Consumo

Banco Central pospone uso del PIN en compras con tarjeta mayores a ¢30.000

La nueva forma de pago iba a entrar a regir el próximo 1°. de julio, pero ahora tres entidades financieras y la ABC confirmaron que tendrán más tiempo

El uso del PIN para compras con tarjeta mayores a ¢30.000 ya no entrará en vigencia el próximo 1°. de julio, como estaba previsto, sino que el Banco Central amplió el plazo.

El Banco Nacional informó de que la fecha para la implementación de esta funcionalidad será entre 1°. de julio del 2021 al 1°. de julio del 2022, según les comunicó el Banco Central mediante el oficio PRE 0043/2021, el 21 de junio pasado.

“Ampliar el plazo otorgado a los bancos emisores y adquirentes para la implementación paulatina de la autenticación mediante el PIN, desde el 1°. de julio de 2021 al 1°. de julio de 2022, para que en el transcurso de este año, los proveedores de servicios puedan finalizar el requerimiento establecido por el BCCR (Banco Central de Costa Rica) y se mantenga el reforzamiento de las medidas sanitarias frente a la covd-19, según lo solicitado por el BNCR”, indica dicho oficio.

El Banco de Costa Rica (BCR) y BAC Credomatic informaron de que el nuevo plazo será en su caso, febrero del 2022.

“Recientemente el BCCR comunicó a las entidades financieras que han aprobado trasladar la fecha de puesta en operación de la autenticación del cliente con PIN en línea, para el 1º. de febrero del 2022″, informó el Banco de Costa Rica.

También se consultó a la Asaciación Bancaria Costarricense, la cual confirmó que efectivamente se hizo la gestión y se corrió el plazo.

La Nación consultó al Banco Central sobre las nuevas fechas de implementación y los motivos de esta cambio pero al cierre de esta información no se había recibido respuesta.

El Banco Nacional informó de que los dispositivos POS (datáfonos) estarían listos en el nuevo plazo y el Banco de Costa Rica, que ya están haciendo pruebas.

“No obstante lo anterior, en el BCR hemos trabajado arduamente para cumplir con el plazo inicial definido, (julio, 2021), por lo que al cierre de mayo el proceso se encontraba en la etapa de pruebas”, informó la entidad.

Compras menores a ¢30.000 no requieren váucher

Esta disposición está contenida en el Reglamento del Sistema de Tarjetas de Pago del Banco Central.

Con este mecanismo si va a pagar con tarjeta una compra mayor a ¢30.000, primero verá el monto a pagar en el datáfono, luego acercará la tarjeta para cancelar y luego digitará el PIN, el mismo que usa en el cajero automático.

De esta forma, para montos superiores a ¢30.000 ya no se requerirá el váucher impreso, ni tendrá que firmarlo, ni mostrar la cédula.

Actualmente, si la compra es menor a ¢30.000 no se requiere la impresión del váucher, solo si el cliente lo pide.

Tanto si la compra es menor o mayor a ¢30.000 la notificación de la transacción le debe llegar en menos de un minuto.

Según había explicado Carlos Melegatti, director de la División de Sistemas de Pago del Banco Central, en enero pasado (cuando entraron a regir otros cambios), esta es una tendencia universal, el PIN es más seguro que la firma, porque actualmente cualquier persona con su tarjeta le puede hacer un garabato de firma al váucher y comprar. Con el nuevo sistema requerirá el PIN que solo lo debe saber el cliente.

A partir de enero del 2022, la quinta transacción de pago rápido consecutivo (menos de ¢30.000) tiene que digitar el PIN o si las transacciones consecutivas suman más de ¢100.000.

El Reglamento del Sistema de Tarjetas de Pago, que contiene todos estos cambios, entró en vigencia el 24 de noviembre del 2020, pero para algunas medidas estableció plazos específicos.

Este es el mismo reglamento que establece las comisiones máximas que cobran los proveedores del sistema de tarjetas a los comercios.

El Reglamento está basado en la Ley de Comisiones Máximas del Sistema de Tarjetas (Ley 9831).

Patricia Leitón

Patricia Leitón

Periodista en la sección de Economía. Economista y periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio “Redactor del año” de La Nación (2001) y Premio Academia de Centroamérica del Periodismo Profesional en el Área Económica" (2004).