Empleo

Desempleo llega a niveles previos a pandemia, pero 200.000 personas permanecen fuera del mercado laboral

La tasa de desempleo retornó al 12%; no obstante, muchas personas que dejaron de trabajar durante la emergencia sanitaria no volvieron al mercado laboral, y si vuelven, podrían elevar de nuevo el indicador de desocupación

Los resultados de la Encuesta Continua de Empleo del trimestre que comprende marzo, abril y mayo traen la buena noticia de una reducción en el desempleo hasta un 12%, de manera que el país logra alcanzar el porcentaje que tenía antes de la pandemia.

Además, el número de personas con trabajo aumentó de un aproximado de 2.124.978, en el trimestre móvil que terminó en abril, a 2.157.855 en el trimestre móvil que finalizó en mayo; es decir, 32.877 puestos más.

María Luz Sanarrusia, encargada de la Encuesta Continua de Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), comentó que en el aumento de la ocupación destaca el incremento en las mujeres, aunque la participación de los hombres se mantiene más alta (más hombres trabajan o buscan empleo en relación con el total de 15 años o más, respecto a las mujeres).

También bajó la tasa de subempleo (personas ocupadas que trabajan menos de 40 horas en la semana y que desean laborar más tiempo); la cifra pasó de un 11,1%, en el trimestre que terminó en abril, a un 9,4% en el trimestre que concluyó en mayo, incluso más baja que la de febrero del 2020, antes de la pandemia (11,8%).

No obstante, para el economista del Consejo de Promoción de la Competitividad Andrés Fernández, no se puede asumir que el mercado laboral costarricense ya se encuentra en una situación similar o incluso mejor que la que se observaba antes del inicio de la pandemia, pues todavía quedan fuertes cicatrices.

Para Fernández, es necesario mirar otros dos indicadores del mercado de trabajo, como la tasa de ocupación, que indica las personas de trabajan respecto a las que están en edad de hacerlo (15 años o más). Antes de la pandemia, dicha tasa era del 56,1% (febrero, 2020); con la emergencia bajó y actualmente se ubica en el 52,8%.

“Si bien más de 2,1 millones de personas ya tienen empleo, aún es necesario generar 136.000 puestos de trabajo adicionales para recuperar la tasa de ocupación que se tenía antes de la pandemia, lo que plantea un reto importante para los hacedores de política pública”, explicó Fernández.

Tener una tasa de ocupación alta es importante porque permite aumentar la producción del país y, con ello, los ingresos de las personas y del fisco.

En los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), por ejemplo, la tasa de ocupación promedio del primer trimestre de este año fue del 69%.

“El reto es aún mayor, dado que durante este periodo ocurrió un fenómeno que poco se ha comentado, y es el hecho de que la cantidad de personas que abandonan la fuerza de trabajo ha crecido en más de 200.000 personas, lo que lo mantiene aún en niveles similares a los observados en los peores meses de la pandemia, en términos de los indicadores laborales”, agregó Fernández.

Antes de la pandemia, la población fuera de la fuerza de trabajo, como le llama el INEC, era cercana a 1.435.000, y al trimestre que concluyó en mayo era de aproximadamente 1.638.000.

“Esto quiere decir que hoy el desempleo se recuperó y se encuentra en un nivel similar al de febrero del 2020, pero la proporción de personas que salen de la fuerza de trabajo, es decir, que dejan de buscar trabajo, es hoy un 14% mayor de lo que era antes de la pandemia, y este fenómeno ha seguido un patrón distinto de lo que usualmente se refleja en los mercados laborales”, detalló Fernández.

Según su criterio, esto plantea retos a futuro, porque una buena parte de estas personas que están fuera de la fuerza de trabajo podrían reincorporarse y comenzar su búsqueda activa de empleo, lo que nuevamente elevaría los niveles de desempleo, a menos que este posible exceso de oferta de mano de obra sea absorbido por nuevos empleos en el mercado laboral, especialmente en el sector formal de la economía.

Se consultó también al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, pero no se logró respuesta al cierre de edición de esta nota.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.