Marvin Barquero. 17 diciembre, 2016
El área sembrada de naranja se incrementó en un 608% entre 1984 y el 2014, según datos de los censos agrícolas de esos años. El desarrollo de este cultivo se centró en la zona norte de Costa Rica. | MAYELA LÓPEZ
El área sembrada de naranja se incrementó en un 608% entre 1984 y el 2014, según datos de los censos agrícolas de esos años. El desarrollo de este cultivo se centró en la zona norte de Costa Rica. | MAYELA LÓPEZ

Los cultivos de naranja, piña, palma aceitera, caña de azúcar y banano, ganaron gran cantidad de área según una comparación entre los censos agrícolas de 1984 y del 2014.

Esta evaluación especial de datos del Censo Nacional Agrícola (Cenagro) fue realizado por Sandra Vargas y Dennis Monge, dentro de un programa del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

De acuerdo con ese estudio, el área de piña aumentó 1.422%, al pasar de 2.474 hectáreas en 1984 a 37.660 hectáreas en el 2014.

Fuerte cambio en piña y naranja.
Fuerte cambio en piña y naranja.

En tanto, el área de palma creció 294%, la de banano un 60%, la de caña de azúcar un 37% y la de naranja un 608,9%.

El análisis de esos cinco cultivos y el café (cuya área, al contrario, bajó en ese periodo de 30 años) se presentó en el simposio “Una visión del sector agropecuario basada en el Cenagro 2014”, organizado por el INEC.

Diferencias. Esos productos son permanentes y ganaron terreno, según el análisis, a costa de reducciones importantes en los granos básicos: maíz, frijol, arroz y sorgo. Incluso, este último desapareció de la producción nacional.

Los investigadores encontraron que el maíz pasó de un área cosechada de 58.721 hectáreas en 1984, a 14.298 hectáreas en el censo del 2014. En el caso del frijol, la reducción fue de 40.671 hectáreas a 17.783 hectáreas en el periodo, mientras que en arroz se pasó de 86.439 hectáreas a 52.012 hectáreas.

Dos cultivos anuales (no permanentes) ganaron terreno en área cosechada en ese periodo. Se trata de la yuca, con ascenso de 4.213 a 12.090 hectáreas y el melón, que subió de 220 a 5.910 hectáreas en los 30 años.

Los crecimientos más notables se presentaron en los cultivos permanentes de piña y naranja, en los cuales se utilizaron, aparte de las tierras antes dedicadas a granos, muchas áreas de ganadería subutilizadas, según afirmaron representantes de esos dos sectores.

Carlos Odio, expresidente y fundador de Tico Frut, dijo que vinieron a Costa Rica a desarrollar la citricultura, pensando en que se llegaría a tener hasta 10.000 productores, pero esto no fue posible debido al ingreso de la enfermedad del HLB.

En tanto, Marcos Chaves, director de Investigación y Extensión en Caña de Azúcar (Dieca), comentó que el aumento de área se centra en las regiones de Guanacaste y San Carlos, donde se tomaron tierras de pasto, melón y granos básicos.

Abel Chaves, presidente de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (Canapep), recordó que el cultivo de esa fruta tuvo una revolución en Costa Rica con el desarrollo de variedades más dulces y atractivas que subieron la demanda.

Piña y naranja se extendieron sobre todo a la zona norte y el Caribe, mientras banano se concentra en cantones del Atlántico.