30 enero, 2010
 El joint venture fue anunciado ayer por el costarricense Carlos José Rodríguez (izquierda) y el chileno Claudio Stitchkin. | ALONSO TENORIO
El joint venture fue anunciado ayer por el costarricense Carlos José Rodríguez (izquierda) y el chileno Claudio Stitchkin. | ALONSO TENORIO

Rodblu, compañía de capital costarricense, y la chilena Stitchkin construirán dos torres de apartamentos en Barreal de Heredia, a partir de junio próximo.

La inversión de este proyecto asciende a los $25 millones y el dinero será aportado por ambas empresas, cuyos representantes anunciaron ayer, aquí, el lanzamiento de su primer proyecto conjunto (conocido en inglés como joint venture ).

Carlos José Rodríguez, copropietario de Rodblu, indicó que este condominio es la punta de lanza de ambas empresas para futuros proyectos en Latinoamérica.

A mediano plazo, las dos compañías invertirán $250 millones en la región, dijo Claudio Stitchkin, propietario de la compañía, que lleva su apellido.

La noticia de esta inversión inmobiliaria llega en momentos en que el Banco Central –en su programa macroeconómico del 2010-2011– proyecta un repunte en la construcción durante la segunda mitad de este año.

Incluso, proyecciones de la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) estiman que en este 2010 habrá un repunte de la actividad de un 13% con respecto al 2009.

Sus datos indican que este año se tramitarían permisos por poco más de 5 millones de metros cuadrados (m²) en comparación con los 4,5 millones de m² que se habrían tramitado el año pasado.

En este contexto, la CCC estima un alza del 11,7% en la contratación de personal, en comparación con la caída de un 15,7% que se registró en el 2009, en que se perdieron poco más de 24.000 puestos de trabajo.

Cerca de zona industrial. La construcción de este proyecto inmobiliario en Barreal de Heredia comenzará en junio entrante con el primer edificio de 11 pisos.

Tanto Rodríguez como Stitchkin prevén que esté listo en junio del 2011, y tres meses después comenzaría la construcción del segundo edificio de 21 niveles. Esta obra estaría lista en marzo del 2013. Para ello, ambas empresas esperan contratar a unas 500 personas.

Entre las dos torres habrá 240 apartamentos de una, dos o tres habitaciones. Los precios oscilarán entre $65.000 y $140.000.

Las empresas Rodblu y Stitchkin adelantaron que este primer proyecto mancomunado se ubicará a 600 metros este de la zona franca Metro y a menos de un kilómetro de zonas francas como Ultrapark y Global Park, entre otras.

La cercanía con estos puntos de trabajo fue la principal razón que Rodríguez dio para justificar la ubicación del proyecto.