Irene Rodríguez. 15 octubre
El remdesivir es uno de los medicamentos experimentales que no mostró mayor efecto contra covid-19. Este fármaco intravenoso fue originalmente pensado para ébola. Fotografía: Gilead Sciences
El remdesivir es uno de los medicamentos experimentales que no mostró mayor efecto contra covid-19. Este fármaco intravenoso fue originalmente pensado para ébola. Fotografía: Gilead Sciences

Cuatro opciones terapéuticas que se mostraban como prometedoras para tratar los casos más graves de covid-19 mostaron “poco o ningún beneficio” para reducirla mortalidad a 28 días plazo.

Así lo señalan los resultados intermedios del ensayo clínico SOLIDARITY, que fueron difundidos la tarde de este viernes. Estas conclusiones están a nivel de manuscrito o preprint en el portal MedRxiv, y aún no han sido publicados en una revista científica.

“Ninguna de las opciones redujo definitivamente la mortalidad, ni en pacientes con ventilación ni sin ventilación asistida, tampoco redujo las posibilidades de requerir un respirador ni la duración del hospital. Aparentemente tienen poco o ningún efecto para reducir la mortalidad, el tiempo de internamiento o el requerimiento de ventilación asistida”, cita el documento.

En un comunicado de prensa, los coordinadores del estudio señalaron que “ahora se considera evaluar nuevas drogas antivirales, inmunomoduladores (medicamentos que potencian el sistema inmune), y anticuerpos monoclonales (moléculas producidas por el sistema inmunitario que ya se utilizan para tratar el cáncer)”.

El estudio

Este ensayo clínico, coordinado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se realizó en 405 hospitales de 130 países y contó con la participación de 11.266 adultos hospitalizados con covid-19.

A 2.750 de ellos se les suministró Remdesivir, un fármaco que originalmente se utilizaba para el tratamiento de ébola. Se administra por vía intravenosa. Actúa inhibiendo una enzima del virus indispensable para su multiplicación.

Este fármaco fue parte del tratamiento del presidente estadounidense Donald Trump cuando salió positivo por covid-19.

A 954 se les dio hidroxicloroquina, una tableta que se usa para la prevención y el tratamiento de los ataques agudos de malaria y contra el lupus.

Este medicamento se utilizó en Costa Rica para tratar los casos leves (de manejo en casa) de covid-19 al inicio de la pandemia.

Por su parte, 1.411 recibieron lopinavir, un antirretroviral comúnmente utilizado para controlar infecciones por VIH.

Además, 651 tuvieron una combinación de lopinavir con interferón, sustancia producida por células del sistema inmunitario que podría bloquear la acción del virus.

Otras 1.412 recibieron solamente interferón.

Y, finalmente, 4.088 no utilizaron ninguna de estas opciones y fungieron como controles.

Se reportaron 1.253 muertes. Al medir la letalidad a 29 días, esta fue del 12% (39% en el grupo de quienes ya recibían ventilación).

Para los investigadores esto muestra que, aun cuando los resultados no son alentadores, se demuestra que pueden hacerse grandes ensayos internacionales, incluso durante una pandemia, y que estos pueden ayudar a resolver grandes preguntas relacionadas con cuáles tratamientos utilizar.