Banca

Banco Central rechaza alegato de banqueros y deja en firme baja de comisiones en pagos con tarjeta

Nuevas topes a las tarifas de adquirencia e intercambio entrarán en vigencia el próximo 14 de marzo, después de que la Junta Directiva del BCCR rechazó la recusación de los banqueros

La Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica (BCCR) fijó en firme, este miércoles 12 de enero, la reducción gradual de las comisiones máximas locales por pagos con tarjetas. Los nuevos topes entrarán a regir a partir del próximo 14 de marzo.

La decisión se tomó después de que la Directiva rechazara la recusación planteada por la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) que denunció conflicto de intereses y pidió la anulación del estudio técnico con el cual se fundamentó la reducción tarifaria gradual.

En concreto, la agrupación que representa al sector bancario solicitó la anulación del estudio técnico hecho por el BCCR con el argumento de que el informe fue elaborado por su División de Sistema de Pagos, la cual, afirman, compite de manera directa con la banca en transacciones de pagos. Esta división es la encargada del Sistema Nacional de Pagos Electrónicos (Sinpe).

“La fijación se llevó a cabo luego de que la Junta Directiva del Banco Central resolviera, por unanimidad y en firme, confirmar lo resuelto por la Gerencia del BCCR, al declarar sin lugar la recusación presentada por la Asociación Bancaria Costarricense”, informó la entidad monetaria, este viernes 14 de enero, en un comunicado de prensa.

Con la decisión, la comisión máxima de intercambio, hoy del del 2%, tendrá una reducción de 0,25 de punto porcentual (p. p.) por los próximos tres años. En marzo del 2022 se ubicará en 1,75%, pero seguirá bajando hasta alcanzar el 1,25% en el 2024.

La tarifa de adquirencia también bajará un cuarto de punto cada año. En este caso pasará del 2,50% actual, a 2,25% en marzo y, en 2024, llegará a 1,75%.

La comisión de adquirencia es la que paga el comercio al banco adquirente, el cual le provee el datáfono y el servicio para que las personas puedan cancelar con tarjeta; y la comisión de intercambio es la que reconocen las entidades adquirentes a los emisores de las tarjetas que pasan por sus datáfonos (pero si la tarjeta del cliente es del proveedor del datáfono no se paga comisión de intercambio).

De la revisión hecha a los alegatos de la ABC, el BCCR acordó que la comisión máxima para las terminales en puntos de venta o datáfonos sea de ¢12.500 mensuales, aunque en noviembre anterior había propuesto que fuera de ¢10.000. Actualmente, esta tarifa es de ¢20.000 por mes.

Las tarifas máximas de pagos de las operaciones transfronterizas queden como están actualmente, es decir, de 2,50% de tarifa máxima por adquirencia y 2% para la de intercambio.

La Asociación Bancaria catalogó la fijación de tarifas máximas como “ilegales” y que producirá exclusión financiera de personas y pequeñas empresas. Asimismo anunció que llevarán el caso a los Tribunales de Justicia, según una respuesta enviada a La Nación.

Además la organización subrayó que la tarifa establecida para las tarjetas usadas por turistas extranjeros produce pérdidas, por lo que los bancos tendrán que reducir el servicio, afirmaron.

“No toman en cuenta los costos de operación, inversión y reposición que tienen las entidades financieras y que requiere el sistema para operar eficientemente”, afirmó Mario Gómez, asesor legal de la ABC.

Gómez añadió que el Banco Central, en su decisión, no corrigió el conflicto de interés señalado en la acción de recusación planeada.

La ABC cuestionó que el estudio técnico, en el cual se fundamenta el ajuste tarifario, fue hecho por la División de Sistema de Pagos del BCCR, administrador del Sinpe, el cual compite directamente con los bancos.

“Una vez agotada la vía administrativa y siendo que el BCCR no atendió las observaciones realizadas por los diferentes sectores en la consulta pública, se ha decido llevar el caso a los Tribunales de Justicia”, dijo el vocero bancario.

El objetivo de la ABC en la vía judicial será corregir las falencias de la decisión del Banco Central, argumentaron.

Por su parte, Alonso Elizondo, director ejecutivo de la Cámara de Comercio, expresó que están satisfechos con las nuevas tarifas máximas de intercambio y adquirencia fijadas por el BCCR.

“Esperamos que en las futuras revisiones de estas comisiones, la tendencia se mantenga a la baja; este es un tema que la Cámara de Comercio ha trabajado a lo largo del tiempo, buscando siempre la mejora para los pequeños y medianos comercios del país”, dijo Elizondo.

La organización ha sido, en los últimos años, muy crítica de las comisiones cobradas por el uso de tarjetas a los comercios.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.