Natasha Cambronero. 20 noviembre

El Partido Republicano Social Cristiano (PRSC) usó montajes fotográficos para cobrarle al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) al menos dos vallas publicitarias falsas que nunca se colocaron durante la pasada campaña electoral.

Con un programa de edición se modificaron las imágenes de dos “publitapias” reales, que estaban vacías frente a vías públicas, para colocarles encima publicidad del entonces candidato presidencial Rodolfo Hernández.

“Sí podemos combatir la corrupción y luchar contra la pobreza”, se lee en las supuestas pancartas, en donde aparece Hernández con el pulgar de la mano derecha levantado, en señal de aprobación.

En uno de los montajes incluso se puede ver el tendido eléctrico detrás de la valla, cuando en realidad se encuentra al frente, a más de un metro de distancia.

Además, un equipo de La Nación pudo constatar en los sitios, con entrevistas a vecinos y con uno de los dueños de los terrenos donde se ubica una de las vallas, que en esos lugares nunca hubo tal publicidad.

Por el contrario, los entrevistados coincidieron en que en esos espacios no han existido anuncios de ningún tipo.

Las fotografías alteradas forman parte de la liquidación de gastos que la agrupación entregó al TSE con el objetivo de que el dinero pagado sea reintegrado con fondos públicos.

En específico, por esas dos vallas, el Republicano presentó una factura por ¢9 millones a nombre de Carlos Solís Zamora, quien como número de contacto consignó el mismo teléfono fijo que aparece actualmente en las dos “publitapias” donde se hicieron los montajes. En ese número telefónico nadie contesta, pese a las múltiples llamadas de este medio.

Mientras, el contrato fue suscrito por el actual diputado republicano Dragos Dolanescu, quien también es presidente del partido.

Así fueron entregadas al TSE las fotografías de las dos vallas en Coronado y Guadalupe. Reproducción
Así fueron entregadas al TSE las fotografías de las dos vallas en Coronado y Guadalupe. Reproducción
Dueño niega colocación de valla

En el comprobante de pago se detalla que las supuestas vallas con publicidad de Hernández estuvieron instaladas por cuatro meses, desde octubre del 2017 hasta enero del 2018. No obstante, esa información dista de la versión que dieron los vecinos.

Por ejemplo, una de las vallas alteradas se ubica en Coronado, San José, unos 300 metros al oeste del mall Don Pancho, junto al puente sobre el río Ipís.

Allí, el dueño del terreno de la “publitapia”, Wilberth Fuentes Núñez, aseguró que ese espacio lo tiene alquilado a un estadounidense desde hace tres años y medio y que durante todo ese lapso de tiempo no ha existido ningún tipo de anuncio.

“Se lo juro por mi esposa y por mi madre que están bajo tierra, que son los seres que más he amado en la vida, aparte de Dios, que nunca estuvo esa valla ahí. Ahí nunca ha habido nada, eso lo tengo alquilado con un gringo, hay un contrato, me pagan por año y en dólares (...). Él no ha pautado nada ahí porque primero me tiene que pedir permiso a mí de lo que va a poner en publicidad, en el contrato está establecido así”, expresó Fuentes Núñez.

Vecinos de la zona, quienes prefirieron no ser identificados, dijeron a este medio no recordar que esa valla del doctor Hernández haya estado ahí, a pesar de que el contratista consignó que estuvo instalada por cuatro meses.

En la factura se especifica que por el servicio de producción de esa valla ficticia de 9,3 por 5 metros, se cobró ¢4,5 millones.


Cableado delata montaje

La segunda “publitapia” modificada se ubica en el barrio Betania, en Guadalupe, a unos 200 metros al norte del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi). En ese montaje se ve el tendido eléctrico detrás de la valla, cuando en realidad está al frente.

Además, si bien la estructura existe, dos vecinas dijeron que allí nunca se ha pautado algún tipo de anuncio.

Odilie, quien tiene 20 años de vivir en la casa contigua a la valla, afirmó que la misma se instaló este año, que no recuerda si fue antes o después de las elecciones del 4 de febrero y del 1°. de abril, pero fue categórica al decir que allí esa publicidad nunca existió.

“Este año la hicieron, hubo muchos contratiempos, ese anuncio que usted me enseña nunca estuvo ahí”, aseveró la vecina.

Con ella coincidió María Luisa, quien desde hace 11 años trabaja como doméstica en la otra vivienda con la que colinda la valla. Según dijo, la “publitapia” se colocó como un mecanismo para tapar un lote baldío, pero que nunca se ha utilizado.

El servicio de producción de esa valla también se cuantificó en ¢4,5 millones y se consignó que medía 12 por 6 metros.

(Audio) Dragos Dolanescu: ‘Yo no revisé eso, te voy a ser sincero, a lo mejor y sí fue un montaje’

‘Yo no revisé eso, te voy a ser sincero, a lo mejor y sí fue un montaje’

El presidente del partido, Dragos Dolanescu, dijo que nunca había visto esas imágenes, aunque calificó de “maravilloso” el trabajo realizado por Solís. Aseguró que quizás se trata de un error porque fueron “cientos” de imágenes las que él entregó. No obstante, en la liquidación solo constan 78 fotografías.

"Esas imágenes no sé, no las conocía, don Carlos Solís es un empresario que lo trae el jefe de campaña, Roberto Suñol, él hizo un trabajo maravilloso durante toda la campaña y entregó más de 1.000 vallas montadas dentro de la estructura metálica.

“(...) Yo no revisé eso (las fotografías aportadas al TSE), te voy a ser sincero, a lo mejor y sí fue un montaje, no le podría yo explicar, le mentiría”, dijo Dolanescu quien asegura que el Tribunal no encontrará nada anómalo en la liquidación.

“Yo estoy muy tranquilo, doña Mariana Fernández, que es nuestra tesorera, y los contadores hicieron un trabajo exhaustivo y lo que está pasando ahora es lo que pasa en cualquier partido, el proceso normal que hace el TSE de cotejar la información”, añadió.

Mientras, Carlos Solís insistió en que los trabajos que se consignaron sí se entregaron, aunque reconoció que quizás se pudo ir un montaje por error, pues fueron muchas las fotos que se enviaron.

“Tal vez se haya ido una (fotografía) que es un montaje, no descarto esa posibilidad (…). No puedo validar las novecientas y pico de impresiones que se hicieron”, dijo el proveedor (Ver entrevista anexa).

Factura de las dos vallas entregada al Tribunal. Reproducción
Factura de las dos vallas entregada al Tribunal. Reproducción
Proveedor cobró facturas por ¢121 millones; TSE investiga gastos

En términos generales, el proveedor Carlos Solís Zamora cobró cinco facturas por un total de ¢121 millones al Republicano Social Cristiano, todas por concepto de vallas publicitarias, incluyendo los ¢9 millones de las dos “publitapias” ficticias.

Los cinco comprobantes se emitieron el mismo día, el 1°. de febrero, y tienen numeración consecutiva, de la 100 a la 104. Ninguno viene firmado por el proveedor o algún personero del partido.

En la documentación sí consta el contrato original firmado por Solís y Dragos Dolanescu donde se establece que el proveedor ofrecerá “servicios terciarios en todo tipo de confección e instalación de materiales para comunicación exterior” y que el monto del acuerdo es de $210.000 (¢121 millones).

Los ¢121 millones se pagaron a Solís con bonos de cesión de la deuda política por lo que él no ha podido materializar el cobro, pues depende de que el TSE apruebe los gastos.

Por ejemplo, en una de las facturas cobró ¢57.500.000 por 839 “servicios por confección de estructura de tubo de 1,5 x 1, pintura anticorrosiva, costura de tornillos cada 20 cm en todo el perímetro”, es decir, ¢68.500 por cada una.

Carlos Solís aparece moroso ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), entidad a la que le adeuda ¢6,7 millones. Y ante el Ministerio de Hacienda, donde debe ¢25.000 por el impuesto de venta, allí consignó que se dedica al “asesoramiento empresarial y en materia de gestión”.

Bajo la mira del TSE. Los gastos por vallas presentados por el Republicano están siendo investigados por el tribunal electoral; no obstante, el jefe del Departamento de Financiamiento de Partidos Políticos, Rónald Chacón, dijo que no podía ahondar en detalles, pues las pesquisas son confidenciales.

"Se obtuvo información de terceros que generó la apertura de una investigación preliminar a efectos de corroborar o descartar la existencia de posibles irregularidades que pudieran infringir el régimen de financiamiento de los partidos políticos. En este contexto, han tenido lugar ejercicios de constatación sobre algunas cuentas de gastos, entre las que figura la correspondiente a vallas.

“Así las cosas, a la fecha se han realizado visitas de campo, además de entrevistas a personeros de ese partido político, con el propósito de determinar la congruencia entre la realidad documental presentada en la liquidación de gastos y la realidad material evidenciada a partir de estas diligencias”, expresó Chacón en un correo electrónico.

Carlos Solano: ‘Tal vez se haya ido una (fotografía) que es un montaje, no descarto esa posibilidad’

--Siéndole muy honesto, yo no veo por qué tenga que tener una entrevista, a quien debería entrevistar es al jefe de campaña, Roberto Suñol, él es quien tiene toda la documentación, tiene los contratos, las solicitudes que hicieron, no entiendo por qué a mí.

-Le pregunto porque en la información que usted presentó y el partido entregó al TSE aparecen las imágenes de dos vallas que parece que nunca se colocaron. Los vecinos dicen que esas vallas nunca estuvieron e incluso, el dueño de una de las vallas dijo que ahí nunca ha habido una valla del doctor Hernández como se consignó.

--¿En dónde?, perdón.

-En Betania y Coronado.

--Eso son publitapias, no vallas.

-El dueño de la publitapia dice que eso nunca estuvo ahí y los vecinos confirman esa versión, y lo mismo con la de Betania.

--Qué raro. En esa de Coronado tuvimos varios problemas de vandalismo, la tuvimos que hacer como tres veces y pasaba muy poco tiempo, le manchaban la cara rarísimo al doctor y entonces había que irla a quitar y volverla a poner, eso es lo que tengo yo conocido.

-Las imágenes parecen montajes, que se usó un programa de edición para colocar la publicidad del doctor Hernández.

--Qué raro, en realidad no sé… Bueno, los montajes se hacen siempre porque se le enseña al cliente cómo se vería, si la quiere a la par, si quieren dos mensajes, no sé, no sé si se habrá ido por error un montaje, son tantas fotos, de tantas vallas, en realidad cuando se hace la presentación ante ellos no sé si habrá quedado un montaje o lo que haya sido.

“Yo lo único que sé es que si hubiese algún error, se subsana, pero en realidad como le digo, todas esas cuestiones nosotros las colocamos, en algunos lados hubo mucho vandalismo”.

-Los vecinos dicen que no se colocaron e incluso el dueño de la valla en Coronado niega categóricamente que esa valla haya estado ahí.

--Qué raro, ese señor ni siquiera vive ahí, él permuta entre Guanacaste y creo que hasta tiene un problema de salud, yo no lo conozco personalmente, ese sitio lo tenemos alquilado desde hace mucho tiempo, en realidad no tengo idea, recuerde que mandamos a poner muchísimas vallas, entonces no tengo conocimiento en específico de todos los sitios.

"No podría yo decirle específicamente algo, simplemente yo recibo la información y si hubiese algún error, alguna cuestión así, puede ser que entre todo lo que se pidió, que como usted ve son cientos de imágenes (en la liquidación solo constan 78 fotografías) que se nos pidieron de la fabricación, de la tensada, del transporte, de la locación, de las cuadrillas, de todo, tal vez se haya ido una que es un montaje, no descarto esa posibilidad. O sea, no sé, como le digo, no podría yo referirme en específico porque la información se recaba, se acumulan todas las fotografías.

"Voy a buscar, la compañía nuestra se cambió de instalaciones, estábamos en Calle Blancos. Al 30 de setiembre, cerramos la operación que teníamos allá porque la contracción económica nos hizo realmente replantearnos el negocio y las dimensiones que tiene.

“Sí me gustaría buscar todo, ahí están esas lonas, están impresas, nosotros tenemos nuestros propios equipos para imprimir y hacer todas las cosas. Creo que de esas lonas, inclusive teníamos algunas donde están manchadas que tuvimos que cambiarlas varias veces”.

-A mí me gustaría ver la fotografía de la lona colocada en esos lugares.

--Yo creo que en este caso podríamos buscar la foto, pero no creo que sea como para satisfacerla a usted, me explico, yo quiero que mencionemos el tema, yo con mucho gusto…

-Es por un tema de transparencia…

--No tengo en específico la información, yo sí le puedo buscar si tenemos esas lonas, ¿cuál sentido tendría hacer una producción para no ponerla?

-Podría ser una lona que se colocó en otro lado y no necesariamente en esos lugares.

--Tiene las dimensiones que es, usted no puede colocar algo que no coincida en la estructura que va.

-¿Y por qué los vecinos niegan que esas lonas hayan estado en esos lugares?

--Es que no sé, no sé cuáles vecinos, los vecinos pueden decir lo que ellos quieran.

-Usted asegura que todas las vallas que aparecen en la liquidación se colocaron.

--Bueno, sí, así tiene que ser, es que están las imágenes, yo no puedo certificar las novecientas y pico de vallas que se pusieron, no puedo, es imposible para mí. Nosotros nos apoyábamos en hacer distribución, producción, pero muchas cosas de materiales, propiamente las dirigencias cantonales se encargaron, a nivel operativo, de ponerlas porque eran sitios donde ellos estaban.

"Nosotros apoyamos propiamente San José y las cabeceras de provincia y a última hora porque en realidad al final ellos no tenían el expertis para hacerlo, entonces los apoyamos y le cobramos.

“Yo no tengo ningún inconveniente, yo desconozco cuáles son las situaciones, no puedo validar las novecientas y pico de impresiones que se hicieron, que muchas se las dejó la dirigencia”.

-Pero en todas aparece usted cobrando.

--Nosotros lo que hicimos en una parte fue la distribución a todos los sitios y otro rubro por la colocación.

-En estos dos casos que le estoy comentando son por todos los servicios de producción y se dice que las vallas estuvieron cuatro meses colocadas en esos sitios.

--No sé señorita, se colocaron muchísimas vallas, no tengo ningún inconveniente con eso.