Economía

Comercio debe responder por los accidentes que pasen en su local

Negocios deben proveer asistencia médica y contar con pólizas y seguros

El comercio tiene que responsabilizarse por los accidentes que ocurran en sus instalaciones, no importa si sucedieron dentro del local o en áreas aledañas, pero ubicadas dentro de la propiedad.

Esto es, desde atención médica en el lugar por parte de personal calificado, hasta contar con pólizas y seguros que puedan responder ante eventuales reclamos por la vía civil.

La discusión recobra relevancia a la luz del reciente accidente ocurrido en un PriceSmart.

De acuerdo con información de testigos, una mujer de más de 60 años sufrió una herida en su cabeza, luego de que una tarima con varias cajas cayera y la golpeara.

El accidente se dio el viernes 8 de junio por el desprendimiento de la mercadería desde una estantería de seis metros de alto.

Manrique Ugalde, vicepresidente del supermercado, confirmó lo sucedido, y Mauricio Valerín, director de Emergencias Médicas, aseguró que ellos atendieron el accidente ese día.

Acciones. El comercio que registra un accidente lo hace por falta de cumplimiento de las leyes y de la normativa relacionada con salud ocupacional, enfatizó Adriana Quesada, presidenta de la Comisión Nacional de Salud Ocupacional para la Construcción.

Explicó que todo comercio debe velar por la seguridad de sus clientes y de su personal.

En el caso de los supermercados, lo ideal, dijo, es que los estantes o góndolas no deben superar los dos metros de altura.

Para los negocios que tienen estantes muy altos se debe colocar lo más pesado abajo y lo más liviano arriba, y colocar un área de seguridad alrededor de esta zona.

En su defensa, Ugalde indicó: “Este tipo de sistemas de estantería para tarima no solamente son seguros bajo condiciones normales, sino también han sido probados a nivel teórico (en laboratorios) y práctico en condiciones extremas, como sismos”.

Añadió: “Existen en almacenes fiscales, bodegas generales, etc. Si este sistema no fuera seguro, tendríamos que reestructurar la logística de todo el planeta”.

Quesada apuntó que, si se trata de un negocio con alto tránsito de personas, como un restaurante o un supermercado, el responsable debe colocar material antideslizante en pisos del comercio.

Si el personal realiza labores de limpieza o mantenimiento, debe advertir a los clientes con conos, rótulos o cintas para que no pasen por allí o lo hagan con mucho cuidado.

Uno de los negocios que mejoró fue Megasúper, tras un accidente ocurrido en uno de sus locales en el 2004.

Wálter Vega, gerente general de la cadena, dijo: “El aprendizaje en este caso fue velar porque se aplicaran los protocolos de seguridad ya establecidos”.

Cynthia Zapata, directora de la Oficina del Consumidor, argumentó que, en caso de que un afectado decida elevar su caso a instancias judiciales, ya existe jurisprudencia de la Sala Primera.

“Existe una responsabilidad ineludible del comercio por velar por la seguridad de todos”, dijo.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.