María Esther Abissi. 28 septiembre, 2018
Plan de inversión.
Plan de inversión.

Si tiene una pequeña o mediana empresa (pyme) y necesita solicitar un crédito, puede acortar tiempos con solo adelantar algunos de los requisitos que piden las entidades financieras, y le ayudará mucho tener clara toda la información necesaria para el trámite.

Por supuesto que cada entidad tiene diferentes requisitos en cuanto a otorgamiento de crédito, que varían dependiendo de si se trata de una pyme (entre uno y cinco empleados,) o una microempresa, así como el tiempo que tenga de operar, entre otros factores.

La Nación consultó a bancos y cooperativas de Costa Rica para conocer los requisitos y recomendaciones antes de solicitar un crédito.

Tener un plan definido

Las entidades financieras solicitan un plan de inversión antes de otorgar un crédito a una pequeña o mediana empresa. Este plan es básicamente la idea del proyecto, la forma en cómo se llevará a cabo y cómo se va a utilizar el crédito a lo largo del tiempo.

“La entidad entrevista al cliente para conocer en detalle el plan de inversión y visualizan cuál financiamiento de acuerdo con las necesidades de la empresa, sin afectar su flujo de caja”, explicó Francisco González, gerente de Pymes de Scotiabank.

Algunas entidades ofrecen asesoría sobre cómo elaborar un plan de inversión e identificar toda la información necesaria para el crédito.

Si es un negocio nuevo que aun no entra en operación, se puede pedir un estudio de factibilidad elaborado por un profesional.

"Lo importante es que la persona que está frente a la empresa tenga claro para qué necesita financiamiento, el monto que requiere y el impacto que esos recursos van a tener. Con cada cliente se analizan los ingresos y gastos de la empresa”, explicó Víctor Acosta, de BN Pymes.

Información contable y financiera

El banco o entidad que elija le solicitarán al sujeto de crédito toda la información contable y financiera de la empresa, incluso de varios periodos previos.

La información debe estar completa y detallada con notas, de ser así, logrará agilizar el proceso.

Además, debe tener en cuenta que todas obligaciones financieras y cargas sociales como impuestos, deben estar al día.

Elegir el instrumento correcto

En algunas ocasiones, el financiamiento no se trata únicamente de un crédito. Existen otras opciones disponibles en el mercado que se pueden adecuar mejor al ciclo de negocio de una pyme.

Si lo que necesita es realizar pagos a proveedores, es posible que el descuento de facturas sea una mejor opción que un crédito.

Según Rocío Aguilar, gerenta de Banca de Empresas de Banco Lafise, el descuento de facturas funciona como una línea de crédito por un plazo de 12 meses, que permite hacer pagos a proveedores calendarizados desde una cuenta de un banco hacia cualquier otra institución.

También puede optar por un préstamo a largo plazo para compra, remodelación o construcción de local, un crédito con garantía hipotecaria para consolidar deudas comerciales, líneas de crédito para capital de trabajo, crédito prendario para compra de vehículos de uso comercial, leasing, entre otros.

Lo mejor en este caso es que el empresario pida a su entidad financiera toda la gama de opciones que ofrecen y decida, tomando en cuenta plazos, tasas y comodidad.

Generalmente, los créditos para pymes vienen acompañados de algún tipo de garantía, prendaria o hipotecaria.

Esto puede retrasar el proceso porque debe contar con avales de garantía, peritaje, entre otros.

El plazo, monto y moneda adecuados

Dependiendo de las necesidades de la empresa, es recomendable que elija, no solo el instrumento adecuado, sino también el plazo, monto y la moneda.

Según Heiner González, jefe de Banca de Desarrollo Empresarial del Banco Popular, el cliente debe tener claro el plan de inversión de la empresa y también el monto que realmente necesita, ya que de eso dependerán los requisitos.

“En montos mayores a ¢65 millones, por regulación, las entidades deben solicitar información financiera adicional”, afirmó González.

Del monto y el plazo elegidos también dependerá la tasa de interés.

Es recomendable que la pyme asuma un crédito en la moneda en la que produce y obtiene ingresos, para evitar riesgos cambiarios o caer en impago.

Las entidades ofrecen plazos de seis meses a 15 años y las tasas, generalmente, están asociadas a tasa básica pasiva, cuando son créditos en colones y tasa Libor, en el caso de dólares.

Asegúrese de mantener buen historial crediticio

Ya que las pequeñas y medianas empresas suelen ser más riesgosas, los bancos y cooperativas suelen prestar especial atención al historial de crédito del cliente antes de otorgarle un préstamo.

Para esto, debe asegurarse que como cliente tenga todas sus obligaciones de crédito al día, incluyendo tarjetas de crédito, préstamos personales o de consumo, entre otros.