Patricia Leitón. 12 marzo

El Banco Central de Costa Rica informó de que el viernes 9 de marzo pasado ingresaron al país los fondos provenientes del crédito de Apoyo a la Balanza de Pagos, por $1.000 millones, firmado el 8 de marzo con el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR).

El país tendrá tres años para pagar los recursos al FLAR. Fotos Melissa Fernández Silva
El país tendrá tres años para pagar los recursos al FLAR. Fotos Melissa Fernández Silva

“Estos nuevos recursos explican, mayoritariamente, el aumento de $1.039,2 millones en las reservas internacionales del día 9 de marzo, que sitúa su saldo en $8.012,7 millones a esa fecha", indicó la autoridad monetaria, por medio de un comunicado de prensa distribuido este lunes.

Añadió que este saldo es equivalente a un 13,2% del producto interno bruto estimado para el 2018, a 1,7 veces el saldo de la base monetaria ampliada observado a esa fecha y a 6,4 meses de las importaciones de bienes del régimen definitivo estimadas para el presente año”, explicó el Banco Central, en un comunicado.

La entidad añadió que estos flujos de moneda extranjera y su efecto sobre las reservas internacionales netas estaban previstos en la programación macroeconómica del Banco Central. Además, su finalidad es fortalecer la posición de reservas internacionales y contribuir a mantener la estabilidad macroeconómica del país.

“El BCCR, como parte de su estrategia de promover la transparencia de las acciones de política con la comunidad nacional e internacional, divulga regularmente información sobre la evolución de las principales variables macroeconómicas del país. Uno de estos indicadores corresponde al saldo de las reservas internacionales netas (RIN) en poder de la Institución y cuya publicación se realiza con periodicidad diaria en su sitio web”, añadió.

El FLAR es una entidad regional de intermediación financiera con acceso a su propio capital pagado por los socios y a los mercados de dinero internacionales para incrementar sus fondos.

Con estos recursos puede acudir en apoyo de los países miembro para reforzar sus balanzas de pago, sea con créditos o por medio de garantías para préstamos con terceros.

Costa Rica tendrá un plazo de tres años para pagar el crédito. El primer año solo pagará intereses y en los siguientes dos años pagará intereses más el principal.

En octubre pasado el presidente del Banco Central, Olivier Castro, explicó que este crédito tiene un fin preventivo, donde el Banco muestra su fortaleza en reservas, y disuasivo, contra un eventual ataque al colón.