Marvin Barquero. 10 septiembre
Pese a que el área sembrada de café cayó un 4% en el 2018, ese producto es el que tiene más extensión en el país entre los culrivos anuales. Aquí una plantación en Sabanilla de Alajuela. Foto: John Durán
Pese a que el área sembrada de café cayó un 4% en el 2018, ese producto es el que tiene más extensión en el país entre los culrivos anuales. Aquí una plantación en Sabanilla de Alajuela. Foto: John Durán

El área cultivada de café en el país disminuyó un 4,3% el año pasado con respecto al 2017, mientras que la de palma aceitera cayó un 9%, según una comparación de los resultados de las dos últimos informes de la Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA).

Entre los tres productos con más extensión sembrada en Costa Rica, la caña de azúcar logró un repunte de área del 7,1%, al comparar el 2017 con el 2018 con los datos del mismo estudio, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Los resultados de la ENA para el 2018 fueron publicados por el INEC, este martes.

Para el año pasado, el café se constituyó en el cultivo permanente con más área cultivada, pues la ENA estimó un área total de 86.764 hectáreas. No obstante, la siembra total bajó con respecto a las 90.725 hectáreas detectadas en el 2017 en la misma encuesta.

Un mayor golpe se presenta al comparar la extensión sembrada de palma aceitera. En este caso se determinaron 84.068 hectáreas con este cultivo el año pasado, frente a las 92.456 hectáreas del 2017.

Café y palma fueron afectados en los últimos años por caídas en la demanda y en los precios internacionales, los cuales puede ser factores influyentes en la merma de las áreas

Al contrario y entre los tres cultivos con más área en Costa Rica, la cantidad de terrenos de caña de azúcar aumentó un 7,1% en el 2018 con respecto al año precedente. El área total pasó de 63.295 hectáreas a 67.790 hectáreas, de acuerdo con la encuesta.

El INEC destacó para el 2018 que el café, la palma aceitera, la caña de azúcar y el banano, son los cultivos que ocupan mayor cantidad de tierras en el país.

Señaló también que entre esos cuatro productos se utiliza un 87% del área destinada a los cultivos permanentes, es decir, cuyas plantas se mantienen durante varios años en producción.

De ciclo corto

Del lado de los cultivos anuales (la cosecha se realiza tras un ciclo menor a un año y la planta se desecha), la ENA del 2018 determinó que un 23,5% de la producción corresponde a hortalizas, como zanahoria, papa, tomate, cebolla y repollo.

La ENA confirmó, de nuevo, un fuerte impacto en el sector de granos básicos. El cultivo de arroz, por ejemplo, cayó de 45.095 hectáreas en el 2017 a 41.964 hectáreas en el 2018, mientras que el frijol bajó de 16.503 hectáreas a 11.109 hectáreas y el maíz disminuyó de 11.226 hectáreas a 8.778 hectáreas al comparar los dos años.

Los granos básicos son afectados por condiciones de mercado, entre ellos el precio, como por el clima con sequías e inundaciones.

La encuesta también analizó el cultivo forestal de dos especies: melina y teca. Estas se incluyeron porque son las de mayor influencia en Costa Rica. La ENA encontró que existen 13.316 hectáreas de melina y 23.564 hectáreas de teca.

En este caso, la encuesta no incluye el área utilizada para pastos, lo cuales son destinados a la ganadería, tanto de carne como de leche. Tampoco la cantidad de animales destinados a este tipo de producción.