Óscar Rodríguez. 18 enero, 2017
La Comisión Nacional de Emergencias recibirá, durante este año, ¢6.160 millones de las utilidades generadas por la banca pública en el 2016. Estos recursos se destinan, por ley, a la atención de emergencias como los daños generados por el huracán Otto en el cantón de Upala. | JOHN DURAN
La Comisión Nacional de Emergencias recibirá, durante este año, ¢6.160 millones de las utilidades generadas por la banca pública en el 2016. Estos recursos se destinan, por ley, a la atención de emergencias como los daños generados por el huracán Otto en el cantón de Upala. | JOHN DURAN

Los bancos públicos repartirán entre instituciones estatales, durante este año, ¢72.164 millones de las utilidades generadas en el 2016.

Entidades como Infocoop, Conape, la Comisión de Emergencias, el IVM y fondos para pymes recibirán, en conjunto, el 53% de estos recursos, es decir, unos ¢38.223 millones.

Mientras que el Ministerio de Hacienda obtendrá el restante 47%, lo cual asciende a ¢33.941 millones por el pago del impuesto sobre la renta.

Así lo detallaron el Banco Nacional, el Banco de Costa Rica (BCR), el Banco Popular y Bancrédito en el reporte de cierre financiero, del año pasado, ante la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

Junto al pago de renta por la actividad lucrativa, la banca pública está obligada por ley a realizar contribuciones parafiscales, que son aportes anuales con destino específico.

Estos son el Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop), la Comisión Nacional de Préstamos para Educación (Conape), la Comisión Nacional de Emergencias y el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

Además, el Popular realiza una contribución especial al Fondo de Desarrollo de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Fodemipyme).

Dichos aportes son un porcentaje fijo de las utilidades de cada banco, por lo que si la ganancia bancaria crece, el aporte parafiscal también, explicó Mario Barrenechea, gerente general del BCR.

El pago de tributos y las contribuciones especiales de la banca pública creció 47% este año, pues de los de los ¢49.190 millones del 2015, pasó a los ¢72.164 millones en el 2016.

Ganancia de la banca pública
Ganancia de la banca pública

Juan Carlos Corrales, gerente del Banco Nacional, detalló que el alza de las ganancias de la entidad generó que gasto parafiscal y del impuestos sobre la renta sea de ¢24.364 millones, frente a los ¢18.139 millones del 2015.

Resultado. Tras el pago de tributos y contribuciones especiales, los bancos públicos obtuvieron una ganancia de ¢145.479 millones durante el año pasado.

Al comparar este resultado contra el del 2015, cuando la utilidad fue de ¢100.381 millones, hubo un alza del 45% en el beneficio de estas instituciones.

El resultado incluye la información del Nacional, BCR, Popular y Bancrédito.

Estos bancos capitalizan estas ganancias y, con esto, pueden mejorar su suficiencia patrimonial, que es el capital o patrimonio que respalda los activos ponderados por riesgo, como es el caso de los créditos.

Entre mayor sea la suficiencia patrimonial de los bancos, más crédito pueden otorgar.

De las cuatro entidades financieras, el BCR fue el que registró el mejor resultado con una utilidad de ¢53.520 millones el año pasado, es decir, 95% más comparado con el 2015.

Tras el BCR se ubicó el Nacional con una ganancia neta de ¢53.018 millones, es decir, un incremento del 44%.

En el caso del Popular, la ganancia de la entidad ascendió a ¢38.658 millones, o sea, un aumento del 12% comparado con el 2015.

Bancrédito fue el único de los bancos públicos que tuvo un retroceso el año pasado, comparado con el 2015.

La entidad generó una utilidad neta de ¢282 millones en el 2016, es decir, 81% menos frente a los ¢1.457 millones del 2015.