Finanzas

70.000 operaciones de crédito continúan amarradas a la tasa Libor en Costa Rica

Debido a la discontinuidad de esta tasa de interés, en 2023, la Sugef y el Conassif recomiendan a deudores con operaciones vinculadas a la Libor, acercarse a su intermediario financiero para evaluar opciones de sustitución

Alrededor de 70.000 operaciones de crédito en el sector regulado de intermediación financiera en Costa Rica aún se encuentran amarradas a la tasa de interés Libor (London Interbank Offered Rate, por sus siglas en inglés), utilizada como referencia para créditos en dólares, pero que será descontinuada a partir de julio de 2023.

La cifra de operaciones de crédito vinculadas a la Libor fue expuesta por Adrián Pacheco, asesor del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), en un webinar organizado por la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) y llevado a cabo la mañana este martes 31 de mayo.

En esa conferencia, la superintendente general de entidades financieras, Rocío Aguilar, agregó que una cantidad importante de operaciones en dólares están amarradas a la tasa Libor, por lo que consideró importante que aquellos que “no han puesto a derecho sus operaciones de crédito” o no los han llamado de las instituciones, se contacten con la entidad para conocer cómo se van a ajustar los contratos de crédito y cuál es la modalidad que van a seguir.

“A nosotros nos corresponde, por supuesto, como supervisores y reguladores, dar un seguimiento a lo que están haciendo las entidades, pero también es importante que todos ustedes tomen acción, se sienten con su entidad financiera, se pongan de acuerdo en cuál va a ser la tasa de referencia que se va a utilizar en adelante, a partir de cuándo, y que puedan tener la certeza que esa nueva tasa está en perfecto equilibrio respecto a la tasa que tenían anteriormente”, manifestó la jerarca de la Sugef.

De acuerdo con Pacheco, en el mercado hay varias opciones de tasas de interés, entre ellas, la Prime Rate, la Tasa de Referencia Interbancaria (TRI) en dólares, la Secured Overnight Financing Rate (SOFR), pero “colonizar también es una opción que se está valorando, independientemente de la tasa, sino de pasarse de dólares a colones”, dijo.

Eso sí, Aguilar destacó que ni el Conassif ni las superintendencias le dijeron a las entidades financieras qué tasa de interés tienen que utilizar, sino que cada una hace su ejercicio de conformidad con su modelo de negocio y debe garantizar que la tasa que seleccionó cumple con todas las condiciones, en concreto, ser una buena tasa de referencia y de buena calidad.

“Algo muy importante es que la mayoría de los regulados están buscando que si por ejemplo tienen una tasa de 5% en este momento en Libor y la quieren pasar a TRI o la quieren pasar a Prime, están buscando una fórmula que mantenga ese nivel nominal para que no se afecte al consumidor (...)”, comentó el asesor del Conassif.

Adrián Pacheco hizo un llamado en el webinar, que puede repasar en la página de Facebook de la Asociación Bancaria Costarricense, para que las personas y las empresas que tengan operaciones vinculadas a la tasa Libor se acerquen, si no lo han hecho, a su intermediario financiero y evalúen las opciones disponibles de sustitución.

Pero, ¿qué es lo más importante cuando se tenga el diálogo con el banco o con el intermediario financiero que corresponda? La superintendente general de Entidades Financieras lo resumió en lo siguiente:

  • Que le garantice en esa conversación que, efectivamente, la nueva tasa de referencia más los puntos adicionales (a los que denominan spread) le otorgue el equilibrio, es decir, la identidad entre la tasa que tenía anteriormente y la tasa actual.
  • Que esa tasa de interés que está utilizando el intermediario sea de calidad: una tasa de referencia que tiene una metodología, que no puede ser manipulada, que no es una tasa que alguien se va a inventar como referencia.
  • Que le expliquen por qué el banco o el intermediario financiero escogió esa tasa para ese cambio.
  • Además, es bueno que en ese proceso quede resuelto el futuro. Según la jerarca de la Sugef, es posible que, ante los grandes cambios que se dan en el mundo, el día de mañana alguna de estas tasas, aunque cumplan con todas estas características, se vaya a modificar. Entonces en ese contrato es bueno que quede debidamente establecido cuál va a ser “la regla del juego”.
Mónica Cerdas

Mónica Cerdas

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Graduada de la carrera de Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.