectos de esta comparación se dividieron los vehículos en tres grupos: los SUV (sport utility vehicle), los sedanes, y los hatchback. En Costa Rica también se ofrecen modelos tipo Van, pick up y camiones, pero la oferta aún es reducida así que vamos a esperar antes de incluirlos.

Sergio Morales Hernández, coordinador del Laboratorio de Investigación en Vehículos Eléctricos (LIVE) del Tecnológico de Costa Rica, coincidió en que hay que tomar en cuenta que las pruebas se realizan en ambientes controlados, por lo que en términos reales la autonomía puede variar.

“Un vehículo que tiene una autonomía importante, de más de 500 kilómetros (Km), eventualmente ya en condiciones reales, aquí en Costa Rica, puede caer a 450 km o una cosa así. No es que el valor que está dando el fabricante está muy lejano a lo que va a suceder en la realidad, pero tampoco va a llegar a ser exactamente ese valor”, explicó Morales.

En relación con la disminución de la autonomía con el paso de los años debido principalmente al desgaste de la batería, Rojas y Morales resaltaron que sí hay una reducción en el rendimiento del kilometraje, aunque la realidad es que la variación es mínima y prácticamente no se nota, gracias a la vida útil de las baterías.

Morales explicó que hay varios factores que inciden en el desgaste, pero principalmente hay que considerar dos: el estilo de manejo de la persona y cuántas veces hace uso de la carga rápida, la cual le inyecta energía a los vehículos de forma muy fuerte, lo que produce un estrés constante a la batería.

“Eso podría perjudicar un poco, no es que la autonomía vaya a bajar 10% en un año, por ejemplo, con suerte baje 1% o 2%, porque esos valores van a depender justamente del otro parámetro del estilo de manejo, como que la persona ande acelerando demasiado el vehículo o haciendo cambios bruscos de aceleración, por ejemplo”, apuntó Morales.

Este especialista explicó que una persona que recorre un trayecto diario entre Cartago y San José, que acostumbra a cargar el vehículo los fines de semana, probablemente, después de cinco años tenga que adelantar la carga para los viernes.

Por su parte, Rojas añadió que para 2022 hay una segunda generación de baterías, las cuales han mejorado en su desempeño. “La batería se degrada como pasa con la de los celulares o la computadora portátil, igual se degrada la batería de un vehículo eléctrico, pero es mínima y nos remitimos a los casos de las personas usuarias”, aseguró.

Ella comentó que, entre los asociados a Asomove, lo más que se ha degradado una batería ha sido 20%. Pero eran unidades usadas adquiridas entre 2015 y 2016.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.