Finanzas

ICE captó ¢72.989 millones con subastas de bonos en el mercado costarricense

Ofertas hechas en el segundo semestre incluyeron colocación de nuevos títulos, canje de valores y “bonos verdes” para amortizar deuda vinculada con la planta Reventazón

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) captó, durante el segundo semestre del 2021, ¢72.989 millones, en tres subastas en el mercado de valores costarricense. Los procesos incluyeron la colocación de nuevos títulos, un canje de deuda y la emisión de “bonos verdes” para el pago de parte de las obligaciones por la construcción de la represa hidroeléctrica Reventazón.

La empresa estatal recibió ofertas por ¢80.951 millones en los procesos efectuados en la Bolsa Nacional de Valores. Con estas colocaciones, se mejoró su perfil de vencimientos y redujo su exposición al riesgo cambiario, debido a que una parte se utilizó para cubrir la amortización de deuda denominada en dólares, informó.

“También disminuimos el riesgo de tasa de interés, ya que estas emisiones cuentan con tasas fijas. Los títulos son una alternativa para inversionistas que buscan diversificar su portafolio con inversión en emisores consolidados, como el Instituto”, explicó Juan Carlos Pacheco, gerente de Finanzas del ICE.

En el comunicado de prensa enviado por el ICE se informó sobre los montos asignados en cada subasta, pero no de las condiciones finales pactadas con los inversionistas, como la tasa de interés. La empresa pública tampoco informó del resultado de los tres procesos, mediante un hecho relevante, a la Superintendencia General de Valores (Sugeval), sino que solo efectuó la convocatoria de los inversionistas.

Entre el 26 de agosto y el 1.° de setiembre, la institución efectuó dos operaciones. De la serie de nomenclatura G1, con vencimiento al 2023, asignó ¢10.305 millones. Mientras que del bono G2, al 2025, colocó ¢48.241 millones. De dicho monto, ¢16.105 millones se asignó a inversionistas quienes aceptaron estos títulos valores como canje a bonos que vencían a finales de setiembre anterior.

Los montos captados en esas dos primeras subastas tenían como objetivo el pago de deuda financiera o financiar inversiones en el negocio de electricidad y telecomunicaciones del ICE.

Por último, el 4 de noviembre pasado, el Instituto efectuó la venta del primer bono verde emitido por una empresa pública en Costa Rica. Esta se realizó por medio de la serie G3V y el monto captado ascendió a los ¢14.443 millones, con el objetivo de captar recursos para refinanciar una porción de la deuda por la construcción de la planta hidroeléctrica Reventazón.

“La confianza de estos inversionistas en la Institución nos permite aprovechar de manera transparente las ventanas del mercado doméstico y obtener financiamiento en condiciones competitivas, a plazos de colocación atractivos y utilizando instrumentos y mecanismos diferentes”, dijo Pacheco.

La captación de este segundo semestre forma parte de la hoja de ruta para la sostenibilidad financiera y económica del ICE.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.