Laura Ávila. 4 marzo

Costa Rica registró un incremento del 6% en el envío de remesas al extranjero al tercer trimestre del 2017 cuando contabilizó $245 millones. Durante el mismo periodo en el 2016 las cifras alcanzaron los $232 millones, según datos proporcionados por el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

Las remesas se han mantenido estables en los últimos tres años. Si se comparan los resultados del 2017 con los del tercer trimestre del 2015, el incremento del 6% se mantiene, ya que en ese periodo la salida de remesas era de $231 millones.

Los dos principales destinos son Nicaragua y Colombia, seguidos de otros países que el BCCR engloba dentro de la categoría “otras partes del mundo”.

Los envíos de dinero hacia Nicaragua llegan a representar hasta el 79% del total de dinero que sale de la economía nacional en forma de remesas. A lo largo de todo el 2016 salieron de Costa Rica $254 millones hacia Nicaragua cuando el total de las remesas ascendió a $312 millones. En 2015, el total fue de $312 millones, y el vecino del norte recibió $247 millones.

Los nicaragüenses residentes en territorio nacional envían una remesa mensual promedio de $111 a sus familias. Los colombianos remiten por mes cerca de $227 y otros extranjeros destinan aproximadamente $136, de acuerdo a la investigación “Aspectos Socioeconómicos de las Remesas Familiares 2014” realizado por el Banco Central de Costa Rica.

Envío a otras partes del mundo

El estudio del BCCR determinó que el 81% de las transacciones se hacen a través de empresas remeseras, el 14% lo realiza a través de bancos, el 3% con encomenderos informales y el 2% por otros medios.

Por políticas o restricciones Gollo no hace envíos a Venezuela, Rusia, Jamaica, Cuba, Medio Oriente y el Congo. Foto: Luis Navarro
Por políticas o restricciones Gollo no hace envíos a Venezuela, Rusia, Jamaica, Cuba, Medio Oriente y el Congo. Foto: Luis Navarro

La empresa Gollo que brinda el servicio en alianza con Western Union comúnmente hace transacciones a Nicaragua, Estados Unidos, Canadá, Chile, Panamá, México, Perú y Argentina. Mientras que India y Australia son destinos menos usuales para el envío de remesas.

Por políticas o restricciones la empresa no hace envíos a Venezuela, Rusia, Jamaica, Cuba, Medio Oriente y el Congo.

“Algunos de los problemas que impiden el envío de dinero a estos países es que están relacionados con situaciones como tráfico de drogas, lavado de dinero, tráfico de marfil o restricciones gubernamentales, como Cuba”, afirmó Eduardo Córdoba, gerente de mercadeo de Gollo.

Por su parte, el departamento de comunicación del Banco Nacional indicó que el destino con mayor volumen de transacciones es Estados Unidos, seguido de España, Inglaterra, Alemania e Italia. Los destinos con menores transacciones con Suramérica y África.

En cuanto a las comisiones, Gollo apunta a que el tarifario varía de acuerdo al país y al monto de dinero que se envíe. Mientras que en la entidad bancaria la comisión no se afecta por el destino, ya que se cobra un 0,25% sobre el monto.

El 41% de los inmigrantes destina dinero para alimentación, el 26% para salud, el 18% para pago de deudas, el 10 % para educación y el 5% para otros rubros como compra de bienes o construcción de vivienda, de acuerdo al estudio del BCCR.