Consumo

¿A punto de solicitar una pensión del ROP? Conozca los cuatro tipos de planes de retiro

Los afiliados al ROP cuentan actualmente con cuatro tipos de opciones para recibir su pensión complementaria una vez que se jubilen

En los próximos meses, el 10% de los trabajadores afiliados al Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP), es decir unas 290.000 personas, deben tomar una decisión fundamental para su etapa jubilación: la modalidad de pensión complementaria que disfrutará durante su retiro.

El único requisito para acceder al beneficio es que el afiliado presente a la operadora de pensiones complementarias (OPC) un certificado donde conste que ya obtuvo la pensión del régimen básico, o sea, la de Invalidez, Vejez y Muerte, la del Magisterio Nacional o la del Poder Judicial.

Luego, la persona deberá elegir entre los cuatro planes actuales de cuantía mensual el cual las OPC están autorizadas a brindar en el país. Hay una quinta posibilidad denominada renta vitalicia que no se ofrece en Costa Rica porque debe darla una aseguradora y, hasta el momento, ninguna ha solicitado autorización a la Supén para ofrecerla.

El monto de la pensión depende de la cantidad de dinero ahorrado por la persona durante su vida laboral y los rendimientos de las inversiones de sus recursos. Entonces, a mayor ahorro acumulado, se incrementa la cuantía. Las operadoras estiman al menos el 70% de la pensión mensual está conformado por la rentabilidad de las inversiones, el 30% restante son las contribuciones.

Los jubilados pueden cambiar el plan de retirno cada 12 meses en el momento que la OPC recalcula el monto del beneficio, excepto para uno de el plan de renta temporal pues dejará de otorgarse a partir del 2030.

En la renta permanente el monto de pensión se calcula solo con los rendimientos de las inversiones del régimen, pues el capital, es decir, las cotizaciones, se entregará a los beneficiarios del jubilado cuando fallezca. Este producto es el que presenta mayores volatilidades porque depende de la evolución de los rentabilidad la cual sube o baja, dependiendo de la coyuntura económica.

En el retiro programado al beneficiario se le calcula la pensión con el monto total de dinero acumulado (principal y rendimientos) a partir de la tabla de mortalidad existente en el país, que llega a los 115 años.

La renta temporal calculada hasta expectativa de vida condicionada también toma en cuenta la tabla de mortalidad publicada por la Supén, pero en este caso condiciona la distribución de los recursos acumulados a la esperanza de vida de la persona.

El último plan es la renta temporal por cuotas, que expira en febrero del 2030. Permite al afiliado recibir la pensión del régimen obligatorio en la misma cantidad de cuotas hechas, para lo cual se divide el total de dinero acumulado por la cantidad de meses en los cuales se aportó al ROP.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.