Salud

Personas con esquema completo contra covid-19 tienen 10 veces menos probabilidades de hospitalizarse y morir

Centro de Control de Enfermedades de EE. UU. comparó casos, internamientos y fallecimientos en 615.000 habitantes en 13 estados. Vacunas mantuvieron efectividad aun con variante delta

Las personas con esquema completo de vacunación tienen cinco veces menores probabilidades de enfermar de covid-19, 10 veces menos riesgo de hospitalizarse y 11 veces menos riesgo de morir en comparación con quienes no se han inoculado contra este mal.

Estas son la conclusiones de un reporte del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) difundido la tarde de este viernes.

“Las vacunas siguen proveyendo protección fuerte contra la mayoría de las personas contra hospitalización y muerte, incluso con el surgimiento y diseminación de la variante delta”, dijo en conferencia de prensa Rochelle Walensky, directora del CDC.

“En resumen: tenemos las herramientas para bajar la carga de esta pandemia”, agregó.

Este análisis tomó las tres vacunas utilizadas en Estados Unidos: la de Pfizer, la de Moderna y la de Johnson & Johnson. En nuestro país el primer fármaco es el más utilizado para inocular a la población.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos analizaron los expedientes de 615.454 personas de 13 estados que habían enfermado entre abril y julio de 2021, fechas en las que la variante delta estaba presente. Para el final del período de análisis, delta ya constituía el 90% de las infecciones.

Durante este período se hospitalizaron 37.948 infectados (el 6,17% de los casos) y fallecieron 6.748 (el 1,1%).

Cuando los científicos separaron los casos entre vacunados con el esquema completo y los no vacunados o con esquema incompleto vieron estos números.

En quienes no habían completado su esquema, los infectados fueron 569.142 (el 92,48% del total de pacientes incluidos en el estudio), 34.972 hospitalizados (el 92,17% de los casos) y fallecieron 6.132 (el 90,87%).

En quienes sí lo completaron había 46.312 infecciones (el 7,52% del total), 2.976 internamientos (el 7,83%) y 616 muertes (9,13%).

Cuando vieron las probabilidades de enfermar, hospitalizarse y morir entre personas con inmunización completa y quienes no la tenían, el riesgo de enfermar era 4,6 veces menor en quienes tenían su esquema completo.

Además, las probabilidades de internamiento eran 10,4 veces más bajas en los vacunados, y las de morir eran 11,3 veces menores.

El rol de la variante delta

La variante delta sí pudo tener influencia para que la vacuna aumentara casos. En abril, la protección para quienes tenían vacunación completa era 11,1 veces mayor que para los no vacunados o con esquema incompleto. En julio la protección ya era 4,6 veces mayor.

No obstante, esta baja en la efectividad no se vio para hospitalizaciones o fallecimientos.

“A partir del 20 de julio, con una mayor predominancia de la variante delta, los casos, hospitalizaciones y muertes de personas que no estaban vacunadas por completo subían semanalmente. Entre las personas con esquema completo los casos sí aumentaron, pero las proporciones de hospitalizaciones y muertes permanecieron sin cambios mayores”, cita el reporte.

En este tiempo la protección contra hospitalización y muerte sí bajó, pero no de forma dramática, a criterio de los especialistas, la protección contra hospitalización pasó de 13,3 veces menor riesgo en comparación con los no vacunados a 10,4 y de 16,6 mayor protección contra fallecimientos a 10,4.

Adultos mayores con menor protección

Cuando se comparó por edades, los internamientos y muertes eran más frecuentes en los adultos mayores.

Esto es consistente con lo visto en otro estudio del CDC también difundido este jueves. En general, la vacunación completa protegió de llegar al hospital en un 86,8%. Sin embargo, cuando se observó por edades, la protección era de un 95% para quienes tenían entre 18 y 64 años, pero estaba en 76% para quienes tenían 65 años o más.

En un tercer estudio, se exploraron 32.687 internamientos en 187 centros hospitalarios y también se vio una protección menor para las personas mayores de 75 años, de un 82% en comparación con un 90% en los más jóvenes.

Sin embargo, tanto los investigadores de estos estudios como las autoridades del CDC indican que sigue siendo una alta protección para estas personas, que por el envejecimiento de su sistema inmunitario podrían reaccionar de forma menos robusta a las bondades de las vacunas.

Algunos países, incluyendo Costa Rica, consideran poner una dosis adicional a los adultos mayores.

Comparación entre vacunas

Uno de los estudios también llevó a cabo una comparación de efectividad entre las tres vacunas. En ellos la eficacia de la vacuna de Moderna fue de un 95% para proteger de internamientos, la de Pfizer & BioNTech fue de un 80% y la de Johnson & Johnson de un 60%

El reporte no indica las razones por las cuales la vacuna de Moderna es más eficaz. Este producto no se administra en Costa Rica.

El periódico estadounidense The Washington Post da unas posibles ideas. Una de ellas es que la dosis de ARN mensajero (base para el funcionamiento de los biológicos de Pfizer y de Moderna) es tres veces mayor en el producto de Moderna que en el de Pfizer.

Otra posible razón es que el intervalo entre dosis es mayor en el de Moderna (cuatro semanas entre dosis, versus tres en Pfizer) el tener períodos entre dosis mayores en ocasiones aumenta la generación de anticuerpos.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.