Salud

9 de cada 10 pacientes graves por covid-19 no tenían esquema de vacunación completo

Análisis fue realizado el 14 de setiembre con base en 1.312 internados; de los hospitalizadas que tienen las dos dosis, el 75 % no requirió cuidados intensivos

La gran mayoría de los pacientes graves por covid-19 que están en unidades de cuidados intensivos (UCI), no tenían el esquema de vacunación completo. Esta es la situación del 88,3% de los hospitalizados en esas condiciones, según informó la mañana de este martes la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Los datos muestran que, entre quienes estaban internados en UCI, el 69,2% no había recibido ni una de las dos dosis contra la enfermedad, el 17,5% tenía una sola y el 1,6% tenían menos de 15 días de haber recibido su vacuna; es decir, sus organismos se encontraban en proceso de desarrollar las defensas contra la covid-19.

El análisis se hizo con base en los pacientes hospitalizados el 14 de setiembre pasado e incluyó una población de 1.312 personas, de las cuales 821 se encontraban internadas en salón y 491 en UCI. De estas últimas, solo el 11,6 % tenían el esquema de vacunación completo.

La CCSS aseguró que, a partir de la próxima semana, todos los jueves se presentarán datos semanales de cuántos pacientes se encuentran internados tanto en salón como en UCI según su estatus de vacunación.

Susana López Delgado, jefa de la subárea de Análisis Estadístico de la Caja, definió que esta era una fotografía de solo un día, pero que ya da una idea de lo que sucede. Ella enfatizó en que los datos demuestran que contar con el esquema de vacunación completo constituye un elemento efectivo para disminuir la posibilidad de internamiento en una UCI.

Del total de pacientes, 277 tenían esquema completo, 224 habían recibido una dosis y 811 no se habían inoculado del todo.

Para el análisis se consideró que un esquema completo lo componen las personas con dos semanas o más de haber recibido su segunda vacuna, porque es el tiempo que el organismo necesita para levantar protección contra el virus. Por su parte, el esquema incompleto lo componían personas recibieron su primera dosis hacía 15 días o más y las personas que llevaban menos de dos semanas de tener su segunda dosis.

“Esta definición de dos semanas es porque es lo que es lo que el cuerpo toma en alcanzar mayor protección. Dos semanas después de la primera dosis se tendrá cerca de un 30%, dos semanas después de la segunda será cerca de un 90%”, señaló Roy Wong, epidemiólogo de la CCSS.

Entre aquellos que contaban con las dos inyecciones de esquema, el 75 % no requirió de unidades de cuidados intensivos, al corte de la información. No tener el esquema completo, por su parte, sí aumentó las posibilidades de llegar a una UCI. El 50% de quienes tenían solo una dosis requirió UCI, así como el 51% de quienes no se habían inoculado del todo.

Si se observa por edades, los que no estaban vacunados y llegaron a UCI tenían entre 30 y 70 años, mientras que los que habían recibido el esquema completo estaban entre los 60 y 70.

“Quienes requirieron UCI y tenían esquema completo, ya eran adultos mayores. Las personas que no tenían la vacuna sí mostraban edades más jóvenes”, expresó López.

¿A qué se debe? Wong comenta que en los adultos mayores se da un fenómeno con su sistema inmunitario. “Los adultos mayores, al vacunarse, no elevan la misma cantidad de anticuerpos que las personas jóvenes”.

Este análisis no tomó en cuenta factores en riesgo de los hospitalizados, pero López asegura que es un factor que se explorará para los futuros análisis.

Impacto en internamientos en salón

La vacuna también bajó el riesgo de llegar a requerir una cama de salón o de cuidado leve o moderado. De acuerdo con el análisis de la CCSS, el 57,4% no había recibido ninguna de las inyecciones, el 13,9% poseía un esquema de vacunación incompleto, y el 1,9% tenía menos de 15 días de haber completado su esquema de inmunización.

El 26,8% de los internados en salón ya había completado su esquema de vacunación.

En cuanto a las edades, los no vacunados tenían entre 30 y 70 años y los vacunados con esquema completo entre 60 y 80.

Aunque no se dieron datos de las vacunas que habían recibido estas personas, la institución recordó que las que se aplican en nuestro país, tanto la producida por la farmacéutica Pfizer como la desarrollada por AstraZeneca, han demostrado su eficacia para disminuir el riesgo sufrir complicaciones severas y de morir.

Leandra Abarca, coordinadora del sistema ampliado de inmunizaciones de la CCSS, señaló que, con la aparición de la variante delta, que es mucho más contagiosa en comparación con las que circulaban cuando la vacuna se probó en ensayos clínicos, la efectividad de las vacunas para causar enfermedad leve bajó. La efectividad también bajó ligeramente para las complicaciones. Sin embargo, sigue siendo una herramienta trascendental contra el virus.

Wong complementa: “la efectividad se reduce de un 95% a un 88%, aproximadamente, esto quiere decir que no en todas las personas se tendrá la cobertura máxima y podrían enfermar. ¿Qué significa estar vacunado? No significa ser invencible ni estar sin riesgo del todo, pero sí se minimizan las posibilidades de complicación”.

Menos vacunación en hombres y en residentes de tres provincias

Si se observa el comportamiento por sexo, la mayor proporción de casos se da en los hombres, pues de la población analizada que se encontraba en salón covid había 272, mientras que mujeres sin vacunar eran 199. En cuidados intensivos, 212 hombres y 128 mujeres no se habían vacunado al momento de su internamiento.

En cuanto a su lugar de residencia, de los 811 pacientes no vacunados dos de cada tres (el 65,7%) provenían de las provincias de San José, Alajuela y Puntarenas.

Si se toman en cuenta todos los hospitalizados, independientemente de su estatus de vacunación, el 28,7% son de la provincia de San José, el 27% de Alajuela, y un 10% de Puntarenas. Cantones como el Central de San José, San Carlos y el Central de Puntarenas figuran como los principales en cada una de estas provincias.

Un tercio del país tiene esquema completo

Los datos más recientes de la campaña de inmunización, con corte al lunes 20 de setiembre, señalan que seis de cada diez costarricenses (63,42%) ya tienen al menos una dosis de la vacuna contra la covid-19 y uno de cada tres (38,81%) ya completó su esquema.

Para ese momento se contabilizaban 3.274.461 habitantes con al menos una dosis, de los cuales 2.003.946 tienen su esquema completo. Desde el 24 de diciembre de 2020 hasta el 20 de setiembre de 2021 se han administrado 5.278.407 vacunas.

Quienes tienen 58 años o más muestran mayor cobertura, pues el 93% de la población estimada para esta edad, 755.348 personas, tienen al menos la primera dosis y el 91%, las dos. El grupo con menor cobertura es el de 12 a 19, donde el 54,67% ya comenzó su esquema y el 12,8% ya lo terminó.

Los especialistas recuerdan que la vacuna es una herramienta contra la pandemia, que no excluye el lavado de manos y el uso de mascarilla en sitios cerrados o donde no es posible guardar distancias.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.